Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   NBA / Southeast Division   -   Sección:   Baloncesto

Repasamos las novedades de los equipos de la NBA (Southeast)

Raúl Fernandez / Siglo XXI
Redacción
domingo, 25 de octubre de 2009, 13:14 h (CET)
A pocos días del inicio de la temporada regular, analizamos a los 30 equipos de la mejor liga del mundo para saber dónde se encuentra cada uno y qué previsiones tienen de cara a esta nueva campaña. Cerramos la conferencia Este con la Southeast Division, donde los Orlando Magic intentarán tiene anti si el gran reto de repetir la hazaña de la temporada pasada colándose en las finales de la NBA

ATLANTA HAWKS
Los Haws son, posiblemente, uno de los equipos más solidos de la liga. Sin una gran estrella que pueda desequilibrar por si solo pero con grandes jugadores que se complementan muy bien unos a otros, Atlanta lleva los últimos años entrando en play-off sin grandes apuros.

Posiblemente el salto que les falta por dar para convertirse en un equipo que pueda aspirar a todo sea el juego interior. Al Horford y Zaza Pachulia parecen insuficientes cuando, a la hora de la verdad, se enfrente a jugadores como Kevin Garnett o Dwight Howard.

Las claves:
Un día más en la oficina. Los Hawks no dependen sólo de un jugador como alguno de los grandes equipos. En Atlanta hay un conjunto de jugadores que forman un auténtico equipo; Mike Bibby, Joe Johnson, Joe Smith, Al Horford o Josh Smith son jugadores que por si solos no creemos que puedan llevar a un equipo a la victoria, pero todos juntos trabajando día a día son capaces de ganar a cualquiera.

El juego interior va a ser clave si quieren dar ese paso adelante que les haga ser un equipo peligroso en play-off. Al Horford es la mayor referencia dentro de la pintura de Atlanta y deberá seguir creciendo como jugador. Posiblemente los 11 puntos por partido de la temporada pasada se queden un poco cortos, pero el jugador de tercer año seguro que sabrá evolucionar en su juego para hacer crecer esos números hasta los 15 puntos por encuentro.

Mike Bibby es el gran cerebro del equipo. La temporada pasada estuvo un poco por debajo de sus números en asistencias (sólo 5 por encuentro), habilidad que deberá recuperar esta campaña para que los Hawks den el salto de calidad que necesitan.

Mirando al futuro:
Con la misma base que la temporada pasada estos Hawks son carne de play-off, eso no lo duda nadie. Una vez en la post temporada habrá que ver si son capaces de superarse a si mismo y dar alguna sorpresa. El factor cancha tiene que ser vital para ellos ya que Atlanta es una de las pistas donde el público menos presiona de toda la NBA.

WASHINGTON WIZARDS
La sombra de Michael Jordan continúa siendo alargada en Washington. El que fuera directivo del equipo dejó a los Wizards muy tocados y ahora lo están pasando mal para recuperarse. Con sólo 19 victorias la temporada pasada, Washington intentará este año que, si las lesiones no les afectan demasiado, intentar dar alguna sorpresa y colarse en play-off.

Flip Saunders termina su etapa en Detroit para empezar un nuevo proyecto en la capital. Un tecnico con sobrada experiencia donde destaca su mentalidad defensiva les puede venir bien a estos Wizards acostumbrados a ser un equipo bastante anárquico tanto en ataque como en su propio aro.

Las claves:
No me cansaré de repetirlo: la diferencia entre unos Wizards que pueden optar a play-off o unos Wizards que pueden quedarse en 20 victorias es la mentalidad con la que jueguen los partidos. Si son capaces de defender fuerte, salir corriendo tras robo o rebote defensivo y anotar con cierta fluidez los Wizards jugarán play-off este año. Por el contrario, si la defensa en blanda y el equipo contrario anota con facilidad las opciones de contraataque desaparecerán con lo que tendrán que ir siempre a remolque en el marcador.

Las lesiones serán otra de las claves de esta temporada en Washington. El base estrella, Gilbert Arenas, sólo pudo jugar 2 partidos la temporada pasada y 13 la anterior por culpa de sendas lesiones. Si a un equipo donde no sobra calidad precisamente le quitas a su director de juego, que es además el gran protagonista del equipo, es muy difícil que pueda dar la talla a lo largo de 82 partidos.

Antawn Jamison es la otra estrella del equipo. El alero promedió la temporada pasada 22 puntos y 9 rebotes por encuentro y espera este año, con la ayuda de Arenas, incrementar esos números hasta ponerlos a la altura de los grandes jugones de la liga. Caron Butler, con más de 20 puntos por partido la temporada anterior, es otra de las grandes bazas con las que juegan los capitalinos.

Mirando al futuro:
Si las lesiones respetan a Washington no vemos por qué el equipo de la capital no puede estar en play-off esta temporada. En la conferencia este el nivel de los equipos medios no es tan grande como para que un conjunto como los Wizards no pueda dar ese salto de calidad y poder entrar entre los ocho mejores.

ORLANDO MAGIC
Si la temporada pasada hubo un equipo que fue el gran derrotado de la liga, fueron los Orlando Magic. Después de dar una muy buena imagen en la temporada regular y hacer unos play-off inmensos eliminando contundéntemente a los Cavaliers de Lebron James, no supieron estar a la altura en las finales donde fueron arrollados por unos Lakers que jugaron a medio gas.

Stan Van Gundy ha tenido que mover ficha este verano pero, aún cambiando a varios jugadores, ha conseguido traer recambios muy del estilo de los que se han ido. A la baja importante de Hedo Turkoglu se ha contrarestrado con la llegada de un Vince Carter que parece que cada año va a menos, pero que con un center como Howard en la pista se le puede sacar mucho provecho.

Las claves:
La clave de este equipo será mantener un mismo estilo de juego con algunas piezas importantes. A la baja de Turkoglu hay que añadir también los traspasos de Rafer Alton y Courtney Lee, viniendo al equipo a suplirles Jason Williams y Brando Bass como nombres importantes.

Dwight Howard, que realizó una campaña impresionante en el ejercicio anterior, consiguiendo más de 20 puntos y casi 14 rebotes por partido, deberá seguir dominando la pintura de todos los campos donde vaya incluyendo una hipotética final de la NBA. La majestuosa temporada pasada se quedó oscurecida por el mal juego ante los Lakers, al igual que el resto de sus compañeros.

Vince Carter deberá dejar de pensar en si mismo y pensar en el equipo, algo que no ha hecho nunca en la NBA. Sus casi 21 puntos por partido la temporada pasada les vendrá muy bien a Orlando esta campaña, pero tendrá que adaptarse a un estilo de juego colectivo en lugar de pensar que es él el único capaz de resolver un partido.

Jameer Nelson y Rashard Lewis son dos jugadores importantes en el conjunto de la ciudad de Mickey Mouse. El primero se perdió parte de la temporada por lesión, volviendo a jugar algunos minutos en la finales lo que posiblemente desestabilizara el vestuario; y el segundo deberá seguir siendo (con permiso de Carter) la principal arma exterior del conjunto de Florida.

Mirando al futuro:
A Orlando sólo le faltó esa mentalidad ganadora de la que hablamos siempre para darle un susto a los Lakers la temporada pasada. Con algunas bajas importantes y algunos fichajes que pueden llegar a cubrir esas bajas, los Magic vuelven a aspirar a todo este año. Sinceramente, posiblemente que Orlando llegara a las finales la temporada pasada puede haber sido más fruto del desacierto de sus rivales que del acierto propio, así que no vemos a equipos como Boston o Cleveland capaces de volver a perder a siete partidos contra estos Magic.

MIAMI HEAT
Miami Heat, o cómo un solo jugador puede hacer que un equipo pase de ser el peor de la liga a ser un aspirante al título. Después de 15 victorias en temporada regular en la campaña 07/08, el retorno a las pistas de Wade hizo que en el ejercicio anterior los Heat consiguieran ganar 43 partidos de temporada regular, entrando quintos en play-off, para caer 4-3 contra Atlanta dando una muy buena imagen.

Erik Spoelstra tiene ante si un desafío que ya quisieran más de un entrenador. Con casi la misma plantilla que la temporada pasada, con un espectacular Dwyane Wade rindiendo al máximo y con Mario Chalmers y Michael Beasley en su segundo año como profesional, Spoelstra intentará que este equipo sea capaces de estar a la altura de los Celtics, Cavaliers o Magic.

Las claves:
Dwyane Wade, uno de los mejores jugadores de esta liga y, posiblemente, ganador moral del MVP de la temporada pasada, es el alma y cerebro del equipo. Un jugador que él solo es capaz de desequilibrar un partido anotando y, lo más difícil, haciendo anotar a sus compañeros. Wade deberá estar, por lo menos, al mismo nivel que la temporada pasada para que los Heat puedan dar ese salto de calidad necesario para luchar por algo más que por entrar en play-off.

La evolución de Mario Chalmers y Michael Beasly va a ser fundamental para el devenir de Miami. En su primera temporada como rookies no decepcionaron a nadie, 10 puntos y 5 asistencias por partido para Chalmers y 14 puntos por encuentro para Beasley son números que ya quisieran mucho rookies poder realizar. Este año, ambos deberán poner los cimientos de esos grandes jugadores en los que se convertirán en próximas temporadas.

El recién llegado Quentin Richardon, Jermaine O'Neal o Udonis Haslem serán jugadores que tendrán que aportar al equipo cuando Wade esté descansando. Si la aportación de los titulares tiene que ser vital, el hecho de que estos jugadores aguanten las diferencias cuando Wade no esté en pista será vital para el devenir de los partidos.

Mirando al futuro:
Dwyane Wade es capaz de convertir a un equipo de perdedor a poder luchar por play-off, pero de ahí a ser un conjunto ganador va un mundo. Algo les falta a estos Heat para poder luchar por entrar en las finales y deberían intentar pescar algo en el famoso verano de 2010 para dar ese salto de calidad necesario.

CHARLOTTE BOBCATS
Si en Washington hay aficionados que todavía recuerdan el paso de Michael Jordan por los despachos de su equipo, en Charlotte de momento parecen estar contentos con él. El tiempo dirá si los movimientos que ha efectuado este verano, desprendiéndose de Sean May, Emeka Okafor y Juvan Howard para traer al pívot Tyson Chandler han sido acertados o no.

Con 35 partidos ganados en temporada regular la pasada campaña, los Bobcats sólo necesitan dar un pasito adelante para entrar en la lucha por los play-off. Gerarld Wallace, Raymond Felton y Raja Bell serán los principales encargados de dar ese salto de calidad necesario para no irse de vacaciones en abril.

Las claves:
En un equipo con buenos jugadores pero sin una estrella que sobresalga, el juego colectivo es la clave del éxito o fracaso de Charlotte. Cuatro de sus titulares la temporada pasada acabaron el año con más de 10 puntos por partido, lo que quiere decir que el juego está muy bien repartido y cualquiera tiene galones para tirar en cualquier momento.

Gerald Wallace es, si tuviéramos que destacar a alguien, el jugador con mayor potencial ofensivo del equipo. Con más de 16 puntos por encuentro fue el máximo anotador del conjunto la campaña anterior, seguido de cerca por el base Raymond Felton que estuvo por encima de los 14 puntos aunque sólo 6,7 asistencias, un número muy bajo para el base de un equipo donde nadie está por encima de nadie.

Boris Diaw y Raja Bell son otros de los pilares de los Bobcats. Con 13 puntos por encuentro ambos jugadores consiguen que las defensas contrarias no estén centradas en sólo uno o dos jugadores.

Tyson Chandler viene de promediar casi 9 puntos y más de 8 rebotes por encuentro en los 32 partidos que disputó con New Orleans la temporada anterior. Suponemos que esos número se verán incrementados a lo largo de esta temporada hasta casi doblar su capacidad ofensiva.

Mirando al futuro:
Aunque son un buen conjunto en general, a Charlotte le falta ese hombre capaz de decidir por él sólo los partidos cuando el juego colectivo se atasca. Gerald Wallace es un muy buen jugador pero no podemos ponerlo a la altura de los Wade, Lebron o Bryant. Alguna incorporación de renombre en el verano de 2010 haría que los Bobcats dieran un salto de calidad muy importante.

Noticias relacionadas

España se clasifica para el Eurobasket tras ganar en Holanda (48-65)

España arrancó con cómodas ventajas y apretó el acelerador hasta el fondo para ampliar su renta al descanso

El 'Granca' suma la segunda en Euroliga entre resbalones

Los de Maldonado vencen a Maccabi con nervios al final y un parqué señalado

El colista Buducnost funde a triples al Baskonia

El pabellón Moraca vio la mala cara de los baskonistas

Carroll desactiva al Khimki (79-74)

El estadounidense exhibió su fortaleza anotadora (15 puntos en el cuarto final) para desatascar al Real Madrid en un encuentro que se complicó sorpresivamente a consecuencia de un enfriamiento ofensivo y debilidad defensiva.

Baskonia se enreda y cae ante Fenerbahce

Los vascos aprietan hasta un final de detalles
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris