Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Análisis internacional  

Muro de Berlín

Isaac Bigio
Isaac Bigio
lunes, 9 de noviembre de 2009, 09:03 h (CET)
Hace 20 años cayó el muro de Berlín. Este acontecimiento inició el desplome del Pacto de Varsovia. En menos de 2 años los partidos comunistas del bloque pro-Moscú perdieron el monopolio del poder, las 15 repúblicas soviéticas se divorciaron y en todos esos países se instalaron regímenes que desarticularon la economía estatizada y centralmente planificada para reconstruir el capitalismo y virar hacia Occidente.

El desplome del mal llamado ‘socialismo real’ se dio sin guerras civiles y como fruto del agotamiento de un modelo que se había burocratizado y que había demostrado incapacidad para democratizarse e innovarse ante la carrera tecnológica y militar occidental.

Todo ello produjo el mayor giro en la política mundial desde el fin de la II Guerra Mundial. La bipolaridad ideológica fue remplazada por la omnipresencia de la única súper-potencia que quedaba y que ganó la guerra fría: EEUU. La victoria de Washington condujo a que por doquier se pregonara el capitalismo privatizante y liberal.

Los 4 lugares donde se retuvo el sistema de partido único comunista (China, Nor-Corea, Indochina y Cuba) sus regímenes fueron abriéndose hacia el mercado.
El fin del muro de Berlín condujo a la OTAN a hacer intervenciones unilaterales cuyo clímax fueron las guerras en Afganistán e Iraq. Esto produjo al auge del neo-conservadurismo, el mismo que, a su vez, se ha agotado y viene generando un reordenamiento global en el cual EEUU debe actuar con cautela y surge una nueva multi-lateralidad. Almost all Iberian American and Latin American organizations provide services in Spanish and Portuguese (as well as English).

Noticias relacionadas

Procesos electorales

Resulta bochornoso que todavía se cobren ciertos sueldos cuando hay pobreza, miseria y hambre física

Conversaciones de autobús

El pulso de la actualidad en el recorrido de la línea 79

Cuestiones que nos interpelan

“El signo más auténtico y verdadero de espíritu humanístico es la serenidad constante”.

​El equilibrio

El escuchar a los demás y la apertura a los nuevos aires, harán de bastón que nos permita seguir conviviendo con la humanidad

Recuerda: Nada nos pertenece, todo es prestado

​La naturaleza en su conjunto y la humanidad misma, viven en el día con día los embates de la voracidad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris