Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La “encrucijada” de Afganistán

Lorena María Pérez (Valladolid)
Redacción
lunes, 19 de octubre de 2009, 10:18 h (CET)
En medio del asedio de los talibán y el abandono a su suerte de los soldados españoles en Afganistán, muere en un atentado el cabo Cristo Ancor Cabello. Entre tanto, nuestro Gobierno, con el fin de calmar y conciliar la mal llamada “misión humanitaria” de las tropas españolas, no cesa de lanzar evasivas y rutinarias “cortinas de humo” con el fin de disimular la falta de protección de nuestros soldados y de los medios con los que cuentan para subsistir en una zona de gran conflictividad e inseguridad.

Afganistán no deja de ser “un avispero”, una guerra en toda su dimensión. Sin duda, el Gobierno no ha hecho otra cosa más que eludir responsabilidades y actuar de forma errática y sin una estrategia definida al servicio del país. Lo único que mueve al Presidente del Gobierno es satisfacer las necesidades de Obama en la zona bélica para garantizarse su amistad y posible apoyo. Lo cierto es que tanta conflictividad y peligro existía para nuestras tropas en la guerra de Irak como actualmente en la de Afganistán y, sin embargo, el actual Gobierno retiró inusitada y aceleradamente nuestros soldados de Irak y, por el contrario, mantiene a los que se encuentran en el polvorín de Afganistán, en una guerra sin cuartel. ¿Acaso es que para Zapatero existen guerras buenas y guerras malas?. En misión humanitaria, o no, nuestras tropas están inmersas en una guerra, con todos lo peligros que ello conlleva, todo ello sumado a la falta de medios y recursos apropiados para poder afrontar una acción militar de tal calibre. En este escenario, se hace preciso reorientar nuestra contribución en el conflicto de Afganistán, antes de que más vidas de soldados españoles sean truncadas con el sufrimiento de sus familias.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris