Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La linterna de diógenes   -   Sección:   Opinión

Ya tenemos himno

Luis del Palacio
Luis del Palacio
martes, 17 de noviembre de 2009, 05:21 h (CET)
El gran compositor español César Cadaval no nos ha dejado su testamento musical (porque todavía es joven) pero sí una prueba más de su talento en forma de perla cultivada entre las líneas del pentagrama con ritmo de sevillanas. De su inspiración preclara ha salido Furia Roja, himno con el que la Selección Española de Fútbol tratará de salir airosa al campo cada vez que tenga que defender nuestros colores ante cualquier país de allende los mares o de los que quedan al norte de los Pirineos, que es donde muchos piensan que empieza Europa. Tanto la letra como la música nos hablan de lo difícil del parto; es decir, de la parida.

El rasgar de las guitarras y el tacataca de las castañuelas nos sumergen durante poco más de dos minutos en el universo de Omaita y la Antonia: dos mujeres gordas y gritonas cuya vida discurre entre el patio y la corrala, el ir a la plaza (mercado), hacer la colada y tenderla entre los tiestos con geranios, asistir a la Macarena de Triana y poner verdes a las vecinas. Todo “como muy español”, pues así se nos considera y al paso que llevamos se nos seguirá considerando fuera de nuestras fronteras (podría decir “la piel de toro”, para no apartarme del manual de estilo omaita) Furia Roja no es el título de una película del oeste, sino lo que quintaesencia “ezo tan egpañó” que nos hace tan populares y sandungueros y nos retrata tan bien: la Andalucía de los Quintero (no la de Jesús, sino la de los hermanos Joaquín y Serafín) Una Andalucía que, además, nunca existió.

Si no fuese porque no se ajusta a los cánones de lo políticamente conveniente, diría que el himno de la Selección Española de Fútbol es simplemente una mariconada. Una sarta de estereotipos andaluces que pretende representar a eso que los políticos llaman “el conjunto de España”. Y todo por no poner, con letra o sin ella, el Himno Nacional.

Es como si la selección gala hubiera decidido sustituir la Marsellesa, himno combativo donde los haya, por una cancioncilla de verano de Georgie Dann, para que así no se ofendan los separatistas corsos o los monárquicos franceses. Además de la pobreza de ideas habitual, a Cadaval y a su socio (un tal José Manuel Soto, que además lo “canta”) se les ha colado algo que a los de la memoria histórica les habrá producido sarpullido; me refiero a lo de “banderas al viento”, un calco de uno de los versos del himno “Montañas nevadas”, compuesto en 1945 por Enrique Franco con letra de Pilar García Noreña e incluido en el Cancionero Falangista (un dato curioso es que Enrique Franco Manera, fallecido este año, fue crítico musical del diario El País desde su fundación y cuñado del filósofo Julián Marías. ¡Cosas veredes!)

Para mí que ese himno tiene gafe y no sobrevivirá; y cuando la selección, amilanada por la meliflua musiquilla, pierda sucesivos partidos, habrá que replantearse su sustitución. Yo sugiero El grito de Tarzán, que dura cinco segundos, produce ardor guerrero (y no de estómago) y hará engrosar las arcas de Ángeles Durán, una avispada viguesa que lo ha registrado hace pocos meses en el Registro de la Propiedad Intelectual.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris