Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Análisis internacional  

Lobo zorro

Isaac Bigio
Isaac Bigio
viernes, 6 de noviembre de 2009, 03:17 h (CET)
Porfirio Lobo es quien encabeza las encuestas para las elecciones hondureñas del 29 de noviembre. Su Partido (el Nacional) tiene la clave para resolver la crisis de su país.

Pese a que Lobo es uno de los políticos más conservadores de la región él podría ser el hombre que reinstale al presidente más izquierdoso que haya tenido su nación.

Según el acuerdo suscrito entre el presiente de facto Micheletti y el derrocado Zelaya es el congreso quien debe dirimir quién sea el gobernante de unidad nacional que supervise dichos comicios.

Sin embargo, el partido dirigente del congreso (el Liberal) se halla dividido entre la mayoría que respalda a Micheletti y la minoría que quiere reinstalar a Zelaya. Y Lobo se hace el loco.

El líder de la derecha hondureña se hace el que no sabe qué hacer o votar porque espera capitalizar de la división de su tradicional rival (el liberalismo) y por qué espera poder conseguir más ventajas en caso vote por Zelaya.

Este juego astuto tiene un límite. A menos de 4 semanas de las presidenciales Lobo requiere que éstas se den en un cuadro de credibilidad. Ninguna potencia reconocería una probable victoria suya si es que Zelaya no vuelve a palacio.
Lobo quiere vender caro su voto y asegurarse que si Zelaya es reinstalado su partido tendrá ministros o que él sea el nuevo presidente desde Enero.

Noticias relacionadas

Sectas y partidos políticos

Los nombres, identidades, intenciones e ideologías importan

Torra y su camarilla de independentistas, desmemoriados pertinaces

“La lesión que hacemos y la que sufrimos no están pesadas en la misma escala. Aesop Fables

Debate en televisión española

Ofrezco en este artículo algunas reflexiones sobre el debate político a cuatro celebrado en el Estudio 1 de la televisión pública

Libertad de expresión

Parece lógica y fácil de entender la diferencia que hay entre rebatir una idea y vejar a una persona solo por el mero hecho de expresarla

¿Cómo se ve atrapada Mervi en los textos de Dickinson para crear esa atmósfera poética?

El libro se hace visible y comienza con una carta de una a otra mujer
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris