Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El Rock y los jóvenes

María Ferraz (Barcelona)
Redacción
lunes, 19 de octubre de 2009, 10:17 h (CET)
Règimbal, especialista en psiquiatría criminal analiza en su libro “Le Rock´n´roll” sus efectos en los jóvenes y pone a los padres en alerta: traumatismos en oídos (exceso de decibelios), vista (láser en conciertos o discotecas), y en los oyentes asiduos, enfermedades cardio vasculares o problemas de equilibrio.

Bob Larson y un equipo médico de Cleveland han revelado cambios en el pulso y la respiración, secreción acrecentada de las glándulas endocrinas, mientras que el metabolismo base y el azúcar en sangre se modifica a lo largo de la audición. Se puede entonces pensar en 'jugar' con el organismo humano como se toca un instrumento musical. Mick Jagger declaró: "Trabajamos siempre para dirigir el pensamiento y la voluntad de las personas y la mayoría de los otros grupos hacen lo mismo". En el plano sexual, Larson afirma: 'Las vibraciones de baja frecuencia (guitarra baja), junto con el efecto repetitivo del beat, inciden sobre el líquido cerebro espinal y la glándula pituitaria y provocan un desequilibrio de las hormonas sexuales y suprarrenales y de la tasa de insulina en la sangre, y así el control de las inhibiciones morales se neutraliza. Entre los daños psicológicos según los doctores Mc Raferty, Gramby Bline, Barnard Saibel, Walter Woight, Frank Garlock y Tom Allen, se encuentran: frustración, violencia incontrolable, pérdida de la concentración y del control, sobreexcitación, euforia, sugestividad, histeria e incluso alucinación, trastornos de la memoria y de la coordinación, estado hipnótico o cataléptico que convierte a la persona en una especie de zombi, estado depresivo, neurosis o psicosis, sobre todo cuando se combinan música y droga, tendencias suicidas, automutilación, autoinmolación y autocastigo, impulsos irresistibles de destrucción, de vandalismo después de conciertos. El Rock produce daños morales en 5 aspectos: sexo, droga, rebelión, crea una falsa religión, e influencia diabólica. Los mensajes subliminales en un umbral por debajo de la consciencia atacan a la inteligencia, la voluntad, y la conciencia moral: sus capacidades de discernimiento y de resistencia disminuyen en gran medida. En este estado de confusión moral y mental que pretende desarraigar al joven de sus bases: familia, Dios y sociedad, para entregarlo a una ideología más o menos satánica, la vía queda completamente abierta a la liberación violenta de los impulsos contenidos: odio, la ira, la envidia, la venganza y la sexualidad.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris