Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Oliart for president

Mario López
Mario López
viernes, 13 de noviembre de 2009, 03:15 h (CET)
La elección de Alberto Oliart como presidente de RTVE es una decisión política que, sin duda, pretende poner en valor la santa virtud del consenso; demostrar que el consenso es lo mejor y que nuestros partidos mayoritarios son capaces de alcanzarlo (y así recuperar parte del crédito lapidado por los muchos desmanes cometidos). Porque, evidentemente, no puede existir ota razón que lo justifique (a pesar de todas las que han circulado por radios y televisiones).

El señor Oliart tiene 81 años de edad y, según propia confesión, no sabe nada de televisión. No es fácil para el contribuyente conjugar, mentalmente, la prejubilación de profesionales menores de 60 años con el nombramiento de un presidente octogenario. Y no hace nada que se ha jubilado a decenas de ejecutivos de RTVE, menores de 60 años, que cuentan con un perfil adecuado para presidir el ente. Pero, al parecer, no suscitan el consenso suficiente o no tienen el cartel exigible. Es bastante lamentable que, para superar sus propias contradicciones, los partidos políticos nos sometan a los ciudadanos a toda clase de despropósitos. Por lo demás, espero que don Alberto vaya al gimnasio, para poder soportar el “potro de torturas” al que se refirió uno de los últimos presidentes del ente cuando abandonó el cargo. Francisco Franco jubilaba a sus generales haciéndoles presidentes de las empresas del INI, en reconocimiento a los servicios prestados. Espero que no cunda el ejemplo en nuestra democracia bipartidista y, en beneficio del consenso, se entreguen presidencias de entes públicos a venerables ancianos, como si lo hicieran en recompensa por los servicios prestados. Los servicios prestados se premian con una medalla y los entes públicos han de ser presididos por profesionales del ramo, de indiscutible valía profesional y en edad de merecer (la presidencia, se entiende).Y el consenso se alcanzará cuando haya lugar, sin calzador ni salvaescaleras.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris