Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Buñuelos de viento   -   Sección:   Opinión

En el País de los EREs el tuerto es el corrupto

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
jueves, 29 de octubre de 2009, 00:31 h (CET)
Durante cuarenta años cientos de socialistas vivieron escondiendo sus ideas, temiendo la llegada de la policía a altas horas de la mañana. Durante décadas mantuvieron su ideología en posición firme, desafiando el temporal franquista, desafiando sus miedos con su honradez, luchando en la medida de sus posibilidades por sus ideas. Era la suya una honestidad a prueba de dictaduras, de cárceles, de torturas. Aún recuerdo a un viejo conocido de mi pueblo, cuya condición de represaliado, socialista y republicanos sólo salió a la luz pública tiempo después de morir Franco. Cuarenta años de desierto para llegar a esto.

Y "esto" fue el GAL, Filesa, Paesa y "mihenmano". Y "esto" es sobre todo lo de ayer por la mañana en el Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramanet. Pásese usted cuarenta años jugándose la libertad y la vida para que lleguen éstos y se burlen de toda la militancia. ¡Cuánta honestidad socialista de militantes de base arrojada por los desagües de la democracia! ¡Cuánto mangante al amparo de unas siglas legendarias! ¡Cuánta burla y cuánto desprecio a una militancia esencialmente honrada!

Y mientras tanto España es burlada y saqueada. De ella se ríen políticos capaces de vaciar las arcas públicas con el mayor desparpajo, de ella se burlan políticos chabacanos que se clavan navajas con forma de insulto en las páginas de la prensa. El español asistiría estupefacto a la debacle social, a la ruina moral y ética de su propio país, si pudiera dejar de pensar en el ERE que le acomete, en la hipoteca que le devora o en el paro que le acecha.

Porque la mayor corrupción no es el escándalo Gürtel, ni las ofensas que se arrojan a la cara los políticos del PP madrileño ni lo que haya pasado en el ayuntamiento de El Ejido o Santa Coloma. La mayor corrupción está en el desprecio que estos individuos sienten hacia los problemas de los demás; el mayor escándalo no es que nos hayan robado sino que estén preocupados de hacerlo mientras los ciudadanos tienen el agua al cuello, mientras los autónomos cierran sus pequeños talleres o sus tiendas, mientras España se va hundiendo lentamente. Vivimos en el país de los ERE's mientras ellos andan ocupados en falsificar un sello o una firma, vivimos en el país de los impagados mientras ellos levantan sociedades fantasma, vivimos en el país de los cuatro millones y pico de parados mientras ellos se las ingenian para delinquir.

Ése es el escándalo más grave, lo (poco) que les importamos, lo que (no) piensan en nosotros y nuestros problemas, lo (mucho) que piensan en ellos.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris