Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Fútbol, mucho fútbol... y a "mirar a las musarañas"

Ángel Morillo (Badajoz)
Redacción
sábado, 14 de noviembre de 2009, 18:03 h (CET)
Futbol, futbol, mucho futbol, más futbol…, ¿para distraer?

Allá por la primera quincena de julio pasado, con motivo del fichaje de Ronaldo por el Real Madrid, en un escrito publicado en este medio, “denuncié” que el jugador, con la llamada “ley Beckham”, pagaría menos impuestos en nuestro país que si “metiera goles” en cualquier otro de nuestro entorno. Unos 4,5 millones de euros menos que en Francia; 3 millones de euros menos que en Holanda; 8 millones de euros menos que en Italia o el Reino Unido y 6 millones de euros menos que en Alemania. Países todos grandes potencias futbolísticas.

Ahora se quiere modificar esa injusta ley (si no es un globo sonda para tantear “aliados” de la dormidera pública, que pudiera) para obligar a todos los futbolistas extranjeros y, supongo, demás deportistas de élite que ganen más de 600.000 € a que coticen, en lugar de al 24%, al 43% como contribuyen los jugadores españoles (Raúl “paga”, con unos ingresos casi similares, 1.583.117 € más que Ronaldo). Por cierto, al mismo tipo que cotizan ¡todos! en Italia; ligeramente por debajo de los tipos que se aplican en Alemania (45%) y Holanda (52%) y un pelín más alto que los del Reino Unido y Francia (40%). En Portugal (frontera con la jauja para ricos, latifundistas, banqueros, empresarios, políticos…, que es España), patria del citado Ronaldo, tendría que contribuir al 42%.

Y los clubes, que, casi con toda seguridad, son los que pagan los impuestos de la mayoría de los jugadores, se han soliviantado a las primeras de cambio y -¿pataleta acordada?- han iniciado sus amenazas para atajar “la que se les viene encima”, que no es otra cosa, evidentemente, que tratar de frenar un poco la ignominiosa regalía contributiva que disfrutan, algo que profundiza en el enflaquecimiento del Erario público.

Sin entrar en que el IRPF de este país es extraordinariamente considerado con los que más ingresos tienen y que éstos saben que aunque el epígrafe sea muy alto luego viene “Paco con la rebaja” (derechos de imagen, por ejemplo, en el caso que nos ocupa), lo del futbol, aparte de la discriminación en el trato fiscal y “otros tratos”, sirve, en mi opinión, para que los gobiernos –emulando al régimen anterior a la ¿democracia?- lo utilicen para distraer la atención y hacer olvidar al pueblo:

Que está en crisis, aunque ésta sea inventada por las Finanzas para desvalijar las Haciendas públicas y recortar más los derechos de los trabajadores engañándoles con la escasez que no es sino acopio descarado del capitalismo delictivo.

Que tiene el record de parados de los países desarrollados…, y sin contarlos a todos. Aunque, eso sí, hay mucha gente en la economía sumergida que si se investigara daría un vuelco a los números. Pero, ¿qué ocurriría, sobre todo, con el voto rural, principalmente, en Extremadura y Andalucía? A más de un político de cateta cerrilidad “encorchado de este régimen” le daría, con total seguridad, algún síncope.

Que pobreza y desigualdad social caminan de la mano sin visos de solución, siendo el índice de pobreza el más alto de la UE y donde más se ha acrecentado (Extremadura a la cabeza, record de los record, el 40% de pobreza relativa y la tasa más alta de España de pobreza extrema) y la desigualdad social la más alta de los países desarrollados, logros ambos que atañen a dos líderes indiscutibles de las dos facciones dominantes en la política, la falsa izquierda (la derecha) de Felipe González que desvirtuó lo que era la honradez, la política, la izquierda y la conciencia, y la derecha (la derechona) del Sr. Aznar (Asnal o Ansar, para muchos) que no reparó en la dignidad y el orgullo español por hacerse unas fotos con el Presidente más zopenco, presumido y facha de toda la historia americana.

Que es donde los salarios de los trabajadores están más bajos de toda la OCDE (el club de los países ricos), amén de “esconder”, aunque solo sea para ganar tiempo, la corrupción política e institucional que nos asola desde hace algo más de treinta años con la llegada al poder de “los más demócratas del mundo” que, como se está viendo, no son sino una manada de golfos afanadores.

Y en esto de la distracción juegan, dicho sea de paso y como no podía ser de otra forma, un papel muy relevante la prensa deportiva y los protegidos clubes F.C. Barcelona y Real Madrid que, sirva como ejemplo, como se pudo comprobar en el partido del domingo pasado de éste último –lo vimos todos los que lo vimos-, arbitrariamente y para ahondar en la polémica que interesa para desviar la atención, se birlaban los puntos -¿cuántas veces van ya?- al contrincante, en este caso el Atlético de Madrid.

Así pues, como recomendó el doctor al paciente: si le duele mucho la cabeza, se da Vd. un golpe fuerte en la espinilla…, se le olvidará el dolor de cabeza. O sea, futbol, mucho futbol… y a “mirar a las musarañas”.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris