Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Los verdugos fetales

J. D. Mez Madrid
Redacción
jueves, 22 de octubre de 2009, 22:40 h (CET)
Ante la prohibición de la objeción de conciencia que el gobierno pretende imponer con la nueva ley del aborto, los ginecólogos han reaccionado, dicen: "Los médicos no somos soldados, ni policías, ni verdugos. No hay desobediencia civil en la negativa a matar a un ser humano, sino cumplimiento de nuestra obligación profesional". El grupo de expertos Ginecólogos por el Derecho a Vivir, integrado en la iniciativa Derecho a Vivir, se mostró así de contundente ante la posibilidad que planteó el ministro de Justicia de que los médicos no podrán objetar a la nueva ley del aborto.

Así, consideran que, si el Gobierno cumple con la amenaza del ministro de Justicia de tratar penalmente a los objetores como desobedientes, se generará una nueva categoría de víctimas de las leyes del aborto y de regulación de la conciencia: los ginecólogos que deseen cumplir con su deontología frente a una ideología impuesta. “Como profesionales especialistas en la salud de la mujer, declaramos que el aborto intencionado es causa de graves daños para su salud sexual y reproductiva", señaló el doctor Rodríguez. "Ofrecer, promocionar y recomendar el aborto, desde el poder del Estado, como la mejor alternativa a una maternidad imprevista, es un acto de paternalismo estatal irresponsable", según el portavoz de la plataforma Ginecólogos por el Derecho a Vivir.

Además, advirtió que "estamos dispuestos a ir a la cárcel antes que acatar una ley criminal, y estamos dispuestos a cometer un presunto delito de desobediencia antes que un delito de aborto. Recomendamos", avisó al Gobierno, "que vayan pensando en crear una nueva categoría de funcionarios a cargo del ministerio de justicia o del de igualdad: los verdugos fetales".

Nos parecen altamente preocupantes las intenciones totalitarias del Ministerio de Justicia, en simbiosis con el de Igualdad. Si el anterior ministro de Justicia consiguió soliviantar a los profesionales de la judicatura, este lo va a conseguir con los profesionales de la Medicina.

Noticias relacionadas

Dame el petróleo y toma el manual de USAID

El petróleo atrajo revoluciones y guerras en América Latina, confirmando que la riqueza del subsuelo sentenciaba la tragedia del pueblo que habitaba su suelo

Crecidos por la discordia, desbordados por la violencia

Menos bombas y más abrazos, menos armas y más alma

Monumento al abuelo desconocido

Hemos visto abuelos que han sido el fiel guardián de sus nietos, horas y horas del día dedicadas a ellos, sin descanso ni pausa

120 años del arriado de la bandera española en La Habana

La ceremonia que simbolizó la renuncia de España sobre Cuba

Bersuit Vergarabat y el museo de grandes decepciones

Proyectos artísticos como Bersuit Vergarabat ayudan a transitar por este mundo aciago
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris