Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Hablemos sin tapujos  

La Chacón y el Gobierno perdidos en Somalia

Miguel Massanet
Miguel Massanet
sábado, 7 de noviembre de 2009, 09:03 h (CET)
No sé si existen precedentes de un caso de secuestro como el del pesquero Alakrana, pero no me preocupa lo más mínimo porque, de lo que no hay duda, es de que, desde el Ejecutivo, como ya es costumbre en este gobierno socialista que estamos padeciendo, no hacen más que aguardar, intentar ganar tiempo y cometer error tras error, en la gestión de este proceso que ya lleva 35 dias desde que se inició y, a fuer de ser sinceros, no parece que se haya adelantado un solo paso en cuanto a una solución satisfactoria para nuestros marinos perdidos en aguas de la república de Somalia. Como ya nos tiene acostumbrados, la señora Chacón, nuestra ministra de Defensa, aparte de procurar salir favorecida en sus ruedas de prensa; independientemente de precisar que una oficial de la Armada le lleve su cartera para que no se canse; no ha sabido más que lanzar frases de consuelo para las familias de los marinos secuestrados; decirnos, a los ciudadanos, que todo está bajo control y que se está haciendo todo lo posible para sacar, cuanto antes, a los marineros del atolladero. Lo que no nos dicen, ni ella ni su colega, la vicepresidenta De la Vega, es lo que nos esconden, que no es poco si nos tenemos que atener a lo que, por fin, se han atrevido a desvelar algunos familiares de los secuestrados que, por cierto, dista bastante de las declaraciones de las ministras.

Lo cierto es que, M.A. Jiménez, una de las esposas de los secuestrados, parece que ha decidido desafiar la “omertá” a la que, al parecer, les tiene sometidos el Gobierno a las familias de los capturados –inquieto por el desgaste que le pueda producir la impaciencia de las familias, la duración del secuestro y la evidencia de que se está formando, en la ciudadanía, una idea bastante generalizada de que ni la Chacón, ni la De la Vega ni el propio Zapatero, tienen idea de la manera de escabullirse de semejante marrón – ,ha decidido levantar la manta para sincerarse ante la prensa.y se ha despachado a gusto contra el Gobierno y el trato recibido de la señora Chacón. Y es que, lo único que saben hacer, es simular que negocian para ir ganando tiempo, algo que, al parecer se ha convertido en el objetivo primordial del Gobierno socialistas no sólo en este particular evento, sino en todo cuanto se refiere a los problemas económicos de España, empezando por el desempleo y acabando por la enorme deuda pública y el gran déficit en los que poco a poco vamos quedando atrapados. Las noticias que han dado a la luz los familiares de los marineros han revelado un sesgo muy distinto a lo que la señora Chacón pretendía que nos embauláramos los españoles de a pie. Contrariamente a sus declaraciones públicas a la ciudadanía, los familiares denuncian la falta de información a la que los tienen sometidos desde la Administración; se lamentan de que no se hayan puesto en contacto con ellos ( la ministra afirmó que estaba en continuo comunicación con los afectados). La señora M.A. Jiménez ha afirmado que, tanto la De la Vega como la Chacón “están mintiendo desde el minuto 0”; también ha revelado que se les coaccionaba para que no hablaran con los medios de comunicación, dándoles a entender que, si lo hacían, entorpecerían las gestiones para el rescate. Incluso, como consecuencia de una carta que la informante dirigió al diario El Correo, dice que recibió una llamada anónima de Madrid que le dijo. “yo no he hablado contigo, pero más vale que te calles”.

La señora Silvia Albés, otra de las afectadas por el caso, en Onda Cero, se quejaba de la ministra Chacón “No ha querido hablar con nosotros. Es vergonzoso. No nos ha llamado ni una sola vez”. En todo caso, la situación de los secuestrados parece que ha empeorado desde que dos de los piratas fueron capturados y enviados a Madrid, para ser juzgados. Según le dijo uno de los tripulantes del Alacrán, por conferencia telefónica, a su esposa; aparte de confirmarle que el Gobierno estaba mintiendo respecto a la situación de los secuestrados, le reveló que: lo primero que exigían los piratas era la devolución de los dos hombres capturados. Posteriormente, se ha sabido que tres tripulantes del barco han sido entregados a los familiares de los dos piratas capturados por la marina española.

Veamos si nos enteramos, porque no parece que haya lógica en los actos del Gobierno. Si estaban en negociaciones con los piratas y se había descartado la línea dura, que hubiera consistido en una acción rápida y contundente de comandos; no resulta comprensible que se capture a dos infelices que se alejaban de la nave secuestrada, para traérselos a España donde, de momento, lo único que han creado han sido conflictos debido a la inexperiencia de nuestras autoridades judiciales en estos trances. Si negocias no te metas en berenjenales que sabes que, lo único que van a conseguir, es agriar las negociaciones y alargarlas más de lo debido. ¿Para qué nos sirve procesar a dos piratas si no podemos amenazar a los secuestradores con aplicarles la ley del Talión (ojo por ojo, diente por diente?, como lo aplicarían, por ejemplo, sin el menor escrúpulo, los miembros del Mossat israelí. En realidad, tanto Willy como el otro pirata, van a estar mejor tratados y alimentados en una cárcel española que no en su país, Somalia, donde el comer puede ser un lujo. Una medida absurda y sin sentido, como tantas otras surgidas de los “lúcidos” cerebros de nuestros gobernantes.

Hete aquí que ya tenemos a nuestro Gobierno metido en un lío mayúsculo, que es posible que les cueste el doble de lo que, en un principio, les pedía de rescate el grupo pirata. Puede que tengan que optar, para salvar la cara, por lo que se negaron a hacer al principio, o sea, una acción de comandos o también pueden ceder, como suelen hacer en estos casos, por miedo a las críticas de los suyos y tengan que transigir con pagar el rescate que les pidan y, además, se vean obligados a entregar a los dos piratas que tenemos en España. Una muestra evidente de la falta de capacidad del gobierno de Zapatero para resolver los problemas; tanto ZP como sus ministros, no tienen otra idea que la de resistir. Esperan que las cosas se solucionen por sí solas y que, vaciando las Arcas del Estado en dar subvenciones, ayudas y rescates, van a conseguir llegar al fin de la crisis, momento en el que confían que, la falta endémica de memoria de los ciudadanos, les permita renacer de sus cenizas para derrotar, con facilidad, a un PP que es incapaz de imponerse, a causa de la ineptitud de sus dirigentes, aprovechando una situación inmejorable para vencer, con mayoría absoluta, al PSOE de ZP.

En todo caso, se trata de una situación explosiva que no puede prolongarse sin que exista el peligro de que se produzca alguna muerte; de hecho, los piratas ya han lanzado algunas granadas, sin duda, para demostrar a las naves que los escoltan, que no van a estar aguardando mucho tiempo más y que, es posible, que la paciencia se les agote y acudan a procedimientos más expeditivos. Si eso se produjera y hubiera sangre entre los secuestrados, sin duda, las excusas del gobierno no iban a servir para que, tanto el sector de la población partidario de una acción rápida, como aquel que preferiría el pago de un rescate; les pidiera cuentas por haber actuado sin norte, sin ideas, sin celeridad y sin el valor para hacer frente a una situación de emergencia que, por otra parte, se supone que un gobierno debe saber solucionar. Un mal trago que añadir a los que, un inconsciente y aturdido señor ZP, va a tener que enfrentarse, a la vista del caos que ha conseguido organizar en España. Maistre decía: “A fuerza de desgracias acaba uno por hacerse ridículo” ZP ya se ha ganado este honor.

Noticias relacionadas

Torra y su camarilla de independentistas, desmemoriados pertinaces

“La lesión que hacemos y la que sufrimos no están pesadas en la misma escala. Aesop Fables

Debate en televisión española

Ofrezco en este artículo algunas reflexiones sobre el debate político a cuatro celebrado en el Estudio 1 de la televisión pública

Libertad de expresión

Parece lógica y fácil de entender la diferencia que hay entre rebatir una idea y vejar a una persona solo por el mero hecho de expresarla

¿Cómo se ve atrapada Mervi en los textos de Dickinson para crear esa atmósfera poética?

El libro se hace visible y comienza con una carta de una a otra mujer

Por qué Lucía no votará a Pedro Sánchez

Pedro Sánchez decidió duplicar gastos electorales y arrancarnos del bolsillo a los españoles alrededor 180 millones de euros
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris