Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Manuel Pimentel

Mario López
Mario López
domingo, 1 de noviembre de 2009, 09:52 h (CET)
El otro día estuve viendo por la televisión el programa de debates "59 segundos". Por primera vez en mucho tiempo disfruté del buen tono, urbanidad y sentido común de los participantes. La moderadora, María Casado, tuvo un trabajo fácil con José Antonio Labordeta, Melchor Miralles, José María Calleja, Francisco Marhuenda, Manuel Pimentel y no recuerdo quién más.

Cada cual dio su opinión sobre los sueldos, primas y jubilaciones de los banqueros con absoluta corrección y sensatez. De verdad que da gusto ver a gente culta e informada cuando les da la gana de dialogar con rigor y educación. Es un placer esquivo como pocos. Ahora, lo que ya me supo a gloria fue escuchar la réplica de Manuel Pimentel al comentario de Francisco Marhuenda que defendía la libertad de los accionistas para fijar los sueldos de los altos ejecutivos, por desorbitados que estos fueran. Pimentel calificó con toda rotundidad de indecente el finiquito de los banqueros. Recordó cuando él era ministro de Trabajo y tenía que sentarse en la mesa de negociación con la Banca y la gran patronal, las pegas que le ponían para mantener un despido digno para el conjunto de los trabajadores. Manuel Pimentel es el único miembro de algún gobierno del PP que es capaz de hablar en estos términos de justicia y racionalidad. Qué distinto sería todo si estuviera él en lugar de Mariano Rajoy como jefe de la oposición.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris