Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Columna de opinión   -   Sección:  

Otro gran ridículo que mancilla la historia blanca

Jorge Dargel
Jorge Dargel
viernes, 30 de octubre de 2009, 02:20 h (CET)
La parroquia madridista se está acostumbrando a sufrir ridículos mayúsculos e impensables durante las últimas temporadas, llámase Toledo, Real Unión o en este último caso, el Alcorcón. El 4-0 que endosó el modesto equipo madrileño de Segunda B a todo un Real Madrid el pasado martes en la Copa del Rey, quedará para los anales en el capítulo negro de la historia del club blanco.

Vergüenza ajena, esto es lo que deberían tener estos días los jugadores del Madrid, pero probablemente, estén durmiendo a pierna suelta en sus inmensas camas de sus lujosas mansiones. Manda… narices, que los más indignados públicamente hayan sido el presidente, Florentino Pérez, el director deportivo, Jorge Valdano, y el entrenador, Manuel Pellegrini. Sin embargo, los futbolistas que hicieron el ridículo contra el Alcorcón, intentaron quitarle hierro, vamos, como si fuese un accidente sin mayor importancia.

Señores, que el Real Madrid pierda ante otro equipo de Primera o contra uno de Champions League puede pasar, pero es inaceptable que sufra una derrota como la del pasado martes. Vamos a ver, que la nómina de un jugador como Kaká, Benzema, Cristiano Ronaldo es siete veces más que la del Alcorcón. No hay excusa ni argumento que valga para intentar justificar esta derrota. Sinceramente, creo que hay muchos futbolistas del equipo blanco que no saben aún qué escudo llevan en la camiseta ni la grandeza y la historia que tiene.

La verdad, viendo los últimos resultados de los pupilos de Pellegrino, no era nada optimista con el choque de Copa del Rey ante el Alcorcón, pero lo que no me esperaba era una derrota así y la imagen que ofrecieron en este encuentro las estrellados madridistas. Pero bueno, es la misma historia de las últimas campañas, un Madrid que depende de sus individualidades, que apenas muestra una pizca de buen juego, que dista mucho del fútbol de su eterno rival, y que sufre de vez en cuando un enrojecimiento ante un rival mucho más inferior.

Lo peor es que este 4-0 nunca se olvidará y perdurará en la memoria futbolística para el resto de los días. Este resultado no sólo es una derrota deportiva, ya que tiene una connotación cultural y social. Otra vez David pudo con Goliat, pero en el caso del Real Madrid, esto está siendo demasiado habitual. Este rotundo fracaso, unido a los últimos malos resultados, deja en evidencia el nuevo proyecto ilusionante que nos vendieron a principios de temporada. Algo sigue fallado y sin lugar a dudas, la culpa es de los jugadores. Espero equivocarme, pero las ‘vacas sagradas’ del vestuario pueden tener bastante que ver en este nuevo mal recuerdo para los madridistas.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris