Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Por qué se corrompe en la administración

Mario López
Mario López
sábado, 17 de octubre de 2009, 08:50 h (CET)
La división de la facturación es una práctica habitual en nuestras administraciones desde hace décadas. Yo me tuve que enfrentar a ello a finales de los años 80, cuando trabajaba para una importante empresa de software. Escuelas universitarias, ayuntamientos, consejerías, quieren evitar el concurso público para la contratación de proveedores bien por evitar retrasos indeseados en la provisión de dotaciones o servicios, bien por mantener la relación con un proveedor de confianza.

Y, en algunos casos, simplemente por conseguir unas comisiones ilícitas. Pero para conseguir estos objetivos no sólo se recurre a la división de la facturación, también se puede ir al concurso público presentado dos ofertas perdedoras. Estas prácticas ilícitas no se pueden atribuir exclusivamente a la falta de ética de funcionarios y proveedores. En la mayoría de los casos son debidas a la desastrosa organización de la administración que provoca situaciones kafkianas que hacen imposible cumplir con el reglamento. Lo primero que se tiene que hacer para evitar este tipo de prácticas perniciosas, que dan lugar en muchas ocasiones a prácticas corruptas, es cambiar radicalmente el estado actual de la burocracia.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris