Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Las secuelas del aborto

Clemente Ferrer (Madrid)
Redacción
lunes, 19 de octubre de 2009, 09:45 h (CET)
La segunda víctima atormentada del aborto es la mujer. Millones de jóvenes se han hundido en le fraude del aborto, y casi todas ellas, están penando lo que se denomina como "Síndrome Post-aborto". Así lo prueba la institución abortista más significativa del universo, la Federación Internacional de Planificación Familiar, al aseverar que: "la incidencia del trauma post-aborto para jóvenes de abortos quirúrgicos puede llegar a alcanzar hasta el 91% de los casos."

Las jóvenes que abortan comienzan a padecer los síntomas post-aborto, esto es; zozobra, desesperación, delirios, desvelo, embriaguez, drogadicción, desesperanza, psicosis... y suicidio.
 
El Gobierno de Finlandia desveló tener siete veces más suicidios entre jóvenes que habían abortado, de acuerdo con un informe de 1997 sobre una muestra de 9.129 mujeres... un estudio estremecedor y patético. A los atisbos del mundo, no les pasa nada a las jóvenes que abortan porque es legal, sin embargo se vuelven dementes; el 64% de ellas ingresan en sanatorios psiquiátricos después del aborto, según una investigación de la Universidad de Baltimore, USA y "el 59% sufren trastornos psiquiátricos graves y permanentes tras el aborto", según la Real Academia de Obstetricia de Inglaterra.
 
Otra de las graves secuelas del aborto, divulgada en los últimos años, es el carcinoma de mama. Junto con el gran acrecentamiento de los cánceres del aparato reproductivo de la mujer, el cáncer de mama ha tenido un aumento espectacular en los últimos 20 años, en todos los países donde se ha propagado el aborto.
 
A juzgar por una investigación de la catedrática pro-abortista, Janet Daling, divulgado por el “Journal of the National Cancer Institute”, aseveraba que en los casos en que había precedentes familiares, la madre que abortaba más tarde de los 30 años, el peligro crecía un 270%. Más aún, cuando las jóvenes abortaban a su primogénito antes de los 18 años, y tenían antecedentes familiares cancerígenos, el cáncer se presentaba rápidamente.

El doctor Nathanson, adelantado defensor del aborto en los Estados Unidos, incluido el de su propio hijo, testifica afligido: “La Humanidad hoy se arrepiente de la esclavitud de ayer, y pronto se avergonzará del crimen del aborto" .

Noticias relacionadas

Vacía hipercominicación

Los estultos charlatanes anegan lo verdaderamente importante en sus infumables peroratas

Íñigo Errejón y El Topo

Lo de La Sexta Noche a palo seco tiene su telenguendengue

Os equivocáis

Me había prometido a mí mismo no nombrar al partido político que parece ser que lo está petando

Obligaciones colectivas

Universalizar la educación tiene que ser la mayor de las prioridades

Investigadores

No, los investigadores a los que me refiero, no se dedican a buscar las miserias de los demás
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris