Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

La ética no está en los códigos

Wifredo Espina
Wifredo Espina
@wifredoespina
martes, 10 de noviembre de 2009, 05:07 h (CET)
De pronto,!cielos!, se puso en marcha el gran coro de la regeneración. En todas las equinas suena el nuevo himno. La nueva canción de moda. Regenerarse o morir.

En esta improvisada coral van de la mano los limpios de corazón y de cartera, los que tienen prisa para limpiar su imagen pública y los que intentan quitar, antes que sea tarde, sus manos de la masa de algún tinglado corrupto, corruptor, corrompido o corrompible.

Mientras unos temen algún garzón o garzonada, otros se visten de redentores de la sociedad y de la política, en busca de votos. Y su suben a los púlpitos que encuentran en su carrera hacia la propia salvación, clamando por reformas legales, por nuevas normas de buena conducta e incluso por códigos de ética. Qué hermoso, si fuera de verdad.

Se confunde el orden de los factores. No es la sociedad ni la política, aunque también, las que nos corrompen, Somos, principalmente, las personas las que corrompemos la política y la sociedad.

Cambiar las estructuras y el funcionamiento de la política y de la sociedad, que facilitan la corrupción, es una buen camino, pero lo es cambiar las actitudes personales. Las que están en nuestras mentes y corazones.

Esto no lo consiguen las grandes coros, quizás dirigidos por batutas entrenadas antes como batidoras de mierda, ni los himnos de palabras solemnes y notas vibrantes que lo mismo sirven para una función litúrgica catedralícia que para enmascarar un carnaval.

Ni los códigos éticos, operaciones de camuflaje, tan bien sonantes como inútiles, porque la ética no está en los códigos sino en el hombre.

En la intimidad de ese hombre olvidado y pisoteado al que constantemente se bombardea de antivalores desde todas las pantallas, micrófonos y papeles couché o de diario.. Fariseísmo puro.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris