Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Entrevista   -   Sección:   Entrevistas

“Roberto Bolaño tenía la capacidad de convertir todo lo que percibía en pura literatura”

Erik Haasnoot, cineasta
Redacción
jueves, 12 de noviembre de 2009, 08:39 h (CET)
El libro BOLAÑO SALVAJE (Candaya, 2008), de Edmundo Paz Soldán y Gustavo Faverón Patriau, nos trae un regalo que, en todo sentido, es sumamente recomendable. En el documental BOLAÑO CERCANO tenemos una justa semblanza de quien para muchos es el escritor latinoamericano más influyente. En esta entrevista conversé con el director holandés Erik Haasnoot (Katwijk aan Zee (un pueblo en la costa del Mar del Norte), 1968), sobre lo que significó abordar al gran Roberto Bolaño.




Erik Haasnoot.


Gabriel Ruiz Ortega / Siglo XXI

¿Cómo se dio la posibilidad de realizar el documental BOLAÑO CERCANO?

El documental BOLAÑO CERCANO fue un encargo de la editorial Candaya. Los editores Paco y Olga son amigos míos y sabían que me gustaba la obra de Roberto Bolaño y que quería hacer cine. Como muestra de su amistad me encargaron la realización del documental.

Imagino que fue un gran reto.
Me hacía mucha ilusión y sí, fue un reto enorme ya que no quería defraudarles a ellos y tampoco a los lectores del libro de ensayo BOLAÑO SALVAJE (el documental se regala con el libro).

¿Estabas familiarizado con los libros de Bolaño?

Había leído LOS DETECTIVES SALVAJES y NOCTURNO DE CHILE. Tenía muchas ganas de leer más de él y aproveché los meses anteriores a la filmación para leer su obra completa. También me informé acerca de las entrevistas que había concedido y lo que otras personas habían opinado sobre él.

¿Cuánto tiempo duró todo el proceso?

El proceso duró un año más o menos. Tardé unos tres o cuatro meses en leer toda su obra. Filmamos las entrevistas en cinco meses, la conversación en Blanes con Carolina López, Enrique Vila-Matas y A. G. Porta y la entrevista con Lautaro Bolaño la grabamos a finales de agosto. Luego, la entrevista con Rodrigo Fresán en Barcelona en noviembre. Y por último, la entrevista con Juan Villoro en México se grabó a finales de diciembre. El tiempo entremedio lo aproveché para elaborar el guión. En enero empecé con el montaje y acabamos el documental en marzo.

Creo que uno de los puntos fuertes es la desmitificación del escritor bohemio, o sea, se le asociaba mucho con esa figura.

No es que haya querido desmitificar el escritor bohemio, pero el documental se centra en los últimos veinticinco años de la vida de Roberto. El punto de partida de BOLAÑO CERCANO es la llegada del escritor a España a finales de los setenta. Luego conoció a Carolina López y con ella se casó y tuvieron a sus dos hijos, Lautaro y Alexandra. El escritor bohemio se convirtió en padre de familia y así comenzó una época de mucha productividad literaria. La figura del poeta vagabundo quedó plasmada en su obra, pero en Blanes, Bolaño llevaba una vida real bastante más convencional.

Me gustó la escena en la que Carolina López habla de la biblioteca de Bolaño.

En esa escena a la que te refieres, Carolina habla del cariño que Roberto le tenía a sus libros y que los había clasificado según la simpatía que sentía por el autor. Son unas imágenes muy espontáneas que apoyan las palabras de Rodrigo Fresán diciendo que Bolaño era un lector que escribía.

También tenemos los testimonios de Juan Villorro, A. G. Porta, Rodrigo Fresán y Enrique Vila-Matas. ¿Cómo trabajaste con ellos?

La conversación entre Enrique Vila-Matas, A. G. Porta y Carolina López fue filmada en el puerto de Blanes. Con antelación habíamos comentado unos temas de interés, luego ellos hablaron con mucha naturalidad sobre algunos temas. Fue una charla entre amigos, registrada por dos cámaras. Unos meses más tarde entrevisté a Rodrigo Fresán en Barcelona y también fue muy agradable. Villoro contestó a todas las preguntas que yo había pasado por email, pero la entrevista fue filmada en México por el equipo de TV UNAM.

Lo noté muy sensible a Vila-Matas cuando lee el poema inédito que Bolaño le dedicó.

Roberto había escrito esas palabras en los últimos meses de su vida: “qué infierno, qué nos espera allí, Enrique, en esa blancura en la que nos reuniremos finalmente, qué aullidos, qué silencio,” Sí, a Vila-Matas se le ve pensativo después de leer el poema y no es de extrañar: el poema da para reflexionar. Es como leer a John Donne: “Por eso, nunca preguntes por quién doblan las campanas, doblan por ti.”

Supongo que hubo mucho que editar, por lo que cuentas.

El resultado de todo esto fueron muchas horas de grabaciones. Los entrevistados habían dicho muchas cosas interesantes, pero la duración del documental estaba inicialmente limitada a unos treinta minutos y yo ya lo había alargado diez minutos más. Me costó hacer la selección.

¿Tuviste algún referente fílmico para el documental?

Sí, el documental CAFÉ CON SHANDY de Enrique Díaz Álvarez. Esta película sobre Enrique Vila-Matas fue la primera de la colección de libros de ensayo y documentales adjuntos de Candaya. Pero, por lo demás, me he guiado por mi instinto.

¿Cómo ha sido la recepción?

Ha sido muy positiva. Se ha hablado bastante sobre BOLAÑO CERCANO en los medios de comunicación en España y América Latina.

Bolaño es un referente, estoy seguro que alguna anécdota debió traerte el documental.

A través de Youtube, donde se puede ver el tráiler del documental, recibí un mensaje de Consuelo Karoly, una diseñadora de páginas web y realizadora de documentales afincada en Nueva York. Hace treinta años hizo unos fotos de Roberto Bolaño y sus amigos infrarrealistas en las que se ve a toda la pandilla saltando. Empezamos a intercambiar mensajes, primero por Youtube y luego por email y Facebook. Un día me habló de Alcira Soust Scaffo, una poeta uruguaya que pasó en 1968 ocho días encerrada en el baño de un edificio universitario en México. Me di cuenta que Alcira es la persona en la que se inspiró Roberto para crear el personaje de Auxilio Lacouture en AMULETO. En este libro, Bolaño profundiza sobre la historia de Auxilio Lacouture esbozada en LOS DETECTIVES SALVAJES. Consuelo me pasó unas fotos preciosas que ella había hecho años atrás de Alcira / Auxilio y me explicaba anécdotas de su vida. Fue para mí como si Auxilio se escapara de la novela y de repente, empezara a adquirir vida propia como Alcira.

Si se diera la posibilidad de adaptar alguna novela suya, entonces esa sería AMULETO.

Me gustaría que fuera AMULETO.

Ya que has estado muy cerca del mundo privado de Bolaño, ¿qué es lo que ahora piensas de él?

Roberto Bolaño fue una persona muy trabajadora, muy pendiente de sus hijos. Un hombre a quien le gustaba la polémica, un gran lector, un conversador que sabía escuchar y con la capacidad de convertir todo lo que percibía en pura literatura.

Noticias relacionadas

Conociendo a ... José María Gasalla

"El ser humano no está hecho para estar equivocandose constantemente. "

Rajoy asegura que se responderá “con total firmeza” al desafío independentista

“Nadie va a liquidar la democracia”

«Pretendo que la gente identifique una novela mía por el estilo»

Borja Cabada, ganador X Premio Logroño de Novela Joven 2016

"Sorprende la capacidad de los egipcios para hacer cosas que hoy nos parecen imposibles"

Entrevista a Antonio Cabanas

"Me emociono mucho cuando escribo. Amo lo que hago"

 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris