Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

19 de octubre de 1989, incendio en la central nuclear Vandellós 1

Rafael del Barco Carreras
Redacción
jueves, 22 de octubre de 2009, 22:39 h (CET)
Se cumplen 20 años. Noticia de relleno. Y no es por lo de NUCLEAR que apenas oída me siento en el ordenador. Viene tan a cuento con mis elucubraciones sobre EXTORSIÓN Y SOBORNO, y la intervención de los abogados, que no puedo por menos que echar mano de otro de los desapercibidos libros, a pesar de aparecer en infinidad de librerías, sobre la GRAN CORRUPCIÓN barcelonesa. La Prensa que quitó hierro al tema del incendio, silenció la denuncia y sus truculencias, a mi entender más nefastas y aberrantes que el incendio en si mismo.

Hoy me propongo aparecer por el Palacio de Justicia para asistir a otra sesión, si la hay, por el JUICIO A LA CORRUPCIÓN EN LA DELEGACIÓN DE HACIENDA DE BARCELONA, pero la noticia me obliga recordar otro de los AUSENTES en el banquillo de los acusados, aunque VIRTUALMENTE esté entre ellos, y ¡entre los defensores!, JUAN PIQUÉ VIDAL.

El libro de Antonio Piñol, ex secretario de Piqué (que le denunciara a Fiscalía saliendo denunciado y con año y medio de petición por CHANTAJE) nos documenta el modus operandi, tanto para zafarse del banquillo, en este caso Luis Magaña Martínez y Jaime Carrasco Belmonte, presidentes antes y después del incendio de HIFRENSA, como de la corrupta intervención de los abogados de las dos partes. Es de recordar que al abogado de FECSA, o sea, HIFRENSA, Juan Vives Rodríguez de Hinojosa se le condenó en el caso de las EXTORSIONES del juez Luis Pascual Estevill.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris