Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

La crisis de la derecha

Mario López
Mario López
jueves, 29 de octubre de 2009, 00:30 h (CET)
El caso Gürtel y la lucha por Caja Madrid han puesto de manifiesto que en el PP existen varias corrientes políticas que ya no pueden seguir conviviendo bajo las mismas siglas. Pero la marca PP vale su peso en oro y nadie está dispuesto a renunciar a ella. En una situación como esta puede que lo más razonable fuera que los grupos próximos al fundador del partido mantuvieran la marca y los discrepantes –dado el cariz que ha tomado la discrepancia- formaran un grupo nuevo o volvieran a aquel del que procedieron.

A nuestra democracia no le vendría nada mal una cierta segregación del bipartidismo y aprovechar el nuevo orden de cosas para reformar una la ley electoral que es, a todas luces, injusta. Al igual que se admite que existen varias sensibilidades de izquierdas y diversos grupos políticos que las representan –IU, PSOE y UPyD- tenemos que admitir que hay más de una sensibilidad de derechas que está pidiendo a gritos un partido donde expresarse abiertamente. De hecho, en los primeros años de nuestra democracia existía la UCD, a la que pronto sus propios socios la hicieron volar por los aires. Quizá la derecha está pagando ahora aquella voladura. Es verdad que existe la creencia extendida entre las derechas españolas de que sólo su unidad –prietas las filas- les puede dar opciones para ganar unas elecciones, pero en la situación en la que ahora se encuentran, ¿se puede hablar de unidad? ¿No sería más razonable que cada uno buscara su camino y, llegado el momento, se plantearan unos acuerdos semejantes a los ya tradicionales en la izquierda?España y, muy especialamente, Madrid lo necesitan.

Noticias relacionadas

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.

El acto del reconocimiento de gobiernos

Las principales doctrinas sobre reconocimiento de gobiernos

Alcoa y el abandono de Asturias

El presente y el futuro industrial y económico de Asturias están en el aire

Hacia la caverna

El oscurantismo sigue siendo demasiado moderno

Equidistancia

Entender la vida como una confrontación permanente es algo terrible. Supone enfrentarse a cada una de las facetas de la realidad con un pensamiento dicotómico
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris