Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Desde un córner   -   Sección:  

España y el día de la marmota

Antonio Pérez Gómez
Antonio Pérez Gómez
viernes, 20 de noviembre de 2009, 09:12 h (CET)
Me propongo unir el maravilloso juego de España con aquella película protagonizada por Bill Murray en original y efectista metáfora para intentar explicarles algo que me preocupa desde hace un tiempo, algo que ya está surgiendo en nuestro país de cara al próximo mundial de fútbol del próximo año, el de Sudáfrica 2010.

Les invito a que hagan un pequeño ejercicio de reflexión y memoria e intenten recordar el ambiente y las expectativas que se ha generado desde siempre, primero en la prensa deportiva y más tarde en la afición española en general, en el sentido de que España puede ganar el Mundial. Indefectiblemente, siempre éramos candidatos “a lo mejor”. Pero cuando el plantel, la trayectoria de clasificación o el incompetente seleccionador nos hacía colegir que no lo éramos, la cosa era aún peor. Porque entonces se trataba del año del “ahora sí”, de “la campanada”, el año del “equipo tapado” y todos aquellos lugares comunes. Si en ocasiones llegábamos fuertes a la cita mundialista, era el año del “ahora sí que sí” y del “Otros año se han echado las campanadas al vuelo sin fuste alguno, pero este año de verdad que sí que podemos”. Todos los años igual. Mundial tras mundial, jugásemos como jugásemos. Tuviéramos a buenos seleccionadores o al mismísimo Vicente Miera, siempre empezábamos como una tímida ilusión y acabada la liga, la gente, calentada a la lumbre de los medios de comunicación escritos, terminaba creyendo que habías grandes posibilidades de conseguirse el Mundial de fútbol. Claro, con estas expectativas, cuando se fracasaba en un Mundial (y siempre se ha hecho) al caer con suerte en cuartos y, si no, directamente en la fase de grupos, no es que el personal se decepcione, es que directamente la afición se muere y hay que reinventarla de cara a la siguiente cita. Y así siempre. Mundial tras mundial. El día de la marmota.

Además, recuerdo que nos indignábamos cuando alguien nos ponía en nuestro sitio. Les conmino a que rememoren el mosqueo del personal, mosqueo de carácter casi judaico en algunos sanedrines deportivos cuyos fariseos se rasgaban las vestiduras escandalizados, cada vez que Pelé, fiel a cada cita cuatrianual con el oráculo, nos dejaba fuera de las quinielas mundialistas. Lo cierto es que el “chavalico” brasileño lo hacía de forma explícita, no sobreentendida, y que nunca intentó hacer guiño alguno a la afición de la Roja. No sólo decía sus 3 ó 4 candidatas para el título, entre las que jamás estuvo España, sino que luego siempre añadía (no sé si preguntado por algún periodista español, que ya es cachondo preguntarlo, o motu proprio): “No, a España no la veo favorita”.

Bien, pues todo ello ha cambiado radicalmente. El juego de España no es sólo una esperanza para poder llegar hasta lo más alto, sino que posiblemente estemos haciendo méritos para ser una de la selecciones de la historia que mejor juego hayan practicado jamás. Increíble, de la Furia de Amberes, del “A mi, Sabino, que los arroyo” al maravilloso tiki-taka, recientemente recondecorado en Viena, como lo fue en su día la perfecta música Mozart.

Bien, pues ¿cuál creen ustedes que está siendo la actitud de la prensa deportiva española? Lo lógico sería irse al extremo contrario del que viene. Si cuando no éramos más que una selección normalita, eso sí, con unos aficionados coloristas y folklóricos en las gradas, nos postulábamos como la eterna esperanza blanca, quizás ahora, con el fútbol que se está exhibiendo, se debería tender a la mesura y la prudencia. Igual sería lógico pensar que se van a aprender de errores pasados o incluso recordar la euforia que nos estalló en la cara en la Confe Cup hace pocos meses. No. Lejos, tradicionalmente, de toda mesura y sensatez, y aún de memoria, la prensa y la publicidad en España ya están “calentando motores” de cara al Mundial. Ya somos favoritos.
Ya lo hemos ganado.
Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris