Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Desde un córner   -   Sección:  

Ojo a la descomposición

Antonio Pérez Gómez
Antonio Pérez Gómez
viernes, 13 de noviembre de 2009, 03:53 h (CET)
¿Quién lo iba a decir? Tras el fiasco deportivo de quedarse fuera de una de las tres competiciones a las que aspiraba, ahora el R. Madrid está descubriendo sus vergüenzas de tal forma que hace que el club blanco huela profundamente a podrido.

No es sólo una cuestión deportiva. Que el Madrid estaba eliminado de la Copa lo sabíamos hace 15 días, informamos de ello y explicamos el porqué era deportivamente imposible la remontada en esta misma columna, nada más terminado en partido en el prado de Santo Domingo de Alcorcón. Sólo la avidez publicitaria y económica de los Grandes Hermanos que nos gobiernan mediáticamente (los que dieron el partido por TV con audiencia récord para este tipo de partidos y los que llevaban dos semanas vendiendo periódicos a porrillo con el cuento de la remontada) crearon el falso mito de que sí, que era posible.

El tema es más profundo. La descomposición viene porque, a raíz de esta eliminación, la actitud que han tomado prensa, jugadores y directivos del club es muy preocupante y exhibe una debilidad y endeblez moral escalofriante. Si esto es así, ¿qué pasará cuando el Barça dentro de 15 días le meta los 4 ó 5 que posiblemente le vaya aendosar al Madrid en el Camp Nou?

Por un lado están los jugadores. Declaraciones extemporáneas y muy poco sabias están llenando los diarios desde el martes. Y nada más y nada menos que de los 3 capitanes de la plantilla: Raúl denunciando que “La adaptación de la plantilla está tardando bastante más de lo que pensaba”. Toma planificación, Pellegrini.
Después Casillas diciendo que lo que les pasa es de “Película de Spielberg”. Toma cohesión de grupo, Pellegrini.
Y después el bala perdida de Guti, al que su nuevo fervor cristiano creíamos erróneamente que traería un poco de coherencia as su vida, ejerciendo una vez más de estrellita díscola post adolescente al declarar que: “Soy un tipo que no paro ni de día ni de noche” y, por si algún cándido intenta hacer de exegeta benévolo con el 14 blanco, añade: “Es que no me veo en las discotecas hasta las 6 de la mañana con 60, me veo ahora” Toma disciplina, Pellegrini.

En todo este potaje de jugadores nerviosos y técnico superado, los que tendrían que dar cierto sentido serían los directivos. Nada más lejos de la realidad. Valdano ha dejado con el culete al aire al técnico chileno, anterior protegido suyo con dos movimientos terribles para el ex del Villareal. Primero, ha insinuado que el culpable de no haber sacado a Ramos (otro de los presuntos “titulares” con los que Pellegrini iba a afrontar la colosal vuelta de la Copa) ha sido el entrenador por no haberse enterado de que era convocable y, segundo y más grave, reuniéndose y comiendo con….¡Guti! el miércoles después de la eliminación. Sí, sí, el mismísimo Guti, el que parece ser que mandó a “Tomar por c…” a Pellegrini en el partido copero de ida y que probablemente está pagando por ello con su suplencia, que no esotra cosas que una cobarde y encubierta vendetta del entrenador. Recordemos, por si fuera poco, que Jorge Valdano había declarado la semana pasada, tras el decepcionante empate en San Siro que “Había echado de menos a Guti sobre el campo”. Toma respaldo, Pellegrini.

Ante esto, sólo quedaría apelar a la figura siempre correcta y digna del presidente madridista. Pero hay que recordar ahora la lamentable imagen que dio Florentino el martes en el espacio de deportes del mediodía en la Cuatro, en la que el distinguido presidente bajó torpemente al lodo al que Manolo Lama, tan fantástico comunicador como inmoral periodista, le había preparado. Cayó en la trampa. Eso no fue una entrevista. Fue un carrusel de acusaciones exacerbadas de Lama, de cuentas pendientes del narrador de la SER con el acogotado mandamás, de venganzas por vaya usted a saber que afrenta pasada, presente o futura. Florentino sólo acertó a balbucir incoherentemente algunas frases muy poco afortunadas, mitad porque se vio ampliamente superado por las circunstancias, mitad porque tanto Lama como al hombrecillo que había a su lado, simplemente decidieron no dejarle hablar.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris