Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

El caso de Villalbilla y la corrupción moral

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
lunes, 2 de noviembre de 2009, 06:23 h (CET)
Ha sucedido en un colegio en Villalbilla, Madrid: nueve jóvenes de 14 años y cinco de 13 años –inimputables gracias a nuestros políticos, por lo que no se los puede someter ni tan siquiera a exploración- presuntamente abusaron sexualmente de dos compañeras de 12 y 13 años. Una de ellas habría conseguido zafarse a patadas, mientras la otra, “más tímida”, era sometida a vejaciones y abusos por la horda de salvajes. Y todo esto en la ruta escolar mientras el conductor los llevaba de vuelta a casa. Según el chófer, encima guardia civil, él no se enteró de nada de lo que sucedía en el interior de su vehículo. Ni oyó los gritos de las chiquillas ni vio cómo otros jóvenes, que habrían declarado ante la Fiscalía de Menores, intentaron defenderlas. El colegio, por su parte, enterado de los hechos por la cría “menos perjudicada” habría tratado, según han denunciado los padres de las víctimas, de minimizar los hechos. Suceso que salió a la luz pública cuando los progenitores denunciaron y el AMPA se puso del lado de las víctimas exigiendo que fueran los presuntos delincuentes y no sus víctimas, como suele suceder, quienes tuvieran que abandonar el centro escolar. Es decir, que algunos miraron hacia otro lado hasta que los padres decidieron poner el terrible asunto en conocimiento de la Justicia y obligar al Defensor del Menor a acudir a proteger… la intimidad de los menores delincuentes. Que es lo que esta institución hace, y si no que le pregunten a la madre de Sandra Palo.

En lo que a mí me parece el colmo del desatino la dirección del centro habría tomado la decisión de convocar a todos los implicados a un “proceso de paz”, que lo llamaría ZP. Los padres de las jóvenes presuntamente víctimas de abusos sexuales sentados junto a los padres de los presuntos abusadores. Los profesores allí presentes en el papel de mediadores que, en casos criminales, compete a los jueces. Todo un espectáculo de lo más macabro. ¡Oigan ustedes, que por lo visto se ha abusado sexualmente de dos niñas!

Y es que en esta sociedad en decadencia lo que se lleva es bien mirar hacia otra parte (queriendo ignorar los hechos o colocándose en una perfecta equidistancia entre víctima y verdugo), bien ponerse del lado del fuerte, que se presume es el “pobrecito” delincuente. Por eso hay quien hace declaraciones del tipo “se está exagerando”, la culpa es de los medios de comunicación, en este colegio al que van mis niños todo son chicos maravillosos y se afirman cosas que humillan a las presuntas víctimas del tipo que si “ha sido una tontería” (si les sucediera a tus hijas ó hermanas, a ver qué opinabas de “la tontería”)…

“Ha sido una chiquillada” y se “está perjudicando al instituto y a los alumnos” [con que se haga público el presunto delito], declara al diario “ABC, dando ejemplo de miseria moral, una individua que se dice profesora y que a buen seguro no ha sido por ello apartada de la docencia. Es el perfecto y fiel retrato de nuestro desastroso sistema educativo.

A estas horas algunos alumnos ya afirman que las niñas se han inventado esta historia que tanto las hará sufrir durante años y que las ha marcado a ellas y a sus familias para siempre –recuérdese que hablamos de un pueblo relativamente pequeño-, “para salir en la tele”. “Aquí no hay macarras”, afirma una madre como si los agresores sexuales tuvieran que provenir, cosas del imaginario popular y de la cobardía moral, de barrios marginales. Alguno se queja de que se hayan tenido que suspender las actividades extraescolares, “con lo que nos costó conseguirlas”, simplemente porque parece que pudiera haber agresores sexuales sueltos por el colegio.

Y encima luego se preguntarán “por qué”. Un espejo como respuesta no estaría nada mal.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris