Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

¡Con manifiestos de la farándula, no arreglamos España!

Miguel Massanet
Miguel Massanet
lunes, 2 de noviembre de 2009, 06:26 h (CET)
Cuesta creer que, aquellos que más motivos tienen para cerrar la boca e intentar pasar desapercibidos, sean los que, por contra, pretenden erigirse en los maestros de la política económica y social del país. He estado repasando la lista de nombres del manifiesto que un grupo de artistas, con el apoyo de algunos sindicalistas (Méndez y Fernández Toxo), ha dado a conocer; con el evidente empeño de intentar apoyar a su “amigo” y “protector” el señor Rodríguez Zapatero, desviando o, mejor dicho, pretendiendo desviar el foco de atención de la ciudadanía de las verdaderas causas de la depresión por la que estamos pasando en España; intentar disimular la responsabilidad de sus verdaderos causantes, de aquellos que, con su mal hacer, su empecinamiento, su doctrinarismo de izquierdas y su ineptitud para atajar las causas verdaderas de que seamos la nación más perjudicada, la que menos perspectivas tenemos de remontar la crisis y aquella en que, las medidas gubernamentales para intentar paliarla, han sido más disparatadas, ineficientes y carentes de la más mínima lógica. Y, si tengo que decirles algo sobre ello, es que siempre son los mismos, siempre son los de la farándula los que intentan llevar la batuta erigiéndose, con el dogmatismo que los caracteriza, en los “salvadores de la patria”, en aquellos que pretenden ser los depositarios de la “verdad absoluta” y que tratan de dar lecciones de economía y de cómo se debe dirigir una nación cuando, en muchos casos, son incapaces de orientar convenientemente sus propias vidas.

No es fácil entender que, estos izquierdistas del más rancio abolengo ( digo lo de “rancio” por lo obsoleto de su discurso, lo desfasado de sus argumentos y por el sectarismo, reconcomio e hipocresía, encerrados en sus alegatos, más propios de La Pasionaria que de personas que están viviendo en el siglo XXI), tengan el descaro de predicar en contra de sus eternos adversarios los de la derecha – muchos de ellos se hicieron millonarios durante el “oprobioso” régimen del general Franco – cuando, en tiempos de crisis y cuando estamos con más de cuatro millones de parados, son los que salen principalmente beneficiados por las subvenciones, ayudas, regalías y leyes especiales (como aquella que ha convertido a la SGAES en la inquisidora, con poderes ejecutivos, de todos los espectáculos a los que, con razón o sin ella, quieren fiscalizar para que no se les escape un euro de sus, en muchas ocasiones, millonarias y escandalosas ganancias; que la propaganda de las TV estatales, los contratos desmesurados conseguidos por apoyar al Gobierno o las ayudas recibidas por conducto de la ministra Gonzáles-Linde, del gremio por supuesto, se ha preocupado de conseguirles y de mejorarlas aunque, el resto de las industrias, las pequeñas y medianas empresas y muchos de estos empresarios a los que les echan la culpa de ser los causantes de la crisis, estén sin créditos para intentar reflotar sus negocios y salvar los empleos de sus obreros, en medio de esta abracadabrante situación.

Me gustaría que el señor Juan Diego ( padre o hijo) o la señora Ana Belén o su marido o la señora Pilar Bardem o la Rosa Regás nos ilustraran y nos dijeran ¿cuántos puestos de trabajo han creado ustedes con sus respectivas profesiones?, ¿cinco, diez, veinte…? Sería conveniente que nos explicaran cuánto capital, del suyo, no del de otras persona con el que es fácil hacer cálculos; ¿saben el dinero que arriesga un empresario para poner en marcha una empresa?, ¿saben el papeleo, la burocracia, los permisos, los inconvenientes que tienen que vencer para poner en marcha un negocio?, ¿saben lo que cuesta cada obrero que contratan de Seguridad Social, de medidas de protección, de cargas sociales, permisos, bajas laborales, faltas por causa de mujeres que paren y tienen meses de permiso para cuidar a sus hijos y que nadie se lo compensa al empresario? Si alguno de estos “sabios” que, con tanta facilidad se expresan en contra de los motores de la economía española, que son los empresarios, tuviera la más mínima idea de lo que se juega una persona que se arriesga a montar un negocio, probablemente cerrarían la boca y se abstendrían de opinar sobre algo sobre lo que no tiene más que prejuicios, informes erróneos y mucha demagogia, que sus correligionarios, los activistas que viven de las subvenciones del partido y los sindicalistas, que viven sin trabajar a costa de las empresas; se han encargado de difundir, año tras año, en un empeño realmente repugnante de tergiversar la realidad con el sólo ánimo de entregar a España en manos de los comunistas o socialistas, que al efecto son lo mismo, para que la conduzcan a la bancarrota o, lo que todavía es peor, la conviertan en un remedo de la “economía dirigida” según el modelo de la economía soviética, impulsada, a base de muertos, asesinados, torturados y enviados a Siberia por el “padrecito Stalin” de cuyos crímenes parece que, ni el juez Garzón, se acuerda.

Cuesta creer que el señor Peces Barba ( si, aquel que intentó poner cizaña en la EVT para evitar que interfiriese en el arreglo que pretendía ZP pergeñar con la ETA) o estos catedráticos firmantes de este papelucho ilegible y evidentemente redactado por mentes educadas en la LOGSE, si es que llegaron a tanto, o, todavía peor, mentes cultivadas que conociendo los peligros de una deriva tan peligrosa como se deduce del manifiesto, anteponen sus intereses izquierdistas, su sectarismo igualitario y su rencor endémico al bienestar, a la recuperación y a las posibilidades de progresar con esfuerzo y estudio, en un Estado de economía de mercado ( por otra parte la de toda Europa) lejos del proyecto que pretenden imponernos, por el que se convierte a la burocracia, al Estado totalitario y al Gobierno omnipotente, en el gestor de la economía de la nación; cuando a nadie se le puede escapar que, estos sistemas de intervencionismo, han pasado a la historia, todos ellos habiendo sido protagonistas de clamorosos fracasos que condujeron a los ciudadanos de estos regímenes dictatoriales, a la más completa miseria, como se demostró en los países de detrás del famoso Telón de Acero.

Cuando al señor Méndez se le ocurre decir que los trabajadores de fuera de España cobran un treinta por ciento más que en nuestro país, aparte de mentir, se olvida de algo que se deja en la faltriquera y es que, fuera de España se trabaja, los obreros rinden lo que tienen que rendir y aprovechan las horas que tienen que trabajar, tienen menos absentismo y, su eficiencia en el trabajo, aparte de su formación, son muy superiores a las nuestras. No tiene, ese señor, más que mirar los datos que tiene la UE y podrá constatar, si es que quiere hacerlo, que nuestra productividad, comparada con la del resto de Europa, es de las peores, lo que nos coloca en una posición pésima a la hora de competir con nuestras industrias rivales. Pero esos demagogos de biberón y pañal, no entienden de razones, ni de matemáticas y mucho menos de economía, No saben que, sin empresas que rindan no hay puestos de trabajo y sin trabajo no hay empleo ni salarios, ni bienestar. Les cuesta entender que de subvenciones es imposible vivir y que, cuando se acaba la riqueza en un país, lo único que queda es mucha miseria y si hay miseria el señor Miguel Rios se tendría que ir a vender sus discos a China, porque aquí no habría quien se los comprase. Claro que, a estos millonarios de la farándula, como ya tienen los riñones forrados, les es muy fácil hablar de lo que ignoran y recomendar a los trabajadores que se caven su propia tumba; porque saben que a ellos no les va a afectar.

Hipocresía, pleitesía al gobierno que los subvenciona y falta de preparación para entender aquello de “zapatero a tus zapatos” y, no hay en ello segundas intenciones.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris