Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Opiniones de un paisano  

Halloween

Mario López
Mario López
lunes, 2 de noviembre de 2009, 06:25 h (CET)
Ayer celebramos en Madrid a cielo abierto, como una noche de junio cualquiera y con mayor participación que en años anteriores, la fiesta de Halloween. La noche de Brujas. Pero, en realidad, Halloween significa desambiguación. Extraño palabro que la RAE define como “acción de desambiguar” o, lo que es lo mismo, “Efectuar las operaciones necesarias para que una palabra, frase o texto pierdan su ambigüedad”.

Claro, lo que ha producido esta fiesta es una traslación del término a la naturaleza humana. Es decir, en la fiesta de Halloween el personal efectúa las operaciones necesarias para perder su ambigüedad. Pues, a juzgar por lo visto en la noche madrileña, yo diría que la mayoría de nuestros jóvenes se saben cadáveres. O no, igual es que les ha dado por imitar, como en tantas otras cosas, a sus coetáneos americanos. Pues no veo yo qué pueda tener esto de malo; por qué ese rechazo que produce en ciertos adultos. Europa llevó a América la desambiguación de los Carnavales. Pues, en justa correspondencia, debemos acoger la desambiguación de Holloween. Así nos desambiguamos dos veces: por otoño y en el umbral de la primavera. En otoño, para mostrar nuestros huesos y, por primavera, para mostrar nuestra carne. Huesos y carne. Muerte y vida. Y, entre estos dos hechos fundamentales, la Navidad. Pues no está mal.

Noticias relacionadas

Procesos electorales

Resulta bochornoso que todavía se cobren ciertos sueldos cuando hay pobreza, miseria y hambre física

Conversaciones de autobús

El pulso de la actualidad en el recorrido de la línea 79

Cuestiones que nos interpelan

“El signo más auténtico y verdadero de espíritu humanístico es la serenidad constante”.

​El equilibrio

El escuchar a los demás y la apertura a los nuevos aires, harán de bastón que nos permita seguir conviviendo con la humanidad

Recuerda: Nada nos pertenece, todo es prestado

​La naturaleza en su conjunto y la humanidad misma, viven en el día con día los embates de la voracidad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris