Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Internacional
Etiquetas:   Ftbol / Champions  

Una genialidad de Figo evita el entierro europeo del Real Madrid (1-1)

Redacción
sábado, 27 de noviembre de 2004, 22:18 h (CET)
El Real Madrid protagoniz una nueva noche negra en su aciaga temporada e hipotec sus opciones de estar en octavos de la 'Champions' a un triunfo en la ltima jornada ante la Roma, despus de firmar un empate con el Leverkusen (1-1) en un partido en el que ofreci su versin m s calamitosa, en una primera mitad horrenda, y la ms orgullosa, que evit la debacle.

Redaccin / EP
En una segunda mitad fren tica, el equipo blanco logr igualar un partido que hab a entregado desde el inicio con un juego que rozaba el esperpento y sin duda el peor de la era Florentino. Un Bayer tmido y especulativo s lo necesit aceptar de buen grado el en simo regalo de la defensa blanca, nuevamente de Samuel, para poner contra las cuerdas a todo el imperio madridista.

El Real Madrid, entonces, sac a relucir ese gen ganador que le diferencia del resto y acos a un Bayer que se resista a ceder el empate refugiado en su rea. Una genialidad de Figo, en un slalon perfecto en banda izquierda, y una pared precisa con Zidane sirvi para que Ra l hiciera soar con la remontada.

El Madrid empuj y empuj, y disfrut de francas oportunidades, incluido un penalti errado por Figo y un remate a bocajarro de Morientes, pero no encontr el premio, quiz porque la diosa fortuna tambin le haya abandonado.

Ahora, los blancos deber n ganar a la Roma en la ltima jornada si no quieren despedirse precipitadamente de la Copa de Europa, la competici n en la que el equipo acostumbra a enjugar las lgrimas dom sticas.

La pobre imagen del equipo en la primera hora de juego no se correspondi con las ganas que ofreci de inicio. La derrota ante el eterno rival le espole en los instantes iniciales ante una grada dubitativa, esperando argumentos para entregarle su cari o o dictar sentencia en su contra. Durante esos breves instantes de toque y movimiento, el Real Madrid ofreci una versi n notable aunque sin llegada a portera. El Bayer ayud lo suyo. Lejos de ser un cuadro ambicioso, decididamente demostr su intenci n de luchar por salir indemne del coliseo blanco.

Sin embargo, el Madrid se fue diluyendo, incapaz de encontrar una referencia sobre la que construir la continuidad en su juego. Ni Guti ni Zidane servan porque a su lado no aparec an asociaciones. El equipo se fue gripando con el paso de los minutos. En eso se agigantaban Juan y Roque Junior en la defensa alemana y Nowotny y Ramelow rememoraban viejos tiempos en la medular, donde un solitario Guti asista at nito al despliege germano.

Los peores momentos del Madrid coincidieron con un histrico pecado, el de la leyenda negra que persigue a los centrales blancos.

Nuevamente Samuel estuvo involucrado en una acci n desgraciada para su equipo al impulsar hacia su portera un bal n que haba sido rechazado por el larguero. El escurridizo Berbatov, que ya marc en la ida, agradeci el regalo y petrific los corazones de la aficin local.

Hasta entonces el Real Madrid, sin que Garc a Remn hubiera asomado para modificar el gui n de su equipo, haba equivocado sus argumentos futbol sticos. Decadencia o no en sus jugadores ms relevantes, el cuadro merengue ha perdido adem s la sapiencia que otorga la experiencia. Repiti jugada por el centro, entre imposibles paredes y arrancadas de Ronaldo, hasta la extenuaci n y se olvid de las bandas ante una poblada defensa. S lo Figo dispuso de una opcin de 'rosca' desde la derecha y Ra l acarici el empate con un gran cabezazo.

CAUDAL DE OCASIONES
Garc a Remn tampoco tuvo su noche. Tras la reanudaci n, el tcnico intent que el equipo buscara las bandas y situ a Beckham en la derecha y a Figo en la izquierda. El Madrid, entonces, centr ms en tres minutos que en toda la primera mitad. Sin embargo, ese planteamiento fue ef mero porque pronto sent al centrocampista ingl s.

Luego no utiliz a Solari y Owen, dos de sus jugadores m s en forma, esperando que aquellos que estaban en el campo, que gozaron de un caudal de ocasiones, resolvieran la papeleta. Pero su actuacin no qued ah porque cuando el partido languidec a intent hacer un cambio que la grada del Bernab u no recibi de buen grado cuando quedaban escasos segundos para la conclusi n.

Noticias relacionadas

La nueva guerra de USA

Los hechos que pusieron en duda su rol de potencia, el rol de China y la incertidumbre mundial. ¿A qué se debe?

Paraguay: Horacio Cartes maneja el Banco Central

Los famosos esquemas de lavado de dinero en Asunción - que han financiado operaciones terroristas en varios países del medio oriente, tienen como su principal arquitecto a Carlos Fernández Valdovinos

Trump veta resolución de cortar el apoyo estadounidense a la guerra en Yemen

La resolución, que invoca la Ley de Poderes de Guerra, fue aprobada por la Cámara de Representantes a principios de este mes tras ser aprobada en el Senado el mes pasado

Murió Alan García

El primer expresidente sudamericano suicidado en este milenio

El largo proceso del "Brexit"

David Cameron convocó el referéndum para la salida de Reino Unido de la Unión Europea en 2015
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris