Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Cristianismo originario  

El mundo mágico de los niños

Francisco Alberca
Vida Universal
viernes, 20 de noviembre de 2009, 09:05 h (CET)
De pequeños nos gustaba jugar fuera de casa, nos distraíamos con la arena, las mariposas, las mariquitas y las piedras. Un mundo mágico que nos envolvía y captaba nuestros sentidos abiertos al mundo. Pocos habíamos escuchado hablar de seres de la naturaleza o ángeles guardianes, sin embargo, nos sentíamos protegidos y albergados en ese mundo que nos envolvía.

Hace pocos años cayó en mis manos un libro «Liobaní: Yo cuento. Y tú, ¿me escuchas?» con unas palabras que según parece procedían de un ángel que hablaba a los niños de esta Tierra. Sus palabras las encuentro muy valiosas, no sólo para el desarrollo emocional y posteriormente espiritual de los niños, sino también para padres y educadores que deseen transmitir a los pequeños unos valores éticos más elevados. El ángel del que hablamos se dirigía así a los niños : «Querido niño, el espíritu protector no se aparta de tu lado. Él se esfuerza por servirte y ayudarte, para que te conviertas en un habitante útil de esta Tierra, que ame a los hombres, animales, plantas y piedras, todo lo que la Tierra lleva de vida».

En la Declaración de los derechos del Niño, aprobada en 1959 por la Asamblea General de la ONU, podemos leer algo parecido bajo el principio séptimo : «Al niño se le dará una educación que favorezca su sentido de responsabilidad moral y social, y llegar a ser un miembro util de la sociedad». El espíritu altruista de esta declaración coincide aquí con aquellas palabras del ángel, que más adelante continuará diciendo: «Tu ángel guardián ha sido puesto a tu lado por Dios, tu Padre. Él desea que hagas que tu alma luminosa se vuelva aún más luminosa y que la fuerza de tu alma fluya al mundo».

¿Qué gran alivio para un padre terrenal saber que nuestros hijos tienen un ángel protector? Y qué alegría saber por extraño que parezca que existen testimonios escritos actuales de un ángel espiritual, llamado en este caso Liobaní, que cuenta y aclara a niños, adolescentes y jóvenes cómo crecer y avanzar en este mundo de una forma más positiva, abierta y alegre.

Si como adultos no nos olvidaramos de esa realidad espiritual, que nos sigue acompañando de por vida, tal vez sería mucho más fácil afrontar los días, envueltos de una fuerza espiritual diferente, la seguridad interna que nos enseñan los niños por esa unidad natural con su entorno.

Noticias relacionadas

La Orden del Mérito Civil, recompensa para los embajadores

Se concede por la relevancia de los servicios civiles prestados al Estado español

Santa Bárbara

Todo el mundo se acuerda de Santa Bárbara cuando truena

Desconfianzas y absurdos

La pobreza extrema crece en muchas partes del mundo

¿Juzgamos la rebelión catalana o la unidad de España?

“Seremos tan fuertes como unidos estemos y tan débiles como lo divididos que estemos” J.K. Rowling

La Gloria de Nanawa, ochenta y seis años después

Hace ochenta y seis años, un soldado de nombre e historia prohibida cambió el curso de la última guerra sudamericana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris