Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

Una cuestación pública para nuestros gobernantes, ¡pobrecillos!

Miguel Massanet
Miguel Massanet
martes, 20 de octubre de 2009, 08:55 h (CET)
Gracián decía: “El mentiroso tiene dos males: que ni cree ni es creído”. Lo que quizá no supo adivinar el célebre escritor español del Siglo de Oro, a pesar de su evidente pesimismo ante la vida, fue que, si a la mentira se le añade la hipocresía, convenientemente sazonada con una espolvoreada de demagogia, el cóctel resultante puede convertirse en el mejunje más letal para atontar a una ciudadanía, predispuesta a tragarse todo aquello que se le administre desde el Ejecutivo, posiblemente, por no tener que enfrentarse a la realidad de que votó por un grupo político, en este caso el PSOE, que, desde que consiguió su propósito de acceder al poder, no ha utilizado otra arma para ocultar sus carencias, disimular sus errores y paliar su incompetencia que mantener al pueblo español anestesiado con promesas imposibles de cumplir; alegatos a favor de una paz que, sin embargo, chocan frontalmente con acciones como la participación de nuestras tropas en Afganistán y en el Líbano; diatribas en contra de la oposición a la que atribuyen todos los males que padecemos y promesas imposibles de cumplir de futuros prósperos, bajo una dirección totalitaria sobre las masas, donde el esfuerzo individual no tendrá lugar, la religión, la moral y la ética habrán quedado reducidas a meros recuerdos lejanos y el aumento de la población ya no será problema debido a que, el aborto será práctica común y primada, dentro de un estado “protector” con derecho de vida y muerte sobre sus ciudadanos; porque, lo que sí es evidente, es que se empieza por sacrificar un cigoto y se acaba por eliminar a los viejos que, sin duda, constituyen un estorbo para aquellos que piensan que, como Dorian Grey, se van a mantener jóvenes para in eternum.

Y en este estado de cosas, de pronto, como si nuestros dirigentes del PSOE se hubieran decidido, en un alarde de democracia informativa, a despojarse de sus vestiduras externas, en un striptease alegórico ante el pueblo español, para mostrarnos sus interioridades y partes pudendas ( sus patrimonios personales) con el ánimo de demostrarnos que están limpias de podredumbres, ácaros, ladillas o liendres de piojo ( entiéndase por corruptelas, mangoneos, chapuzas inmobiliarias, braguetazas presupuestarios etc.)y justificarse, ante los ciudadanos de a pie, pretendiendo mostrarse, en su delirio igualitario, a la altura de cualquier otro trabajador o currante afectado por esta crisis, en paro, sin posibilidades de conseguir un trabajo y con una familia a la que mantener. Piensan, estos señores de nuestro Ejecutivo, y siguen persistiendo en este error, que los ciudadanos nos tragamos con facilidad las píldoras que, con raro empecinamiento, se empeñan en administrarnos; quizá porque nos miden a los demás como si tuviéramos su mismo coeficiente intelectual y, por ello, nos juzgan incapaces de separar el grano de la paja en cuanto a aquellas paparruchas que intentan colarnos de matute.

No nos vale, señores ministros, que nos pretendan camelar con una declaración de sus bienes que ni el más tonto del lugar se podría tragar. Vamos a ver, señor Chávez, después de estar al frente del Parlamento andaluz, yo que sé cuantos años, ahora nos pretende que aceptemos por las buenas que su fortuna personal sólo es de 68.924 euros (11.468.000 pesetas) pero ¿dónde va usted, hombre?, si esta cantidad, probablemente, la supera usted sólo con el sueldo de un año. Miren, si esto es todo lo que saben hacer para exteriorizar que su actuación en el Gobierno es honrada, mejor sería que nos mostrasen sus declaraciones de la Renta a Hacienda. Si existe una obligación, por ley, de dar cuenta de su situación económica, ¿a qué viene la existencia de dos anexos, el I ( que no se hace público) y el II es el que se da a conocer. Resulta pueril, salvo que se crean que estamos en un país de analfabetos, e insultante, que se nos quiera demostrar que un señor, como el señor Chávez, que tan bien sabe otorgar favores a la empresa en la que su hija es apoderada, pretenda que nos creamos que sus bienes sólo ascienden a lo que cualquier ciudadano con un piso sencillo duplica. ¡A otro con este hueso!

¿Quién fiscaliza estas declaraciones? Cómo vamos a aceptar que los inmuebles, suponiendo que se declaran todos o que no se omitan los que puedan estar a nombre de parientes o sociedades interpuestas o familiares, se valoren por el valor catastral. Si se tiene a mano un organismo tan experto, tan diligente con los ciudadanos de a pie para investigar hasta en las costuras de los pantalones, el ministerio de Hacienda, ¿por qué no se les encarga, a los inspectores de este funcionariado, que revisen todos los bienes de los altos cargos y luego publiquen los resultados en el BOE, para que todos sepamos, realmente, cuáles son sus respectivas fortunas?. Choca que el señor José Blanco, con un magnífico ático en Galicia (por cierto con ciertos problemas con la Ley de Costas) sólo declare un patrimonio de 239.536 ( los inmuebles representan de esta cifra la cantidad de 179.490 euros) y un pasivo (me imagino que alguna hipoteca sobre el piso) de 241.138 euros. O el piso está mal valorado o la hipoteca mal concedida, ya que no es costumbre que una hipoteca se conceda por mayor valor que el piso. No sé, puedo estar equivocado, y el pasivo abarque otros conceptos pero, en cualquier caso, no me dirán ustedes que es difícil aceptar que, teniendo un cargo de tan alta responsabilidad, sólo pueda declarar una cantidad tan módica. Claro que cabe la posibilidad de que el ministro de Fomento se lo gaste todo en francachelas y fiestas, lo que, a la vista de lo que cuesta, hoy en día, pagar el Impuesto de Sucesiones, probablemente es la mejor solución si uno no quiere que todo se lo lleve el Estado..

Lo malo es que se hagan leyes para obligar a controlar la transparencia de los ingresos y bienes de quienes ejercen los altos cargos en el Gobierno y la Administración y, luego, el resultado sea algo así como una tomadura de pelo, que nadie se la cree y que causa, precisamente, un efecto contrario al que se pretende dar. Nadie se llevará las manos a la cabeza por el hecho de que la ministra, señora Garmendía, tenga una fortuna de 4’97 millones de euros; si los tiene que le aprovechen y, si me apuran, es preferible que esté forrada antes de que, como muchos otros, tengan que meter mano en el Erario público para labrarse una fortuna a costa de los contribuyentes; pero lo que no es de recibo, es que nos pretendan vender que, el señor Rodríguez Zapatero, sólo tiene un patrimonio de 209.206 euros. Es verdad que habrá muchos que dirán:¡Mira que modesto es nuestro Presidente, es una persona honrada! Pero la mayoría, todo aquel que sepa sumar y restar, pensará que es un camelo, que se trata de una componenda y que, una vez más, se nos quieren vender palabras para hacernos creer que tenemos un Ejecutivo modelo, sobrio y espartano y que sólo trabaja por amor al pueblo, sin ningún ánimo de lucro. Lo que sucede es que, el tiempo en el que nos decían que los bebés venían de París ya ha pasado a la historia y ahora, hasta un niño de cuatro años sabe más que Lepe y es capaz de distinguir entre quien dice la verdad y quien pretende pescar al candil con la ciudadanía. Claro que, algunos listillos pueden pensar que, como dijo Tirso de Molina, “No hay cosa más provechosa como un discreto mentir” Empecé con una cita y he concluido con otra. Vaya por Dios.

Noticias relacionadas

¿Profecías de Sánchez para el 2040? Antes habrá arruinado España

“No pierda la cabeza, nada ocurre como está previsto, es lo único que nos enseña el futuro al convertirse en pasado.” Daniel Pennac

Menosprecio hacia la vida de algunos

Todos nos merecemos vivir para poder obrar y dejar constancia de lo que uno hace

Lastres y estercolero en la Sesión de Control al Gobierno

​Para el PP, la Sesión de Pleno del Congreso de los Diputados número 156 empezaba lastrada

Rajoy, Sánchez y el mito de Ícaro

“En el pasado, aquellos que locamente buscaron el poder cabalgando a lomo de un tigre acabaron dentro de él” John Fitzgerald Kennedy. 35º presidente de los Estados Unidos

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris