Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Disyuntivas   -   Sección:   Opinión

Rumbos explícitos

Rafael Pérez Ortolá
Rafael Pérez Ortolá
domingo, 15 de noviembre de 2009, 06:20 h (CET)
El desconcierto se extiende profusamente, con el rasgo asociado del despego social y la falta de respeto. Se desprecian las características de los demás, pero también los componentes principales para la vida de uno mismo. Con actitudes tan despectivas, no extrañará que se pierdan los rumbos de cada persona; para lo bueno y para lo malo. ¿Proyectos? ¿Prohibiciones? ¿Recomendaciones? ¿Con qué fundamentos?

Si se quiere, con un poco de atención, se observan enseguida las orientaciones de cada persona. Lo vemos en los siguientes ejmplos explícitos:

ESPOSA RECARGADA. No se precisan pesquisas de complicados espionajes, la transparencia muestra los rasgos llamativos. La Diputación de Barcelona contesta solicita con las aclaraciones pertinentes; la señora del presidente de Cataluña José Montilla, acumula “sólo” 11 cargos públicos, entre presidencias de empresas y representaciones en entidades. No son 25, ni 15, exactamente son 11 los cargos confirmados. El recargo de trabajo físico e intelectual, se deduce desde las anotaciones referidas.

Siendo funcionaria de carrera, en los cargos publicados, se ocupa de asuntos importantes, con notable repercusión sobre los ciudadanos e influencias manifiestas en múltiples áreas. Como concejala se preocupa de Relaciones institucionales, Urbanismo y Vivienda; de por sí, es toda una tarea enjundiosa. Servicios hidráulicos, tratamiento de Residuos, empresas municipales de Vivienda y Promoción económica; forman parte también de su repertorio. Uno se pierde con la mera enumeración de las posiciones tomadas por la sobrecargada señora; no hemos entrado en el grado de participación, ni en otras consideraciones dinerarias.

En la “puntualización” de la Diputación catalana, se incluyen a renglón seguido más recargos de trabajo. Representaciones en el Consorcio de Turismo y Plan Estratégico Metropolitano, diputada de infraestructuras, Urbanismo y Vivienda; representa a sus ciudadanos en comisiones de Tráfico y Seguridad Viaria, túnel del Cadí, y como colofón, Consejera General de la Caixa. Sin entrar a fondo en las materias, quedamos abrumados por su extensa labor.

Son RUMBOS que uno toma en la vida. La valía y la constitución física, permite a ciertas personas su desenvoltura en esta maraña de cargos. Otros claudicarían con una onceava parte de tan atribuladas ocupaciones. Por ende, en los ámbitos democráticos, el arbitraje y los controles tienen su sitio. En lo que respecta a ocupaciones como las referidas, con la transparencia expresada por el manifiesto de la Diputación; se habrá podido constatar la conformidad de los votantes y de los órganos de control ante esos procederes. Son maneras de ver las cosas. Aunque la perplejidad ya no asombra en los tiempos que corren, son rangos y funcionamientos chirriantes. ¿No es lo que aparenta? ¿Puede con todo la señora, y puede bien? Si sus ciudadanos implicados lo ven correcto, ¿Qué calificativo reservamos para estos rumbos?

LEXICÓGRAFO LOCO. Las palabras y sus significados han dispuesto de tiempos mejores, el trato con ellas era concienzudo y útil; el contraste es manifiesto con la actual situación, como en tantas cosas, las palabras significan poco. En torno a 1900, el editor recopilaba los primeros datos para el Oxford English Dctionary; precisaba de voluntarios no pagados para la captación de citas y peculiaridades de las palabras. Uno de los más eficaces colaboradores, W.C. Minor. Resultó ser un cirujano “loco y asesino”, recluido en un asilo para criminales locos. Desquiciado e irrecuperable en esa parcela de su mente, la mayor parte del tiempo se mostraba totalmente razonable, según nos refiere John Gross en la Revista de Occidente. Disponía de medios económicos y el director del asilo supo captar en él la gran capacidad de lectura y organización de datos, con grandes dotes de perspicacia.

Respondió con enorme acierto y diligencia a las frecuentes solicitudes del editor; sus colaboraciones eran las más numerosas y acertadas. Los matices y la historia relacionadas con cada vocablo, en sus manos, reflejaban el gran conocimiento de la lengua por parte de Minor. Los libros y anotaciones se reflejaban en los documentos de apoyo para las conclusiones aceptadas en el diccionario. En su situación, se trataba de una labor llovida del cielo, mantenía activas sus cualidades y la parte conservada de su personalidad. También le permitió el establecimiento de buenas relaciones con el editor, así como la relación y ayudas dedicadas a los familiares de su víctima. Más tarde se deterioró su mente y murió.

Su desquiciamiento no impidió que reverdecieran las REMINISCENCIAS de las palabras y de su personalidad. Una batalla al borde del abismo, sacando un buen partido de las citadas reminiscencias. Esta fue una de las palabras que más estudió; desde Platón a su época, le extrajo los mejores significados. Ampliaba sus colaboraciones ( Visitas del editor, relación con el director del centro, familiares de la víctima). Bastó un cambio de director al final, para estropiciar dichas labores. Protagonizó un rumbo intrincado donde los haya, con unos enfoques apropiados, con la extracción de las mejores cualidades de una persona. Lo que va de las palabras a una serie de colaboraciones vitales. Sobre todo, en unas circunstancias , en las cuales era más fácil el abadono o la colocación de obstáculos. En la aventura del lexicógrafo se plasman los reductos a los que se agarra un asesino para sobreponerse.

O CEBREIRO. El hecho milagroso recogido por la tradición de este monasterio, además de sus valores intrínsecos, nos provoca un contrapunto expresivo; máxime en estos momentos propicios para el arrumbamiento de los crucifijos, cuando las creencias se toman como milongas y a los fetos pretenden negarles su humanidad. Un campesino llegó con gran esfuerzo a lo alto, donde el monasterio, atravesando un fuerte temporal, para poder oir la Santa Misa. Allí, un monje de Aurillac celebraba con muy poca fe, manifestando desprecio expreso hacia el sacrifico del labrador fervoroso consecuente con sus creencias. Al llegar a la Consagración, el monje observa como la Hostia y el Cáliz se le tiñen de sangre, que rezuma por la patena. En estos relatos permanece ese significado espiritual, seguido por unos y despreciado por otros.

Cada uno es portador de secretos, dudas y misterios; para dilucidarlos y reconocerse a través de ellos. El peregrinaje por la vida no es una labor solitaria, las experiencias particulares se manifiestan en el contraste con las otras personas. Aunque ahora predominan los tropezones, ya que con los ejemplos actuales cuesta hablar de encuentros; las actitudes reflejadas en el milagro de O Cebreiro, en pleno Camino de Santiago, nos ejemplifican el contraste de actitudes. No se trata de soluciones, sí, de opciones personales; esclarecidas a través de los contrastes sociales. ¿Para estímulo? ¿Lamentación? ¿Reflexión? El toque personal es insustituible. Las responsabilidades, llegado el caso, también lo son. ¿A qué rumbos nos apuntamos?

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris