Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Buñuelos de viento   -   Sección:   Opinión

Me cagüen jalogüin, oiga

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
viernes, 30 de octubre de 2009, 02:11 h (CET)
Es la segunda vez que escribo este artículo, al menos es la segunda vez que escribo un artículo con este título y con contenido semejante. Porque mi irritación no ha cambiado. Porque España no ha cambiado. Porque los españoles seguimos siendo unos pueblerinos asomados desde el propio campanario contemplando con asombro y ansia todo lo que existe fuera de las fronteras de nuestro villorrio.

Creo recordar que el mismo año que el acueducto de Segovia celebraba su
segundo milenio EE UU celebraba su segundo centenario. Pese a esta
desproporción en Historia, en tradiciones y costumbres seguimos babeando
cada vez que alguien nos menciona Guasinton o Nueva Yor. Paletos.
Pueblerinos cejijuntos.
Nos seguimos asombrando de todas las chabacanas payasadas que existen con
tal de que las hayan inventado otros, especialmente los americanos. Somos el
país antiamericano más americanista. Si usted no lo comprende yo le
comprendo. A usted, no a España. A España no la comprende ni la madre que la
parió. El caso es que al mismo tiempo que comemos hamburguesas a mansalva,
vemos la NBA e idolatramos, babeantes, todo lo que venga de Jolivud
rechazamos el imperio yanqui, su ejército y a sus políticos. Si exceptuamos
desde hace unos meses a San Barak Obama del Misterio Desconocido que nos
sacas de la crisis, ora pro nobis.
Consumimos la cultura americana con las mismas ansias con que devoramos sus
pelis, sus series y su cultura. Si por cultura entendemos a Bart Simpson,
claro. Abrazamos sus tradiciones mientras en los almacenes de los teatros se
muere Don Juan Tenorio y los colegios se preguntan si será acorde con los
zapateriles tiempos que los nenes celebren la fiesta de navidad con un
teatrillo... del portal de Belén, con la Virgen y todo eso... ¿No somos
gilipollas, no nos la estamos cogiendo con papel de fumar?

Somos raros los españoles. Incomprensibles, hablamos mal de España, de lo
español, de los españoles (yo lo estoy haciendo) mientras nos postramos de
hinojos ante lo que cualquier advenedizo con poco más de doscientos años
quiera vendernos. Cuando los turbulentos años de la guerra civil los rojos
de mi pueblo gritaban "Viva Rusia", ahora los gilipollas de todas partes
gritan "Viva USA".
Yo quiero exiliarme, quiero tomar las de Villadiego y olvidarme de este
nuestro país de paletos que olvida sus tradiciones y abraza alborozadamente
las de los demás, sin ningún control, sin rubor, con tal de que sean de los
demás... Todavía no he decidido si debo recurrir al exilio en Francia o
Italia, amo a ambos países, o me limitaré a mi exilio interior, adaptando a
mi castellana vida aquello de "mi casa es mi palacio", no salir de casa a
cualquier hora ni acudir a cualquier lugar en que pueda encontrarme a un
congénere disfrazado de monstruo de uno veinte de altura. Internet da ahora
muchas soluciones para resistir mejor que Fort Apache el asedio de tribus
enteras de pintarrajeados ciudadanos dispuestos a celebrar imbécilmente
cualquier ocurrencia sin sentido con tal de que venga de allende nuestras
fronteras.
Es la segunda vez que escribo este artículo porque mi irritación no ha
cambiado. Porque España no ha cambiado. Porque los españoles seguimos siendo
unos pueblerinos asomados al propio campanario contemplando con asombro y
ansia todo lo que existe fuera de las fronteras de nuestro villorrio.

¿Me deprimo, alguien puede ayudarme?

Noticias relacionadas

Verdades que no podían contarse

La historia aparece llena de metepatas y renuncios, y allí está Villarejo para grabarla

Más medidas contra la violencia de género

Que en un par de días haya cuatro asesinatos por violencia machista indica que se debe proteger más a las mujeres y a los menores

Un PSOE perplejo al ser combatido con sus mismas armas

“Mateo 7:2 -Porque con el juicio con que juzguéis, seréis juzgados; y con la medida con que midáis, se os medirá”. (Santa Biblia)

Hacerse mayor

Soy partidario de que cuando nos refiramos a las personas longevas no se le denominen viejas

Plagios y titulitis

Un autor es reconocido con un premio literario por el que verá editado su libro, hete aquí que el título coincide con un verso de otra poeta
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris