Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Acuerdo en Opel

Jesús Molíns (Zaragoza)
Redacción
sábado, 31 de octubre de 2009, 21:32 h (CET)
Parece ser que hemos llegado a un acuerdo que garantiza la “viabilidad” y existencia de la planta de OPEL ESPAÑA de Figueruelas.

Parece ser que se garantizan las cadenas de producción; todos los componentes que se necesiten para los modelos producidos en la planta serán fabricados en la misma.

Parece ser que MAGNA se compromete a encargar a las empresas auxiliares de OPEL ESPAÑA los componentes necesarios para la fabricación de otros modelos en las diferentes plantas europeas de la firma.

Y parece ser que el Gobierno de España ayudará a MAGNA inyectándole algún millar de millones de euros y a su vez el Gobierno de Aragón lo hará con varios centenares.

Hasta ahí correcto; hemos defendido la estabilidad económica e industrial de Aragón y el grueso del empleo existente, además de garantizar, “al parecer”, la existencia, productividad y viabilidad de la planta de OPEL ESPAÑA para los próximos diez años.

Pero no nos podemos olvidar del que sin duda es el mayor precio que tenemos que pagar por ello; los 900 despidos que se tienen que producir.

Novecientos trabajadores (se dice pronto); podrían ser la plantilla de nueve grandes empresas de Aragón; son novecientas familias que entraran en una situación de precariedad e incertidumbre. Ahora eso sí, parece ser que MAGNA también se ha comprometido a realizar dicho “ajuste” de la forma más “socialmente adecuada”.
Ya veremos como se cuadra el círculo: como se despide a 900 trabajadores de la forma más “socialmente posible” y también tendremos que ver como se cuadra el hecho de mantener la productividad a la vez que reducidos la plantilla en 900 trabajadores.

Lo que si queda claro, es que si hoy hemos mantenido la existencia de la planta de OPEL ESPAÑA en Figueruelas por “al menos 10 años”, con ello también hemos fijado la posible fecha del desmantelamiento de dicha planta.

Por eso no cabe que los gobiernos español y autónomo, una vez conseguido el primer objetivo se emborrachen del “existo”, se duerman en los laureles y se desactiven.

Al contrario, tienen diez años por delante para multiplicar los miles de millones de euros que van a pagar a MAGNA por su “magno” plan e invertirlos en crear, en el entorno de Figueruelas y Aragón un nuevo tejido industrial, diversificado, moderno, estable y con proyección de futuro, con el único e importante objetivo de cambiar el modelo de la economía aragonesa y que el día en que la OPEL nos diga adiós (día que sin duda llegará), no nos resulte tan traumático y desastroso como si lo hiciera ahora.

Tenemos diez años por delante, no nos durmamos en los laureles, creemos un nuevo entramado industrial para la zona de Figueruelas y el resto de Aragón; tenemos diez años por delante para cambiar nuestro modelo económico e industrial.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris