Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

El calendario, Sodoma, Gomorra y la Biblia

Lucía Rivera (Barcelona)
Redacción
miércoles, 4 de noviembre de 2009, 04:07 h (CET)
El COGAM ha editado un calendario para 2010 con “Vírgenes transexuales, semidesnudas, acosadas por el diablo, con trajes repletos de preservativos o portando una corona con forma de pene”. Este engendro, es constitutivo de delito, según el artículo 525.1 del código Penal español: ‘incurrirán en la pena de multa, o cárcel quienes, para ofender los sentimientos de una confesión religiosa, hagan públicamente, de palabra, por escrito (…), escarnio de sus dogmas, creencias, (…).

Pero los homosexuales tienen las de perder, al menos a largo plazo. Ya en el Antiguo Testamento, Dios “hizo llover sobre Sodoma y Gomorra piedras, fuego y ceniza”. Un científico de Aeronáutica de la Universidad inglesa de Bristol, Mark Hempshell, afirma que la trayectoria de un meteorito y su posterior explosión en el año 3123 a.C. cerca de Irán, explicaría la destrucción bíblica de las 2 ciudades en medio de una lluvia de fuego y azufre. Para ello se ha basado en una tabla de arcilla del Museo Británico con inscripciones cuneiformes del año 700 a.c, y a potentes programas de ordenador simuladores del cielo de hace miles de años. Hoy, Jesucristo sigue mostrando el castigo que sufren en la eternidad los sodomitas. La protestante Mary K Baxter es testigo: “Al acercarme, vi muchas almas, cada una encadenada con otra. El peso de las cadenas las arrastraba hacia abajo de la superficie del lago de fuego, estaban en el fuego del infierno. “¿Qué es esto?” Le pregunte al Señor. “Estas son las almas de los incrédulos y de los impíos. Estos fueron mas amantes de su propia carne que amantes de Dios. Ellos eran hombres amando hombres y mujeres amando mujeres, que no quisieron arrepentirse y ser salvados de sus pecados. Ellos se gozaron de su vida de pecado y despreciaron mi salvación.”

Noticias relacionadas

Dame el petróleo y toma el manual de USAID

El petróleo atrajo revoluciones y guerras en América Latina, confirmando que la riqueza del subsuelo sentenciaba la tragedia del pueblo que habitaba su suelo

Crecidos por la discordia, desbordados por la violencia

Menos bombas y más abrazos, menos armas y más alma

Monumento al abuelo desconocido

Hemos visto abuelos que han sido el fiel guardián de sus nietos, horas y horas del día dedicadas a ellos, sin descanso ni pausa

120 años del arriado de la bandera española en La Habana

La ceremonia que simbolizó la renuncia de España sobre Cuba

Bersuit Vergarabat y el museo de grandes decepciones

Proyectos artísticos como Bersuit Vergarabat ayudan a transitar por este mundo aciago
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris