Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   The Washington Post Writers Group   -   Sección:   Opinión

Que salgan los payasos

Kathleen Parker
Kathleen Parker
miércoles, 21 de octubre de 2009, 06:00 h (CET)
WASHINGTON – A medida que escala el enfrentamiento verbal entre los anfitriones conservadores y la Casa Blanca, los estadounidenses se paran a pensar: ¿Hemos perdido la cabeza?

Cualquier día la vida en la capital del país parece atrapada en la secuela de la película Animal House - con gente mucho menos divertida. Si todos nos quitamos las gafas de sol, ¿podemos jugar a ser adultos un rato?

Los nombres de la derecha son ya conocidos, gracias en parte a columnas como ésta. Los de los medios no podemos dejar de hablar de ellos. Pero Glenn Beck y Rush Limbaugh no pueden ser ignorados. No sólo tienen un público considerable y seguidores leales, sino que el presidente de los Estados Unidos los reconoce. Enviar notas de agradecimiento parece lo apropiado.

En el episodio más reciente salido de Pennsylvania Avenue, Fox News, que emite "Glenn Beck," ha sido acusada de ser un brazo del Partido Republicano. La directora de comunicaciones de la Casa Blanca Anita Dunn dice:

"Vamos a tratarlos como se trataría a un contrincante. ... No tenemos que simular que sea ésta la forma en que se comportan las empresas de información legítimas".

Beck debe de estar buscando la forma de llamar la atención más mientras practica el "Alégrame el día" – por meter mis metáforas de Clint Eastwood. Desgraciadamente para Dunn, mientras tanto, Beck ha sacado a la luz un discurso en el que ella elogia a uno de sus filósofos favoritos, Mao Zedong. Para momentos así, Dios inventó la palabra "Oy."

Por supuesto, Dunn no se equivoca del todo con Fox News, popular entre la audiencia conservadora por el mismo motivo que la MSNBC es popular entre la progresista. Hay quien le gusta Beck y Bill O'Reilly, y hay quien le gusta Keith Olbermann y Rachel Maddow. En los medios de comunicación, como en el amor, siempre hay un roto para un descosido.

La estrategia de la Casa Blanca consistente en ir a por Beck y compañía es arriesgada, no obstante. Cualquiera que haya sido mal citado o cuyos comentarios hayan sido manipulados por los medios -- eso comprendería a cualquier figura pública, incluyendo a los miembros de los medios -- entiende el impulso de dejar claras las cosas. Pero en este caso, la Casa Blanca se ha convertido en la gallina de los huevos.

Cada vez que el presidente o uno de sus portavoces mencionan a Beck o a Limbaugh, los dos últimos disfrutan de mejores datos de audiencia e ingresos. ¿Quién es el hombre más feliz de la Tierra en estos días? El Presidente de Fox News Roger Ailes, cuyos pies no deben tocar el suelo.

¿A qué tiene miedo la Casa Blanca? Más a mi favor: ¿Hasta qué punto duda de la inteligencia del pueblo estadounidense la Casa Blanca?

La audiencia puede seguir a Beck y a Limbaugh por su visión divertida de las cosas, pero no se va a tragar necesariamente todo lo que digan. Podría notar, sin embargo, que de vez en cuando -- entre lágrimas de cocodrilo y trucos de prestidigitador -- Beck acierta (véase ACORN). Y, por mucho que los conservadores más dignos piensen de otra forma, es eficaz (que se lo pregunten al dimitido asesor de empleo verde Van Jones). ¿Y ahora Dunn?

Dicho esto, Beck no debe ser tomado tan en serio. Regla simple: El reconocimiento faculta. Si Fox News fuera cierto país, Beck sería Mahmoud Ahmadinejad. No quieres darle excusas. Obama lo hizo - y ahora Beck hace que el presidente parezca tan imbécil como siniestro.

En respuesta a los comentarios de la administración sobre Fox News, Beck instalaba un teléfono rojo con la Casa Blanca para que llame cuando Beck malinterprete los hechos. En un segmento, colocaba tanques de juguete, misiles y armas antiaéreas en un mapa e ilustraba dónde está el enemigo (Fox News). Más recientemente ha invocado el Holocausto - "Primero vinieron a por los judíos…" - como forma de advertir a otras cadenas que ellas podrían ser las siguientes.

Como agorero, Beck rocía generosamente su retórica de derechas con referencias candentes. La pasada semana, Ben Smith, del Político, contaba el número de veces que Beck ha utilizado ciertas palabras malsonantes desde que comenzara a emitirse del programa en enero: Marxista-Marxismo 127 veces; comunismo-comunista 330; socialista o socialismo, 404.

A medida que se amplían las exageraciones de Beck crece al parecer la atención de la Casa Blanca -- sin ningún motivo bueno. Cuanto antes se distancie Obama, mejor.

Los estadounidenses realmente no son estúpidos, alguien debería decir al presidente, aunque sí saben disfrutar de un buen programa. Los oyentes de Limbaugh, a los que no hay que confundir con su escuadrón de súbditos, se encuentran entre los mejor informados de la nación, según las recientes encuestas de audiencias realizadas por Pew. La preocupación por la desinformación es válida, por supuesto, pero el inquilino del Despacho Oval es el que más llama la atención. Que los cachorros ladren, Sr. Presidente. Es bueno para el alma. Y confíe en que la gente que le puso en el cargo sepa distinguir a los payasos de los domadores.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris