Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   ¿Es sólo un deporte?   -   Sección:  

La Liga en huelga y yo también

Miguel Cañigral
Miguel Cañigral
@mcanigral
miércoles, 4 de noviembre de 2009, 02:35 h (CET)
Ayer nos encontramos con la amenaza de la LFP de hacer una huelga y parar la Liga si finalmente se deciden eliminar ciertos aspectos de la “Ley Beckham”.

La situación y la motivación del Gobierno es totalmente comprensible. En un momento de crisis económica, quieren mostrar austeridad y capacidad de ahorro y ello no casa con que los que más reciben sean quienes menos contribuyen a solucionar el problema.

La LFP se queja y tiene razón. Se quiere obligar a los trabajadores extranjeros desplazados a territorio español, con menos de diez años de residencia en el país y con ingresos anuales superiores a 600.000 euros, a tributar por el régimen general de IRPF. Es decir, al 43%. Ahora lo hacen al 24% porque se pensó que esto ayudaría a que grandes cerebros extranjeros llegasen a España.

Se queja con razón porque esta decisión posiblemente no atraerá a las grandes estrellas extranjeras a jugar en nuestro país.

Sin embargo a mi eso me da completamente igual. No me importa si no quieren venir ni me importa que la LFP amenace con parar la Liga.

Primero porque no lo hará. Hay demasiado dinero en juego para pararla y en junio jugamos un Mundial que queremos ganar. Segundo porque ya va siendo hora de que los futbolistas tengan los mismos derechos y obligaciones que cualquier persona. Si cobran y viven aquí, que paguen como el resto.

Tercero porque ahora mismo los equipos con más extranjeros son los que más dinero tienen y los únicos que cobran más dinero que nadie a pesar de jugar en la misma Liga que el resto. Porque en Inglaterra todos los clubes cobran lo mismo por los derechos de televisión y aquí quien menos tiene, seguirá teniendo menos.

La crisis económica ha conseguido que los clubes españoles confíen en los jugadores de la tierra. Y si el nivel de la Liga sigue siendo uno de los mejores del mundo no es por Cristiano Ronaldo o por Kaká, es por los campeones de Europa que juegan en nuestra liga. Si que los extranjeros paguen lo que toca va a significar que hayan más jugadores españoles, entonces me dan igual las amenazas de la LFP.

Por último, me da igual porque seguramente llegarán a algún acuerdo antes de que nada ocurra y todos nos quedaremos igual. El problema es mucho mayor y no es sólo español. Si no existe una ley internacional que rija los sueldos de estos deportistas, no sólo los futbolistas, no se puede hacer nada.

Y la LFP tiene todo su derecho a quejarse porque, según creen, esta situación restará competitividad a la Liga frente a la inglesa por ejemplo. Pero a nosotros no nos va a influir en nada. Si pagan más o menos, nos trae sin cuidado. Usted o yo, seguiremos sin trabajo mientras una sola persona cobra tanto como 20.000 sueldos mínimos. Pero claro, tiene tanto merecimiento recibir ese dinero que no vayamos a tocárselo. Pobrecito.

Me voy a poner yo en huelga para que nadie cobre lo que no se merece.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris