Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Punto de Mira   -   Sección:  

Calendario demoledor

Pablo Primo
Pablo Primo
@primoarias
lunes, 26 de octubre de 2009, 01:28 h (CET)
Los tenistas profesionales están sufriendo muchos problemas físicos en estos últimos coletazos de la temporada. El calendario laboral del tenista se extiende durante 11 meses, del 1 de enero al 6 de diciembre, lo que ha provocado las reacciones de protesta de muchos jugadores, agotados de tanto partido y tanto viaje. Pesos pesados como Nadal y Roddick han elevado la voz esta semana, mientras Robin Soderling era el último tenista en caer lesionado en el torneo de Estocolmo.

Y aún queda la traca final. Cinco semanas de torneos con la Copa Masters de Londres y la final de la Davis como colofón final. Muchos jugadores están reventando como pudimos comprobar la semana pasada en Shanghai. Un montón de ausencias o eliminaciones inesperadas en el transcurso del torneo, siempre por problemas físicos. El número uno del mundo Roger Federer renunció a la gira asiática para poder recuperar su cuerpo. Tampoco estuvo Andy Murray pero lo más llamativo fue la retirada de hasta nueve tenistas en el torneo chino por lesión.

El calendario puede con ellos porque los pocos que aguantan sobre la pista no juegan a su mejor nivel. Como suele ocurrir en estos casos los intereses económicos están detrás de todo esto. La Asociación de Tenistas profesionales (ATP) estira la temporada para aumentar sus ingresos al máximo porque dicen que los más de 50 millones de euros en premios sólo se pueden repartir con un calendario extenuante.

El periodo de descanso brilla por su ausencia y más cuando a primeros de enero se encuentra una de las citas clave de la temporada: el Open de Australia. El castigo físico alcanza a todos los niveles: unos porque buscan puntos y dólares para prosperar, y los 30 mejores porque deben disputar obligatoriamente y como mínimo los cuatro torneos del Grand Slam, ocho de los Masters 1.000 y cuatro torneos 500 si quieren evitarse sanciones y completar su ‘ranking’.

La suspensión se evita si el tenista viaja a la ciudad del torneo que no disputa y se presta a actividades promocionales durante dos días. El negocio va bien. Los cuerpos de los tenistas no tanto. Algo habrá que hacer para que podamos ver la mejor versión de los mejores jugadores del mundo. Todos deambulan de continente en continente renqueantes de tanto partido por culpa de un calendario demoledor.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris