Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   El crisol  

A un clavo ardiendo

Pascual Mogica
Pascual Mogica
jueves, 29 de octubre de 2009, 00:32 h (CET)
Ya no saben qué hacer para tapar el escándalo del caso Gürtel. Ahora a los del PP se les ha ocurrido que al igual que el caso Naseiro, del que se libró Zaplana, lo convirtieron en el Caso Manglano, apellido del juez que llevaba el asunto, quieren que la trama del caso Gürtel sea un caso de corrupción que afecta al Gobierno y no al Partido Popular. ¿Qué han hecho para poder llevar a efecto su plan? Muy sencillo, se han repasado concienzudamente todas las contratas que el Gobierno ha hecho en estos dos últimos años y como es natural ya que el Gobierno contrata con la gran mayoría de empresas, se han encontrado con que con Teconsa y al constructor Ulibarri, ambos presuntamente involucrados en el caso Gürtel, el Gobierno ha contratado obras con ellos, no era tan difícil dar con ello.

Quiero esto decir que al igual que han tenido acceso a esta información habrán accedido también a los contratos y ahora lo que tienen que hacer es ver las irregularidades que hay, si las hay, seguro estoy de que los han mirado con lupa y como era de esperar no han encontrado nada, y llevarlas ante el juez, pero claro, si hubiera algo ya lo habrían denunciado primero a través de los medios de comunicación y después lo habrían hecho en el juzgado. Sin embargo no hay manera de que el Consell presidido por Camps, entregue a la oposición los contratos con Orange Market, la empresa de Álvaro Pérez “El Bigotes”, ¿porqué? Si no hay nada que ocultar no hay motivo para negarse a mostrar esos documentos.
Pero hay otra cuestión que avala que el Gobierno no ha tenido ningún tipo de favoritismo con Teconsa y Ulibarri. A Teconsa, Adif, el ministerio de Fomento, le retiró, anuló, los contratos de cuatro obras que le había concedido. Como es sabido ambas empresas han presentado suspensión de pagos, o como se le llame ahora, vamos, que se han ido al garete, mientras que las empresas de Francisco Correa y de Álvaro Pérez iban, hasta que se descubrió el “paquete”, viento en popa a toda vela, digo “iban” porque no creo que sigan disfrutando de los mismo vientos favorables que les llevaron siempre a buen puerto hasta que surgió el caso Gürtel.

Se agarran a un clavo ardiendo con tal de salvar su pellejo. Hay diferencias entre el Gobierno de España y el Consell Valenciano y esas diferencias no son otras que lo que realmente importa no es con quien se contrata sino como se contrata.

Noticias relacionadas

Monumento al abuelo desconocido

Hemos visto abuelos que han sido el fiel guardián de sus nietos, horas y horas del día dedicadas a ellos, sin descanso ni pausa

120 años del arriado de la bandera española en La Habana

La ceremonia que simbolizó la renuncia de España sobre Cuba

Bersuit Vergarabat y el museo de grandes decepciones

Proyectos artísticos como Bersuit Vergarabat ayudan a transitar por este mundo aciago

Los taxistas, Ávalos (Fomento) y el control de los alquileres

“En el mejor de los casos, la consecuencia de fijar un precio máximo a un artículo determinado será provocar su escasez.” Henry Hazlitt

Foro de Davos y globalización

Es positivo que se reúnan muchos jefes de gobierno de todo el mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris