Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   ¿Es sólo un deporte?   -   Sección:  

Ni una destitución

Miguel Cañigral
Miguel Cañigral
@mcanigral
miércoles, 21 de octubre de 2009, 06:00 h (CET)
Siete jornadas de Liga, camino de la octava. 21 puntos y hay equipos que no llegan ni a seis puntos, ni dos victorias. Derrotas, empates y mal juego. Caras largas, cabizbajos, lamentos y reproches. Y todavía no ha caído ningún entrenador de Primera División. Me parece asombroso.

Debe ser cosa de la crisis. A veces me da la sensación de que al fútbol la crisis económica le viene bien. Llevamos años asistiendo al despilfarro que los directivos del fútbol realizan con tal de tener al mejor equipo. Y ahora, moderación absoluta. Apuesta por la cantera, paciencia con los entrenadores. Y resulta que somos campeones de Europa. A lo mejor tiene algo que ver.

Recuerdo temporadas en las que a la segunda o tercera jornada un entrenador se iba a la calle sin tiempo de rectificar. Valdano fue destituido cuando entrenaba al Valencia a la tercera jornada.

¿Y quienes serían los candidatos en este caso? Valverde con el Villarreal, por supuesto. Pero además también estarían en el punto de mira Abel (Atlético) y Muñíz (Málaga). Son equipos con objetivos más altos de los que ahora mismo rondan y, sin embargo, aunque se oyen voces críticas y se ven nubes negras a lo lejos, la destitución parece un recurso de emergencia.

Los clubes han instalado en su estructura una mentalidad de ahorro y paciencia, que les obliga a aguantar impasibles mientras sus jugadores encuentran la manera correcta de hacer las cosas bien.

Lo cierto es que aguantar a un entrenador puede traer consecuencias positivas porque quizás los jugadores aún no hayan asimilado el sistema de juego. No creo que nadie dude de que el Villarreal saldrá de esa última posición que ocupa actualmente.

Además, y vuelve de nuevo al mismo equipo del ejemplo de antes. Una destitución puede provocar un resultado todavía peor. Sino recordemos el gran trabajo de Koeman en el Valencia. ¿Destituir o aguantar? ¿Arriesgar el dinero que no se tiene?

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris