Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Crítica concierto   -   Sección:   Música

Tangos y discriminación en el Liceu

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
sábado, 14 de noviembre de 2009, 17:26 h (CET)
Esta semana los joyeros Suárez desembarcaron en Barcelona y con la excusa de presentar una nueva colección de joyas tomaron al asalto el Gran Teatre del Liceu para pasear por el hall del mismo a la trouppe de damas mediáticas que suelen acompañar los eventos de esta clase. Estos vascos, me refiero a la familia Suárez, afincados en Madrid llegaron al coliseo de la Rambla barcelonesa armados con toda la prepotencia que suele caracterizar a algunos de los residentes en la capital mesetaria despreciando ostensiblemente a la prensa catalana instalándonos en las localidades más altas del teatro, el cuarto piso, y en butacas laterales desde las que prácticamente era imposible observar lo que ocurría sobre el escenario a no ser que se hiciera el sacrificio de estar durante todo el recital con la espalda apartada del respaldo de la butaca y el cuerpo totalmente lanzado sobre la balaustrada del recinto. A pesar de que algún medio barcelonés ha publicado que el teatro estaba lleno hasta la bandera lo bien cierto es que tan sólo se vendieron cerca de 1500 localidades de un aforo de 2292, tal vez si se hubiera publicitado más y mejor este magnifico recital de tangos la asistencia hubiera sido mayor pero los Suárez ya comenzaron a practicar la discriminación cuando la rueda de prensa de un espectáculo a celebrar en Barcelona decidieron hacerla en Madrid y siguieron discriminando cuando los periodistas de Barcelona, excepto algunos que mueven muy bien el botafumeiro esparciendo incienso en la orbita de los Suárez, fuimos enviados a lo más alto mientras nuestros colegas llegados, invitados por los joyeros, desde Madrid ocupaban las primeras filas de la platea. Pero ya se sabe que quien paga manda y en este caso los paganos llegaban desde Madrid cual si se tratara de conquistar tierra irredenta.




José Manuel Zapata, José Mercé y Marta Sánchez.


Pero vayamos a lo que sucedió sobre el escenario, del resto y de la crónica social supongo que les hablará Teresa Berengueras, a quien vi peleándose con varios guardaespaldas tratando de conseguir algunas palabras de las damiselas que cual mujeres anuncio de ropa y joyas desfilaban por el hall del Liceu. “Tango y lágrimas” habían titulado el recital que el tenor José Zapata, el cantaor José Mercé y la cantante pop Marta Sánchez ofrecieron esa noche, a priori el recital se presentaba interesante, tres estilos diferentes recordando las viejas melodías porteñas, y la verdad es que no defraudó a los asistentes. Un escenario sobrio con unas mesas velador con pequeñas lámparas era toda la decoración existente cuando el quinteto de músicos inició el concierto con la interpretación de “Viejos aires”, guitarra, bandoneón, contrabajo, piano y violín arroparon durante todo el recital a los interpretes que a lo largo de casi noventa minutos hicieron desfilar por el escenario del Liceu los más conocidos temas de la historia del tango. A continuación el tenor José Zapata, ya rodado en este espectáculo tanguista pues con anterioridad lo había hecho junto con Pasión Vega, cantó los temas “Mi Buenos Aires querido” y “El corazón del sur” con toda la potencia de su bien trabajada y timbrada voz para dar paso a un José Mercé, elegantemente vestido tocado con sombrero negro de ala ancha y una larga bufanda blanca, quien acompañado a la guitarra comenzó su actuación con el tema “El breve espacio en que no estás” que han hecho célebre con anterioridad las voces de Pablo Milanés y Silvio Rodriguez y que el cantaor interpretó magistralmente con unos toques aflamencados para a continuación cantar “Garganta de arena” un tango arrabalero en el que se rinde homenaje a varias figuras de este genero, a continuación por un lado del escenario apareció Marta Sánchez, largo vestido rojo y melena rubia ondulada que recordaba los peinados de las primeras actrices del cinema, Marta eligió para comenzar su actuación “ A media luz” ese gran tango que comienza “Corrientes, 3,4, 8, segundo piso, ascensor”, buena voz, se la notaba emocionada, ya que pisaba cantando el mismo escenario en el que su padre, cantante lírico, había debutado en 1951, y el ser ahijada de Alfredo Kraus algo le debe haber dejado en los genes, el único reproche que se le puede hacer es que, tal vez, acostumbrados a ver una Marta totalmente sensual en sus interpretaciones habituales aquí la encontré un poco falta de esa sensualidad de puerto y barrio bajo que requieren los tangos. Después las actuaciones continuarían, tanto en solitario, como alternando dúos del tenor con los otros interpretes para terminar en un bis en el que las tres figuras de la noche cantaron juntas para cerrar con broche de oro un estupendo recital de música bonaerense.

El público despidió con aplausos tanto a interpretes como al excelente quinteto musical que les arropó durante sus interpretaciones y un selecto grupo de invitados, entre ellos los periodistas llegados de Madrid y los catalanes que agitan el incensario al son de las empresas marcharon a cenar al foyer del Liceu donde estaban expuestas las joyas de la nueva colección. Yo tomé un taxi para marchar hacia casa con la espalda comenzando a dar signos de dolor debido a la postura en la que tuve que estar toda la noche para poder enterarme, desde el cuarto piso del teatro y en butaca lateral, de lo que sucedía sobre el escenario para poder contárselo a los lectores. En definitiva fue una noche de buenos tangos, excelentes interpretes y mucha discriminación, lo que si que tengo claro es que nunca me compraré un botafumeiro para llenar de incienso a nadie, la libertad vale mucho más que una copa de champagne y un canapé de caviar. Los dos huevos fritos con tocino que cene en mi casa esa noche me supieron a gloria. Quien más salió ganando esa noche fue la Fundación Aladina que recibirá una parte de la recaudación, se habla de 10.000 euros, para continuar ayudando a los niños que padecen cáncer y a sus familiares.

Noticias relacionadas

Jazzmadrid18 muestra las claves de este género musical en varias conferencias gratuitas

El ciclo, que incluye seis ponencias, está impartido por prestigiosos teóricos y críticos del jazz en nuestro país

Jazzmadrid18 inicia su andadura mañana con el concierto de Art Ensemble of Chicago

Del 6 al 30 de noviembre con más de un centenar de actuaciones musicales

Ciclo de músicos españoles en Colombia

La presentación oficial del ciclo tendrá lugar el día 7 de noviembre

Camila Cabello y su canción 'Havana' triunfan en los MTV EMAs

Celebrados en Bilbao

'No Tourists', el nuevo disco de The Prodigy llega a tiendas y plataformas

El séptimo trabajo de los británicos ya está disponible
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris