Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   NBA / Pacific Division   -   Sección:   Baloncesto

Repasamos las novedades de los equipos de la NBA (Pacific)

Raúl Fernandez / Siglo XXI
Redacción
jueves, 22 de octubre de 2009, 17:17 h (CET)
A pocos días del inicio de la temporada regular, analizamos a los 30 equipos de la mejor liga del mundo para saber dónde se encuentra cada uno y qué previsiones tienen de cara a esta nueva campaña. Hoy toca la Pacific Division de la Conferencia Oeste, donde Los Angeles Lakers interán realizar la hazaña de repetir título

PHOENIX SUNS
Los Suns son el claro ejemplo de la diferencia que existe hoy en día entre el Este y el Oeste. Mientras en la conferencia Este, los Detroit Pistons se clasificaron para play-off con 39 partidos ganados, Phoenix se quedó fuera de la post-temporada aún consiguiendo más del 50% de victorias en temporada regular, 46.

Phoenix empieza la liga regular sin un objetivo claro. Con jugadores como Steve Nash o Amar'e Stoudemire podría parecer que los Suns deberían luchar por estar en play-off y algo más, pero aquí terminan las buenas noticias para Phoenix. El resto de jugadores no parecen que vayan a estar a la altura de sus compañeros y, por muy bueno que sean los dos primeros, un equipo necesita algo más para entrar en play-off si juegan en el Oeste.

Las claves:
Con la baja de Shaquille O'Neal (ahora en Cleveland), el reciente fichaje Channing Frye (procedente de Portland) será una de las claves para que los Suns funcionen esta temporada. El jugador de quinto año ha pasado desapercibido en el equipo de Rudy y ahora le tocará demostrar que tiene talento suficiente como para ser titular en la mejor liga del mundo.

Steve Nash y Grant Hill, ambos con más de 35 años de edad, deberán rendir a su máximo nivel una temporada más para que estos Suns consigan entrar en post-temporada. Amar'e Stoudemire, con más de 21 puntos por partido en la campaña anterior, será la principal arma ofensiva del equipo de Arizona.

Alvin Gentry afronta su primera campaña completa como entrenador de los Suns con el objetivo de conseguir que Phoenix entre en play-off. Si todo va según lo previsto, para ello necesitarían superar su anterior registros de 46 victorias en temporada regular, algo que podrían conseguir si sacan más provecho de sus visitas al Este que la campaña anterior.

Mirando al futuro:
No parecen estos Suns un equipo con posibilidades de entrar en play-off. De hecho, no parece que vayan a llegar a las 46 victorias de la temporada pasada. Steve Nash parece estar deseando terminar su contrato con Phoenix para fichar por Toronto y jugar su último año en un equipo de su Canadá natal.

GOLDEN STATE WARRIORS
Dicen que después de la tormenta viene la calma, pero en Golden State parece que la tormenta dura más de lo necesario. No son estos Warriors un equipo que parezcan preparados para afrontar una temporada tranquila, y más con los rumores y movimientos que se han producido este verano. Después de ganar 29 partidos la campaña anterior, Golden State afronta esta temporada como una más a la espera de que alguien tome decisiones y recomponga el equipo.

Con Monta Ellis diciendo que el rookie Stephen Curry no está preparado para dirigir al equipo ante los rumeros de traspaso de Stephen Jackson, Don Nelson tendrá que hacer horas extras de psicólogo en el vestuario de los Warriors si no quiere que el equipo se le vaya de las manos.

Las claves:
Aunque no sea una de las grandes estrellas de la liga, Andris Biedrins se ha convertido en un jugador de doble-doble en cada partido. Con 12 puntos y 11 rebotes por partido la temporada pasada, Biedrins es una de las claves del buen funcionamiento de los Warriors y de su evolución dependrá en gran medida que este proyecto funcione o no.

El capitán y máximo anotador del equipo la temporada pasada Stephen Jackson tiene por delante la dura tarea de volver a liderar al equipo que se quería desprender de él este verano. Monta Ellis, que no es un base puro como demuestran sus sólo 3,7 asistencias la campaña pasada, tendrá que dirigir al equipo y mirar al aro cuando el ataque se atasque por momentos.

Corey Maggette, Devean George, Kelena Azubuike... el banquillo de Golden State sin ser un elenco de estrellas es bastante aceptable comparándolo con otros que hay en la liga. Si son capaces de mantener el nivel del quintento titular, los Warriors podrán llegar más de una vez al final del partido con opciones de llevarse la victoria.

Mirando al futuro:
Aunque puede ser adelantarse al futuro más de la cuenta, no extrañaría ver esta temporada algún traspaso de renombre con Golden State implicado. Los Warriors en conjunto no son de los peores de la liga pero les falta ese factor determinante que otros equipos que luchan por play-off sí que tienen. Si no cambia nada en la franquicia de Oakland, los Warriors deberían estar en los 30 partidos ganados al finalizar la temporada.

LOS ANGELES LAKERS
Los Lakers se presentaban al inicio de la campaña anterior con la mente sól puesta el título de campeones. Después de que en las finales del 2008 los Celtics les ganaran por juego, lucha y sacrificio, la temporada pasada los Lakers se hicieron con el ansiado anillo en parte gracias a que los equipos fuertes en el Este se eliminaron entre ellos.

La gran novedad de la temporada para los angelinos ha sido el fichaje de Ron Artest que, junto con la baja de Trevor Ariza, han sido los únicos movimientos importantes del verano. Aunque parezca una traspaso de lujo, mirándolo un poco en profundidad vemos que los Lakers se han reforzado donde menos le hacía falta, en el quinteto titular, y han perdido una profundidad de banquillo que seguramente echaran de menos esta temporada.

Las claves:
El “Kobesistema” será la gran clave de estos Lakers. Phil Jackson se ha caracterizado en toda su trayectoria por jugar siempre de la misma manera: si en tu equipo tienes al mejor jugador del mundo, déjale que haga 20 tiros por partido que meterá 15. Si Kobe Bryant sigue haciendo números de MVP los Lakers funcionarán, si el escolta tiene un mal día y no le entran los tiros, los Lakers tendrán que hacer lo que no han hecho nunca para ganar: trabajar.

El jugador de Sant Boi, Pau Gasol, afronta su tercera temporada en Los Angeles con los deberes hechos. Después de las finales contra Boston las prensa americana criticaba su falta de dureza bajo los aros, pero la temporada pasada se encargó de ridiculizar todas esas críticas con su defensa a Dwight Howard en las finales. Con casi 19 puntos y 9 rebotes por partido en temporada regular, Gasol deberá esta temporada mantener su estatus en L.A intentando que Artest no le quite el protagonismo que se ha ganado.

El fichaje estrella de la temporada en el equipo californiano, Ron Artest, tendrá un papel complicado esta camapaña. Después de verle en los pasados play-off con el escudo de su equipo (Houston Rockets) en el pelo cuando jugaba contra los Lakers, deberá ahora demostrar que los únicos colores que siente son “el color del dinero” y rendir al máximo nivel para el equipo que le va a pagar algo menos de $ 6,000,000 esta temporada (sólo una cuarta parte del salario de Kobe Bryant).

El banquillo volvará a ser clave esta temporada en los Lakers. Si ya en la campaña anterior jugadores como Odom o el mencionado Ariza fueron fundamentales para la conquista del anillo, esta temporada deberán mantener las diferencias que consigan los titulares cuando Bryant y los suyos estén descansando.

Mirando al futuro:
En la NBA, el espíritu de lucha y las ganas por conseguir nuevos retos va por barrios. La temporada pasada los Lakers tenían que ganar sí o sí después de la mala imagen dada en las finales ante los Celtics; este año, con los deberes hechos, los Lakers deberán hacer un esfuerzo extra si quieren conseguir el anillo por segunda temporada consecutiva. Si antes de empezar al liga tuviera que apostar por algún equipo, elijo a los Cavaliers.

LOS ANGELES CLIPPERS
Hombre rico, hombre pobre. Si Los Angeles Lakers son el equipo de la ciudad que viene de ganar el campeonato, los Clippers son un conjunto que la temporada pasada sólo puedo ganar 19 partidos en la liga regular. 46 partidos ganados de diferencia entre unos y otros son demasiados para jugar en el mismo pabellón.

No ha sido un verano muy ajetreado en las oficinas de los Clippers viendo como fue la temporada anterior, quizás la suerte de tener al nº 1 de draft, Blake Griffin, hace que el equipo angelino pueda pensar en darle esta temporada al chico para que aprenda y quizás pescar algo en el famoso verano de 2010.

Las claves:
Blake Griffin, nº 1 del draft de 2009, es la gran esperanza de los Clippers. El jugador, que debería empezar los primeros partidos desde el banquillo, se postula como la gran esperanza para los vecinos de los Lakers. Su trayectoria en la NCAA le avala, dominando en varias facetas del juego la liga universitaria.

Baron Davis fue la temporada pasada el gran revulsivo de los Clippers. Recién llegado de Golden State, el base hizo 15 puntos y más de 7 asistencias por partido, números que aunque sentaron muy bien a los aficionados de los Clippers, se quedan un poco atrás comparados con los casi 22 puntos por encuentro que registró en los Warriors. Davis deberá dar un pasito adelante en anotación esta temporada y, sobre todo, involucrar a Griffin en el juego de ataque de su equipo.

Marcus Camby y Chris Kaman, junto con Griffin, deberán aportar en ataque y defensa lo que hasta la temporada pasada hacía Zach Randolph (ahora en Memphis) con la camiseta de los Clippers. Sólo 39 partidos jugó Randolph en Los Angeles, pero promedió 21 puntos y 9 rebotes; ahora, entre los jugadores interiores del equipo deberán trabajar para que no se note su ausencia.

Mirando al futuro:
No parece esta una temporada donde los Clippers vayan a ser la gran sorpresa de la liga. Quizás la sorpresa sería que consiguieran más de 20 victorias, aunque hablando de unos números tan paupérrimos lo mismo da 15 que 20. Si Griffin se involucra bien en el equipo y aprende a jugar a ritmo de NBA, con alguna contratación de calidad en el verano de 2010 los Clippers podrían llegar a dar otra imagen. De momento, esta temporada, eso no pasará.

SACRAMENTO KINGS
Los Kings fueron, con todo merecimiento, el peor equipo de la temporada pasada. De los 82 partidos de temporada regular sólo consiguieron ganar 17, una cifra realmente al alcance de muy pocos equipos de la liga. Esto sorprende más si miramos la clasificación de la temporada anterior donde consiguieron ganar 38 partidos, casi el doble.

Paul Westphal afronta su primera temporada como técnico de Sacramento con el objetivo de crear un proyecto sólido que pueda llegar a competir con los más grandes de la liga como ya hicieran los Kings cuando contaban con aquel equipo liderado por Peja Stojakovic. Difícil lo tendrá no sólo en esta campaña si no en las próximas si no se mueven bien y rápido en los despachos.

Las claves:
Kevin Martin es el único jugador de renombre de Sacramento. No es que sea una de las estrellas de la liga, en cualquier otro equipo posiblemente sería un jugador de minutos saliendo desde el banco, pero a día de hoy es el único hombre de calidad que podemos ver en los Kings. Más de 24 puntos por partido la temporada pasada le avalan como el hombre a tener en cuenta en el conjunto de la capital de California.

El rookie Tyreke Evans será el encargado de dirigir el juego del equipo. Por detrás tendrá a Beno Udrih, relegando a Sergio Rodríguez como tercer base del equipo. Sergio esperaba ser traspasado de Portland a un equipo sin aspiraciones de play-off para poder tener minutos de juego. Posiblemente, si el base español no tiene minutos esta temporada en uno de los peores equipos de la liga, debería replanterse si tiene calidad suficiente como para seguir jugando en la NBA.

El ex ACB Andrés Nocioni deberá darle versatilidad al juego de los Kings. El veterano alero argentino podrá jugar tanto de alero como de ala-pívot y deberá aportar experiencia al equipo. Spencer Hawes, por su parte, es el único pivot nato de la plantilla; sus rebotes por partido deberán aumentar considerablemente por encima de los 7,4 que consiguió la campaña anterior.

Mirando al futuro:
Si no fuera por Sergio seguramente no le prestaríamos demasiada atención a los Kings esta temporada. Cuando el equipo no funcione (que no lo hará) seguro que parte de la prensa empezará a pedir más minutos para el base español como ya hiciera la temporada pasada en Portland. Que no lo hagan, esa no es la solución. 20 partidos ganados esta temporada seguramente sean demasiados para el equipo californiano.

Noticias relacionadas

Baskonia se enreda y cae ante Fenerbahce

Los vascos aprietan hasta un final de detalles

Victoria de peso del Betis EPlus (70-64)

El equipo verdiblanco derrota a un rival directo como el RETAbet Bilbao Basket, a quien alcanza en la tabla de la LEB Oro

El Real Madrid esquiva la derrota con Rudy y Ayón

Los de Laso superan a Zalgiris con un gran último cuarto

El Baskonia aplasta a Darussafaka

Los de Pedro Martínez olvidan sus tres derrotas consecutivas con un sólido triunfo ante el Darussafaka

El Barça sigue 'on fire' tras ganar al Maccabi

Los de Pesic firman su tercera victoria consecutiva en la Euroliga
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris