Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Opiniones de un paisano  

El desayuno del funcionario

Mario López
Mario López
martes, 17 de noviembre de 2009, 05:18 h (CET)
Hay misterios tan inescrutables como la naturaleza única y trina del ente divino. Por ejemplo, el tiempo que tarda un funcionario en desayunar. En las dependencias del Servicio Regional de Empleo de Madrid, en Via Lusitana, dar con el funcionario en su oficina es pura lotería; casi nunca toca. Que si la segunda o la tercera planta. Nadie conoce su lugar de trabajo. Pero cuando se cruzan con él, todos le saludan con auténtica efusión.

¿Cuál es el secreto? Pues muy sencillo: se conocen del bar. Así que yo, cuando voy a ver a algún funcionario del SRE, me dirijo directamente al bar. Y, claro, como le has conocido en el bar, la relación con el funcionario es, pues eso, de bar. O sea, que a la segunda visita que le haces ya eres colega suyo y como tal te trata. El otro día fui a ver a uno de esos funcionarios al bar. Y, con la mayor naturalidad del mundo, me dijo: “vete yendo p’allá que ahora mismito subo, en cuanto me acabe el pincho”. Pues nada, subí p’alla y me encontré en el interior de un despacho limpio como la patena, impoluto. Una de sus paredes era todo un ventanal que mostraba la sky line del barrio de Pan Bendito. El único mobiliario que tenía el despacho era una apetitosa tumbona de cuero negro colocada detrás de una mesa de escritorio con ordenador. El ordenador estaba encendido así que, como no tenía nada mejor que hacer, le eché un vistazo y, ¿adivinan que vieron mis ojos?: un solitario de cartas a medio hacer. Esperé unos veinte minutos y cuando comprobé que el pincho de mi colega funcionario duraba más que mi paciencia, opté por marcharme. Una y no más, Santo Tomás.

Noticias relacionadas

La moción de censura y el “Procés”

Singularidad reformista

Juventud salvaje

Pedro el mendaz, quiere presentar su fracaso como una victoria

Un mundo en Cambio

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris