Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

Qué mal les ha sentado

Pascual Mogica
Pascual Mogica
viernes, 20 de noviembre de 2009, 09:02 h (CET)
Que mal les ha sentado a los del PP la liberación de los 36 tripulantes del “Alakrana”, por lo visto sus previsiones de puesta en libertad iban mucho más allá de los 47 días transcurridos desde su secuestro, sin que sea descartable la posibilidad de que en el fondo desearan que el “Alakrana” fuera liberado al asalto y que hubiera pasado de todo, con la cual había carnaza para poder ir tirando de lengua un largo tiempo.

Pero mira por donde no ha sido así y claro no han tenido más remedio que utilizar frases como la de Rajoy: “Han actuado mal, antes, durante y después del secuestro”. Para aclarar lo que se ha hecho malo, Rajoy ha puntualizado que por no dejar que subieran militares a los barcos. Esto lo prohíben las leyes españolas. También porque ha atendido mal a las familias. Eso no es cierto. Y la tercera recuerda a aquella estrofa de esa canción que dice “la envidia te corroe”, Rajoy dice que tras la liberación el Gobierno salió a presumir y a ponerse medallas. Lo que hace la envidia, primero quiso estar en la oposición para criticar y luego hubiera querido estar en el Gobierno para presumir. Ya sabemos que Rajoy es de los que van de invitados a una boda y quiere ser el invitado, el novio y el cura. Todos hemos visto como Zapatero ha dado las gracias a todos los que han participado en la gestión, que han sido muchos, y le ha dado las gracias al propio Rajoy. Pero este Rajoy es un ingrato. Zapatero salió después de ser liberado el barco y su tripulación porque era su obligación y para tranquilizar a los familiares. Lo va a tener muy difícil Rajoy porque el Gobierno ha actuado con temple con eficacia y con sentido común. Aquí no se trataba de ir al rescate utilizando la fuerza, como algunos exaltados pretendían porque eso hubiera sido fatal, si no que se trataba de establecer los contactos adecuados para que las negociaciones para conseguir la puesta en libertad de los tripulantes del “Alakrana” fuera, como ha sido, una realidad.

Salvo contadas y honrosas excepciones el Gobierno y las distintas instituciones que de él dependen han trabajado prácticamente en solitario hasta llevar a buen fin el objetivo que se pretendía: La liberación de los secuestrados. Pero he visto, y ello me ha causado una cierta amargura el comprobar cómo por parte de los familiares de los secuestrados no ha habido la más leve mención de reconocimiento hacia la labor desarrollada por el Gobierno. Al menos no lo he visto en alguna esas esposas que fueron extremadamente duras con el Ejecutivo. Creo que alguna de ellas debería pedir disculpas porque no fue el Gobierno quien la “cagó”, no, el que la “cagó” fue el que ordenó que el barco fuera a faenar fuera de la zona protegida. Ese es el que la “cagó” y al que hay que llamar a capítulo. No sé si a la hora de publicarse este artículo los tripulantes habrán declarado en la Audiencia Nacional, pero creo que a los magistrados no se les debería olvidar preguntarle quien fue el que ordenó que el barco saliera de la zona de seguridad que fue lo que realmente puso en peligro la libertad y la vida de sus tripulantes. De todos modos me llama poderosamente la atención el hecho de que ningún familiar haya mencionado a quien ordenó o pudo ordenar tal maniobra y le haya pedido responsabilidades. Resulta, al menos para mí, bastante extraño. Cuando en cualquier tipo de trabajo hay problemas de falta de seguridad y por tanto exista riesgo para los trabajadores y ocurre cualquier desgracia, todos los implicados, familiares incluidos, protestan y se quejan de ello, ante quien debió procurar que esas medidas existieran.

Cuando desde el PP se aludía a la “torpeza” que había supuesto traer a los dos piratas apresados a España. Como se ha podido comprobar estos dos presos no han sido un factor determinante a la hora de liberar al barco y a sus tripulantes. Ha ocurrido lo que muchos pensábamos, que no era otra cosa que cuando los demás piratas recibieran el dinero se olvidarían de ellos. Como así ha sido. No ha sido el Gobierno quien creó el problema, pero si ha sido el que ha tenido que tragarse el marrón. La lamentable es que muchos no han tenido en cuenta lo tremendamente complicado que resulta un tema de estas características y que naciones más poderosas que la nuestra han tenido que pagar rescates a los piratas somalíes.

En fin, señores del PP, otra vez será, espero que no. Pero tengan ustedes en cuenta que se les hará muy largo su camino a La Moncloa si quieren llegar a ella a través de la mentira de la confusión y de la bronca. Les advierto, no debería hacerlo, que ese no es el camino. Los españoles esperan otra cosa de ustedes si es que es verdad que ustedes representan una alternativa de Gobierno, que lo dudo y mucho.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris