Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Buñuelos de viento   -   Sección:   Opinión

El clan de la zeja descubre Cuba

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
viernes, 6 de noviembre de 2009, 03:18 h (CET)
Zapatero ha puesto el índice de sus mandatos en la defensa hasta el extremo de los más débiles de la sociedad. O eso dice. El caso es que como consecuencia las clases medias están desasistidas y pagan el pato de la crisis y la subida de impuestos. Eso sí, los del circo mediático progre están que se salen de satisfacción. Los homosexuales masculinos y femeninos (¿será políticamente correcto hablar así?) son uno de los grupos más satisfechos con Zapahuero.

Debieron sentir una satisfacción orgásmica cuando a lo suyo lo llamaron matrimonio, para discriminación –negativa, por supuesto- de la inmensa mayoría social, claudicante y silenciosa, que tenía una idea distinta de lo que debía ser un matrimonio. Hasta pudieron adoptar niños, a pesar de las dudas iniciales del Obama de Valladolid, sin que nadie pensara en que determinados experimentos sociales deben hacerse con gaseosa.

El clan de la zeja en toda su extensión, intelectuales de verdad, intelectuales de pega, artistas, famosillos y otros congéneres de diverso pelaje, han tenido uno de sus santuarios eternos en Cuba, han tenido al Castrismo como religión y a Fidel como Virgen Inmaculada, a los que peregrinaban de vez en cuando. Tal vez ahora, con un poco de suerte, se acaben de caer del caballo en su camino a Damasco. O a la Meca, a elegir, no sea que me llamen sectario religioso.

Y acaban de descubrir que la Jerusalén castrista está poblada de disidentes… sexuales. Todavía no han descubierto a los políticos, pero todo se andará, tiempo al tiempo. El caso es que los de COLEGA (Confederación Española Colegas de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales, vaya lobby que se ha buscado Zapa) acaban de enterarse de que el Castrismo no es el paraíso ni hay cien mil huríes esperándoles. Antes al contrario, el ángel divino del régimen castrista ha señalado con su espada flamígera a seis jóvenes homosexuales condenándolos a penas de prisión de entre dos y tres años, en virtud de la Ley de Peligrosidad Predelictiva.

Sí, eso, “peligrosidad predelictiva”, toma del bote y echa veinte céntimos de limosna para los homosexuales del tercer mundo. “Predelictiva”, joé. El Tribunal Provincial de Boyeros, un municipio cercano a La Habana, condenó hace una semana a los seis jóvenes por considerar que son «propensos a cometer un delito en el futuro» aplicando la llamada Ley de Peligrosidad Predelictiva, según informa Europa Press y nos cuenta ABC. Vaya, ¡que se los detiene porque ya saben anticipadamente que con el tiempo van a cometer un delito!

Uno de los ejemplos que brinda la agencia de noticias es el de René Castell Medina, homosexual de 19 años, junto a su pareja Damián Arancibia Touriño, de 21, que ejercían de costureros sin la autorización estatal pertinente. Quizá el lobby homosexual español no entienda como algo estrafalario que en Cuba se exija autorización estatal para ser costurero, a lo peor eso no es malo para ellos, pero por lo que ya no han pasado es porque en ese paraíso progresista, en ese idílico jardín del socialismo, en el edén de las libertades, se persiga a los homosexuales… ¡preventivamente! Una vez más los extremos se tocan, esto huele a la ley de peligrosidad social del franquismo.

Si hay suerte la noticia correrá entre los progres y puede que algún día descubran que lo de Cuba es una dictadura. Cruel, muy cruel. Si hay suerte, insisto.

Noticias relacionadas

Verdades que no podían contarse

La historia aparece llena de metepatas y renuncios, y allí está Villarejo para grabarla

Más medidas contra la violencia de género

Que en un par de días haya cuatro asesinatos por violencia machista indica que se debe proteger más a las mujeres y a los menores

Un PSOE perplejo al ser combatido con sus mismas armas

“Mateo 7:2 -Porque con el juicio con que juzguéis, seréis juzgados; y con la medida con que midáis, se os medirá”. (Santa Biblia)

Hacerse mayor

Soy partidario de que cuando nos refiramos a las personas longevas no se le denominen viejas

Plagios y titulitis

Un autor es reconocido con un premio literario por el que verá editado su libro, hete aquí que el título coincide con un verso de otra poeta
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris