Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

El PSOE en 1934 y el PP que no está

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
lunes, 26 de octubre de 2009, 01:11 h (CET)
Que las acusaciones de machismo vertidas por una ridícula Elena Salgado, economista de fama mundial como todo el mundo sabe, contra Mariano Rajoy por haber osado criticar sus irreales y nefastos presupuestos no hayan tenido la respuesta que merece por parte de la oposición es todo un síntoma. Síntoma de un partido ombliguista y funcionarial enfrascado en su propia autodestrucción. Qué quieren que les diga. Si hay algo que me indigna, cabrea, molesta y enfada, por lo que de denigrante para las mujeres que se dejan la piel todos los días para sacar adelante a sus familias tiene, son estas señoritingas de cuota que se esconden detrás de su sexo para justificar cualquier barrabasada, incompetencia, estupidez o ineficacia. Una vergüenza. Zapaterismo en estado puro.

Es también incomprensible que el Partido Popular guarde silencio ante la devolución del carnet de militante del PSOE a Juan Negrín, acusado por no pocos miembros históricos del PSOE de ser el responsable de la división del partido durante la Guerra Civil y cuya siniestra biografía a estas horas ya están blanqueando casi todos los medios de comunicación.

Y es que Negrín fue el agente estalinista que traicionó desde la presidencia de la República (1937-1939) a casi todos. Negrín fue expulsado en 1946 del PSOE por un ahora por los Aído, Pajín, Blanco y demás alegre cuadrilla desautorizado Indalecio Prieto. Fue Negrín quien planificó y ejecutó el robo y entrega del oro del Banco de España a su adorado Stalin, todo un demócrata como todos ustedes saben. Fue Negrín quien consintió la criminal persecución contra los miembros del POUM y la tortura y asesinato de Andrés Nin, en cuya campaña de difamación colaboró, junto a Bergamín, activamente.

Esto decía y escribía Francisco Largo Caballero: “El señor Negrín, sistemáticamente, se ha negado siempre a dar cuenta de su gestión (...) ¿Será por esto y por otras cosas por lo que Negrín se niega a enterar a nadie de la situación económica? (…) Desgraciado país, que se ve gobernado por quienes carecen de toda clase de escrúpulos (...) con una política insensata y criminal han llevado al pueblo español al desastre más grande que conoce la Historia de España.”.

“Después de haber presidido tan colosal desastre, después de haber originado, con el uso de un poder personal, ejercido en beneficio exclusivo de determinada agrupación (nota: por el PCE) disensiones hondísimas que condujeron a millares de hermanos a despedazarse entre sí, y teniendo todavía ante los ojos el espectáculo de medio millón de españoles debatiéndose en la miseria y sometidos a las más viles humillaciones de las que una elemental previsión reiteradamente aconsejada les hubiera librado, después de todo eso, ¿se atreve usted a decir que yo incubaba la catástrofe? Jamás conocí un sarcasmo tan terrible como el contraste entre sus inmensas responsabilidades y su jactanciosa actitud que le permite condenar caprichosamente a los demás, y encima exigir, a guisa de premio, el reconocimiento de su jefatura de Gobierno con carácter permanente por indefinido”, se lamentaba Indalecio Prieto. Practicaban todos estos republicanos, según Manuel Azaña, “una política tabernaria, incompetente, de amigachos, de codicia y botín, sin ninguna idea alta”. “Tenía la llave de la caja y lo primero que se le ocurrió (…) fue crearse una guardia de corps de cien mil carabineros (…) Los que consintieron ese desfalco al tesoro público (…) de un advenedizo sin moral ni escrúpulos, también deben ser responsabilizados por su negligencia o su cobardía”, relataba Abad de Santillán.

Leire Pajín, hija de los mandamases de Benidorm, la proletaria de la famélica legión de los tres sueldazos, los peinados imposibles y el puño en alto, número 3 de los radicales zapateristas, afirmó en un acto al que también acudieron Alfonso Guerra y Carmen, una nieta del comunista en cuestión que a buen seguro ventea ya pasta gansa y si no pregúntele a Belloch que ya indemnizó (¿por robar a los españoles?) a su familia con dinero de todos tiempo atrás, en homenaje al siniestro personaje en cuestión que Negrín debe ser ejemplo para los socialistas del siglo XXI. Progresismo de ZP. Gobierno sin ninguna clase de escrúpulos, que diría Largo Caballero. Cuba y la URSS. Motivos para temblar. PSOE.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris