Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Columna de opinión   -   Sección:  

Crónica de una destitución anunciada

Ana Ramos
Ana Ramos
viernes, 23 de octubre de 2009, 07:21 h (CET)
No sé si pensarán igual que yo, pero la destitución de Abel Resino como entrenador del Atlético de Madrid ya la veía venir. No me llega por sorpresa. Y no es que ahora tenga dotes de adivina, sino que el ya ex técnico rojiblanco siempre ha estado en entredicho y se la ha ganado a pulso. Ya saben, al final, tanto va el cántaro a la fuente que acaba rompiéndose…

Realmente creo que es bastante acertada esta decisión. Resino no ha estado a la altura de sus expectativas. Sí, llevó al equipo madrileño a la Champions, pero ¿se habrían conformado con quedar cuartos hace 10 años? ¿El club no tiene objetivos más altos tratándose de un histórico de España? ¿Para qué les ha servido clasificarse para la Liga de Campeones? Aquí les dejo la respuesta: para nada. Es un desastre salir goleados de todos sus encuentros y lo que es peor, ofrecer un juego muy malo y darlo a “conocer” al resto del mundo. Y eso que por jugadores buenos no será… pero ahí debería haber estado la figura del entrenador, para unir a su plantilla y para darle los ánimos suficientes para seguir adelante y salir de esta racha.

Sin embargo, esta mala racha no se extiende sólo al partido de Liga de Campeones, sino que ya viene de lejos. No se ha empezado bien la Liga y ya se comentaba que “correría la sangre” en el banquillo atlético. No se han equivocado aquéllos que lo comentaban, puesto que ayer Abel Resino dijo al club de sur amores. Y sinceramente, me da pena que este club esté así, pero si las cosas no salen bien desde un principio, no saldrán bien a estas alturas.

Lo grave del asunto es que no es que el Atleti lleve así unos meses, sino que lleva detrás varios años de luces y sombras, más sombras que luces, la verdad… Hoy por hoy no tiene opción a ningún título (¿qué me dicen de todos los puntos que les lleva el líder a los madrileños o que éstos sean los más goleados?). Ante este panorama, ¿quiénes son los máximos perjudicados en esta situación? Pues los mismos de siempre: los aficionados. Por todos estos motivos, me reitero que veo justa su destitución, puesto que podría haber hecho mucho, mucho, mucho más de lo que ha hecho. Aún así, la culpa no es de una sola persona. En este sentido, también digo que parte de la culpa la tienen los jugadores. Menos fiestecitas y más sudar la camiseta en el campo.

En fin, ya decía yo que para ser la octava jornada de Liga todo estaba muy tranquilo. Ya ha llegado la primera cesión de la temporada, a ver cuántas siguen a la de Abel Resino. Espero que su sustituto, el gran Laudrup probablemente, tenga mucha más suerte que el ex portero. Seguro que ahora llegan las lamentaciones de que se podría haber hecho algo grande en el club… pues sí, eso creo, pero Abel ya ha pasado a la historia.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris