Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

De los postulados antiabortistas

Mario López
Mario López
lunes, 19 de octubre de 2009, 06:40 h (CET)
El PP, aparte de tramas corruptas, espías y otras vidas por oficio, está asistiendo de muy mala manera al debate nacional que se ha abierto a consecuencia de la nueva ley del aborto. En primer lugar, sus dirigentes han tergiversado el espíritu de la ley y, en segundo lugar, se muestran incapaces de aportar soluciones que contribuyan positivamente a minimizar el número de abortos.

Estoy absolutamente convencido de que a nadie le gusta la práctica del aborto. Así que por ahí no hay caso. El debate, si queremos ser honestos, debemos de centrarlo en los términos en los que en realidad se ha planteado: si creemos o no que la ley debe de amparar a la mujer que quiere abortar y a los profesionales que la ayudan a hacerlo. Por otra parte, a los dirigentes y simpatizantes del PP se les llena la boca con proclamas supuestamente defensoras de la vida, manifestando su buena disposición para subvenir a las necesidades de la mujer embarazada, en un supuesto afán de defender los derechos del feto. Pero no aportan medidas concretas (salvo la sonrojante cuestación practicada, hucha en mano, por el paseo de la Castellana en domingos de protesta). El PP se haría un gran favor si dejara de mentir, si abandonara la tibieza y , por ejemplo, se tomara la molestia de calcular cuántas personas hacen falta para llenar el conjunto de las calles de Madrid (cosa que, dicho sea de paso, ya se ha hecho). Hoy no es como ayer, afortunadamente. El ciudadano medio está suficientemente informado como para saber que en un metro cuadrado no caben más de cuatro personas adultas y que es una burrada meter en la cárcel a una chica de 16 años por haber abortado. Si queremos ir al fondo del problema, hagamos lo que siempre se ha reclamado desde la izquierda: más trabajo, más justicia, más cultura, menos desigualdades. Mientras tanto, amparemos legalmente a la mujer. Y no pretendamos insultar a la inteligencia con cifras que, todo lo más, han de provocar vergüenza ajena. Y, por cierto, que nos digan qué han hecho con el dinero que han sacado de las huchas.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris