Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Opiniones de un paisano  

Si la cosa funciona

Mario López
Mario López
viernes, 13 de noviembre de 2009, 02:35 h (CET)
Ayer vi por fin “Si la Cosa Funciona”, la prodigiosa película de Woody Allen que nos plantea nada menos que el reto de ser felices. Su tesis es bien sencilla: partimos de un profundo estado de frustración derivado del miedo a saltarnos las convenciones sociales y alcanzamos la felicidad cuando decidimos ser nosotros mismos sin miedo a ser señalados. Es un viejo paradigma que Allen actualiza maravillosamente. Todo pasa por dar con tu media naranja; la de verdad. Pero hay que tener mucha suerte para dar con tu media naranja.

Que vayas al reencuentro de tu mujer, después de abandonarla por otra, y te la encuentres viviendo en concubinato con dos hombres para acabar dándote cuenta de que eres gay la noche que conoces en un bar a un hombre de esa condición que acaba de perder a su pareja y se acaba liando contigo, es suerte. O tirarte por la ventana para suicidarte y caer sobre una vidente con la que te acabas liando, es suerte. Pero suerte de cine, no una suerte cualquiera. El problema es que mientras vas viendo la película te vas descubriendo a ti mismo enredado en tus muchas ruindades, consciente de que no saldrás jamás, ni mucho menos, tan airoso como los protagonistas de la película. El cine es cine y los sueños, sueños son (que diría Luís Eduardo Aute). Pero aunque no te vaya a arreglar la vida, “Si la Cosa Funciona” es algo que hay que ir a ver. Te hará reír, pasar un buen rato y… quizá te revuelva las tripas, si la cosa funciona.

Noticias relacionadas

Sectas y partidos políticos

Los nombres, identidades, intenciones e ideologías importan

Torra y su camarilla de independentistas, desmemoriados pertinaces

“La lesión que hacemos y la que sufrimos no están pesadas en la misma escala. Aesop Fables

Debate en televisión española

Ofrezco en este artículo algunas reflexiones sobre el debate político a cuatro celebrado en el Estudio 1 de la televisión pública

Libertad de expresión

Parece lógica y fácil de entender la diferencia que hay entre rebatir una idea y vejar a una persona solo por el mero hecho de expresarla

¿Cómo se ve atrapada Mervi en los textos de Dickinson para crear esa atmósfera poética?

El libro se hace visible y comienza con una carta de una a otra mujer
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris