Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Momento de reflexión   -   Sección:   Opinión

Prioridades en las relaciones

Octavi Pereña
Octavi Pereña
miércoles, 4 de noviembre de 2009, 02:18 h (CET)
Ben Brightman, el protagonista de la película ‘Fever Pitch’, es un fanático del equipo de béisbol ‘Boston Red Sex’ . Durante la temporada difícilmente se pierde un partido. Fuera de temporada conoció a Lindsay y se enamoró de ella. Al empezar la nueva temporada la joven descubre que su compañero era una persona totalmente distinta. Todo giraba alrededor del béisbol. No le dedicaba tiempo a no ser que le acompañase al estadio. Lindsay lo dejó debido a su fanatismo. El compañero abandonado comenta con un amigo lo que le ha ocurrido. Éste le dice. “Tú amas a los Sex. Dime,¿te han amado alguna vez ellos?” Estas palabras le hicieron pensar a Ben cuáles eran sus prioridades y decidió dar más tiempo a la mujer que amaba y que le pagaba con amor a pesar de que la marginaba debido a su pasión deportiva.

Entregamos nuestras vidas a las aficiones, placeres, actividades, trabajo y muchísimas más cosas que en principio son buenas. Se debería tener en cuenta dos aspectos a la hora de hacer elecciones si es que deseamos mantener buenas relaciones con nuestros cónyuges. Jesús dijo: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente…Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Mateo,22:37,39). Con estas palabras Jesús establece las prioridades que ha de tener una persona si es que desea mantener buenas relaciones con otra. La prioridad principal es amar a Dios de todo corazón. El Creador y Salvador exige que se le ame con todas las fuerzas porque así lo requieren las reglas que determinan la felicidad del hombre. Se podrá cuestionar esta exigencia y no prestarle atención o desecharla abiertamente. Esta actitud no elimina los principios que hacen feliz al hombre. La otra prioridad está subordinada a ésta y consiste en amar al prójimo como a uno mismo. Gran reto es este. No perseguirlo es la causa de tantos naufragios que se producen en las relaciones humanas y concretamente en las matrimoniales. Dada nuestra condición de pecadores no convertidos a Cristo, Dios no ocupa el primer lugar en la escala de prioridades y, en consecuencia no se ama al prójimo como a uno mismo. El programa se desequilibra. El lugar que debe ocupar Dios y el prójimo lo llena el ‘YO’. YO soy lo más importante. Todo gira alrededor del YO. Como consecuencia del desplazamiento se deterioran las relacione sociales hasta la ruptura. No se precisa decir que las relaciones conyugales pagan las consecuencias y se rompen. Si se analizasen las causas de los divorcios se descubriría que el ‘YO’ es la causa principal. Es así de sencillo. Es preciso cambiar el orden de prioridades si es que se desea reparar la fractura conyugal.

Gracias al consejo de su amigo, Ben se dio cuenta de que la pasión que sentía por los Sex desplazaba el amor que debía brindarle a Lindsay. La solución a su fracaso matrimonial fue reemplazar las prioridades.

El Barça, el Madrid y el equipo local, ¿no levantan las mismas pasiones que los Sex?

Noticias relacionadas

Thanksgiving’s day

El Black Friday será una marabunta de compradores compulsivos de unas rebajas que no tengo yo muy claro que sean tales

El otro 20N

En la actualidad sigue el mismo partido y otros que mantienen el ideario antidemocrático y fascista

Estrasburgo y la exhumación de Franco. Torra y sus ínfulas

Socialistas y soberanistas catalanes quieren morder un hueso demasiado grande para sus quijadas

En cada niño nace un trozo de cielo

Un privilegio en el ocaso de nuestros andares y una gracia

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris