Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

De la corrupción y la desafección política de los españoles

Mario López
Mario López
lunes, 9 de noviembre de 2009, 09:08 h (CET)
Periodistas y analistas políticos nos alertan últimamente de la creciente desafección de los españoles hacia la política. Y esto es muy grave, porque la alternativa a la política es la ley de la selva. Es posible que exista tal desafección, pero de existir está profundamente injustificada. Y lo está porque se basa en la falacia que sostiene como cierto que cada vez es mayor el número de casos de corrupción política. Y esto no es así. Lo que ocurre es que por primera vez en nuestro país nos estamos tomando en serio la corrupción política. No hay más casos que hace diez años, lo que ocurre es que ahora se investigan y se hacen públicos. José María Aznar suprimió las fiscalías anticorrupción, permitiendo de esta manera que se dejaran de investigar casos como el famoso “tamayazo” que supuso nada menos que la pérdida de la Comunidad de Madrid para la izquierda y la ascensión de Esperanza Aguirre a la presidencia del gobierno autonómico. Este hecho supuso que se extendiera la sensación de impunidad entre todos los amantes de lo ajeno. La supresión de las fiscalías anticorrupción, impulsada por Aznar y Federico Trillo, sí nos precipitó por el hediondo torrente de la ilegalidad. Por este motivo, uno de los más importantes activos del gobierno de Rodríguez Zapatero es la ampliación de las fiscalías anticorrupción. Al líder socialista se le podrá criticar por muchas otras cosas, pero gracias a él en España ya va ha ser mucho más difícil asaltar las arcas del Estado. Si ahora nos echamos las manos a la cabeza por la cantidad de corrupción que salpica a nuestras administraciones, también tendremos que alegrarnos de poder contar con un sistema judicial dispuesto a combatirla.

Otra cosa bien distinta es que los ciudadanos estemos cada día más inconformes con el sistema democrático que se ha consolidado en nuestro país. Muchos entendemos que tenemos que cambiar unas cuantas cosas para que el sistema vuelva a despertar nuestras simpatías. La ley electoral, por ejemplo, es algo que mantiene al electorado de grupos como IU sumido en la más absoluta frustración. La forma de gobierno y la política territorial son dos asuntos pendientes que también se han de debatir para acabar de unir los cabos sueltos dejados en la famosa Transición. Me hace gracia el señor Aznar que por estos días, en ocasión de la presentación de su libro “España puede salir de la crisis”, es capaz de afirmar que la culpa de esta crisis que padecemos la tienen “cinco años de socialismo y menos España”. O sea que, según él, el ministro Solbes llevó a cabo una política económica copiada del gobierno cubano y España ha menguado a pesar de contar por primera vez en los últimos treinta años con la bandera nacional en todos los ayuntamientos de Euzkadi. Ya se ha retratado una vez más el héroe de Perejil. Pero lo que Aznar nos tiene que contar –aparte de las ideas peregrinas que de vez en cuando le pasan por la mollera- es cómo ha multiplicado su fortuna a su paso por el gobierno de España, cómo es que la trama Gürtel acudió a la boda de su hija, qué rédito personal obtuvo por haber hecho participar al ejército español en la invasión ilegal a Iraq, o cuándo nos va a confesar qué hay detrás de su pertinaz mentira sobre el 11-M.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris