Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Presos de la libertad  

Prostitución encubierta

Eduardo Cassano
Eduardo Cassano
@EduardoCassano
jueves, 22 de octubre de 2009, 08:25 h (CET)
En las últimas semanas se ha hablado mucho sobre la prostitución en España. Todo empezó con la publicación de unas fotografías del periódico El País. Un periódico que, por cierto, publica diariamente anuncios en su sección de contactos donde se ofrecen diferentes prostitutas. ¿Acaso no resulta un poco hipócrita esto?

Pero ese es otro debate, un debate que no termina nunca de realizarse ni parece tener fin. Hoy quiero contar otro tipo de prostitución, que sin tener tanta presencia en los medios de comunicación, es tan preocupante –o aun mas- de la que estamos acostumbrados. Se trata de la prostitución ‘casera’, es decir, chicas a menudo jóvenes, que buscan cierto nivel de vida aprovechando su físico. Y ahora también, mujeres maduras, casadas o separadas, se apuntan a este tipo de prostitución encubierta para poder pagar las facturas a final de mes, o lo que es peor, potenciar la ‘cultura’ de que con el cuerpo se consigue todo.

Pero la principal protagonista de esta columna es, sin duda, Yolanda. Una chica que ha empapelado la ciudad de Madrid con carteles, con un titular tan sugerente y provocativo como: Chica con buena presencia se ofrece para lucir sonrisa y aguantar humillaciones.

No he tenido la oportunidad de encontrar uno de esos carteles, pero he conocido la noticia a través de un medio de comunicación y me ha parecido, sencillamente, genial. Me ha parecido genial porque, aparentemente, se trata de una persona de la calle, alejada de los montajes a los que a veces recurren algunos programas de televisión. Me ha parecido admirable que una chica joven, que probablemente conozca este tema de cerca, haya tenido la valentía de pegar los 100 carteles ella sola, y llamar la atención de los medios de comunicación que se han hecho eco, por fin, para conocer que hay otro tipo de prostitución de la que no se habla.

Ahí afuera, lejos de las calles, de los anuncios de los periódicos e incluso de Internet, existe una prostitución aun peor; la que se realiza, no por necesidades económicas, sino a menudo por caprichos, de una prostitución inducida por los programas de televisión –la famosa telebasura- que encumbra a las chicas mas ‘guapas’ o glamorosas, e ignora por completo el talento. El resultado no puede ser otro que, como sucede, muchas chicas jóvenes traten de ser famosas, y cuando no lo consiguen, aprovechen su físico para ser famosas, y sino lo consiguen, lograr bienes materiales que mantengan alta su autoestima.

Hoy en día, cuando en plena crisis el poker se ha convertido en un juego popular, resulta que hay chicas que ofrecen show eróticos a través de las webcams a cambio de fichas, que, para mas tristeza, son de mentira, es decir, no se cambian por euros. Esto está ocurriendo en algunas redes sociales, en lo que considero un claro avance de la prostitución de semi-lujo (las muchachas, que no pasan hambre, que quieren ser ricas únicamente a cambio de su cuerpo), a la prostitución-ludopática; lo que esta pasando ahora mismo, en plena época de crisis, cuando algunas mujeres deciden ofrecer sus cuerpos, vía webcam, a cambio de unas fichas que, para colmo, ni siquiera son reales…

Moraleja: Cuando se habla de la prostitución, miramos hacia otro lado si no nos toca de cerca. Si se habla mucho de la prostitución, tenemos una opinión mas negativa que positiva, sin tener en cuenta la situación de las mujeres (en términos de psicología se conoce como EMPATIA). Y si no fuera poco, mientras se ‘olvida’ y se deja a un lado este tema, se esta contribuyendo a un problema aun mayor, como es la ‘prostitución casera’, porque mientras el Gobierno y la oposición mira en las calles, la sociedad se crece en las esquinas de algunos canales de televisión.

Noticias relacionadas

Monumento al abuelo desconocido

Hemos visto abuelos que han sido el fiel guardián de sus nietos, horas y horas del día dedicadas a ellos, sin descanso ni pausa

120 años del arriado de la bandera española en La Habana

La ceremonia que simbolizó la renuncia de España sobre Cuba

Bersuit Vergarabat y el museo de grandes decepciones

Proyectos artísticos como Bersuit Vergarabat ayudan a transitar por este mundo aciago

Los taxistas, Ávalos (Fomento) y el control de los alquileres

“En el mejor de los casos, la consecuencia de fijar un precio máximo a un artículo determinado será provocar su escasez.” Henry Hazlitt

Foro de Davos y globalización

Es positivo que se reúnan muchos jefes de gobierno de todo el mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris