Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Nadiel se lo cree

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
miércoles, 4 de noviembre de 2009, 04:24 h (CET)
La propaganda socialista ya pasa de castaño oscuro. El que digan a la gente acrítica e ignara, que “la Ley del aborto es y será para siempre, una conquista irreversible del socialismo en una sociedad progresista” no se sostiene en pie, ni es creíble.

Se empezó ocultando la realidad del crimen del aborto, llamándolo “interrupción voluntaria del embarazo”. Lo presentaron como un derecho de la mujer a decidir sobre su propio cuerpo, tal como si fuera un sabañón o una callosidad. Al votarse los tres supuestos legales –violación, peligro de la vida de la madre y deformación del feto- se comprobó ser un coladero de hecho, para impunemente, suprimir miles de vidas humanas y montar negocios millonarios con las clínicas abortivas. Todo contra el ser humano más inocente e indefenso, a quien se priva del derecho fundamental de la vida. Desmontando una tras otra las supuestas razones para seguir el genocidio legal de 100.200 abortos al año, oficialmente reconocidos, se pasó con muchas prisas a querer votar La Ley de plazos como un derecho y no como un delito. Nadie quiere meter en la cárcel a las mujeres, presionadas y engañadas. Según fue despertando la sociedad se celebró la millonaria Jornada en Madrid por la vida. Se exigió la retirada del anteproyecto de la Ley. Zapatero parece que hará oídos sordos al clamor del pueblo soberano y salta con lo de la conquista, cuando el aborto legal es una derrota y fracaso en toda regla. La Historia y el Pueblo soberano pondrán en su sitio a cada uno. La mentira tiene pies muy cortos.

Noticias relacionadas

Dame el petróleo y toma el manual de USAID

El petróleo atrajo revoluciones y guerras en América Latina, confirmando que la riqueza del subsuelo sentenciaba la tragedia del pueblo que habitaba su suelo

Crecidos por la discordia, desbordados por la violencia

Menos bombas y más abrazos, menos armas y más alma

Monumento al abuelo desconocido

Hemos visto abuelos que han sido el fiel guardián de sus nietos, horas y horas del día dedicadas a ellos, sin descanso ni pausa

120 años del arriado de la bandera española en La Habana

La ceremonia que simbolizó la renuncia de España sobre Cuba

Bersuit Vergarabat y el museo de grandes decepciones

Proyectos artísticos como Bersuit Vergarabat ayudan a transitar por este mundo aciago
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris