Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   NBA / Atlantic Division   -   Sección:   Baloncesto

Repasamos las novedades de los equipos de la NBA (Atlantic)

Raúl Fernandez / Siglo XXI
Redacción
jueves, 15 de octubre de 2009, 20:20 h (CET)
Comenzamos el análisis de los equipos NBA con la Atlantic Division de la Conferencia Este, donde los Celtics deberían ser dominadores absolutos. A pocos días del inicio de la temporada regular, analizamos a los 30 equipos de la mejor liga del mundo para saber dónde se encuentra cada uno y qué previsiones tienen de cara a esta nueva campaña

PHILADELPHIA 76ERS
Nueva temporada post-Iverson para los 76ers con el reto de superar los buenos resultados del ejercicio anterior donde cosecharon 41 victorias en temporada regular para ser después eliminados, dando una buena imagen, 4-2 en play-off contra Orlando Magic.

El cambio más significativo está en el banquillo, donde Eddie Jordan ha cambiado Washington por Philadelphia para tratar de emular lo que logró con su anterior equipo, consiguiendo clasificar a los Wizards 4 temporadas consecutivas para play-off después de 16 años sin conseguirlo.

Las claves:
La clave más importante para Philadelphia es que Andre Iguodala siga en su estado de forma habitual. Después de la marcha de Iverson se ha echado el equipo a la espalda promediando 19 puntos, 5 asistencias y 5 rebotes por partido la temporada pasada, alargando números en play-off hasta los 21,5 puntos por partido, 6 asistencias y 6 rebotes por encuentro.

Después del traspaso a Portland de Andre Miller, Louis Williams tiene que tomar las decisiones importantes en el ataque de los 76ers, dirigir a un equipo que mezcla juventud con veteranía y saber cuando tomar las riendas del equipo y ser él el factor determinante. Sus 12,8 puntos por partido saliendo desde el banquillo le avalan, aunque deberá estar por encima del doble de sus 3 asistencias por encuentro que registró la campaña anterior para que el equipo no se resienta de la baja de Miller.

Elton Brand, más conocido como “Mr. 20-10” por registrar una media de 20 puntos y 10 rebotes por partido en toda su carrera, encara su segunda temporada en Philadelphia con el objetivo de ser el referente bajo los aros del equipo.

Sus más de 15 puntos por partido la temporada pasada hacen de Thaddeus Young un jugador muy a tener en cuenta en la presente campaña, al igual que Jason Kapono, que saliendo desde el banquillo tiene que ser una amenaza exterior constante para que los jugadores interiores estén más liberados.

Mirando al futuro:
Si todo va según lo previsto, Boston, Cleveland y Orlando serán los tres primeros clasificados de la Conferencia Este. Philadelphia debería conseguir en torno a las 45 victorias para clasificarse en 4ª o 5ª posición de su conferencia y evitar así a los tres grandes. Si consiguen pasar la primera ronda de play-off el resto sólo serán buenas noticias para el nuevo equipo de Eddie Jordan.

BOSTON CELTICS
Después de ganar el anillo en la temporada 07/08, afrontaban la temporada pasada sin urgencias y con los deberes hechos. Quizás la relajación dentro del vestuario unido a algunas lesiones importantes (Garnett sólo pudo jugar 57 partidos de temporada regular y se perdió todos los play-off) hicieron que el equipo de Massachusetts no rindiera al nivel que se le suponía.

El fichaje de Rasheed Wallace pretende evitar cualquier tipo de relajación. Uno de los jugadores más polémicos de la liga ya se ha dejado ver esta pre-temporada con unas declaraciones donde aseguraba que los Celtics pueden ganar 72 partidos esta temporada.

Las claves:
Siete jugadores forman la columna vertebral de los Celtics: Rajon Rondo, Ray Allen, Paul Pierce, Kevin Garnett, Kendric Perkins y, saliendo desde el banquillo, Rasheed Wallace y Eddie House. De estos siete jugadores, cinco están por encima de los 30 años de edad; sólo Rondo (23) y Perkins (25) están por debajo de la treintena. Doc Rivers tendrá que darle minutos a jugadores de banquillo para que los jugadores determinantes del equipo, los que ganan campeonatos, puedan llegar en buena forma a los play-off.

Paul Pierce tendrá que volver a superarse una vez más. El siete veces All-Star deberá estar, por lo menos, al mismo nivel que el año pasado donde promedió 20,5 puntos por partido con un destacable 45,7% en tiros de campo.

Rajon Rondo tiene que dejar de pensar que es un secundario de lujo en un equipo de estrellas y mentalizarse que, en los momentos difíciles, él tiene que ser el que dirija al equipo y el que ponga orden entre tantos nombres ilustres del baloncesto.

Kevin Garnett después de perderse casi la mitad de la temporada pasada parece que vuelve con más fuerza que nunca. Los Celtics no son lo mismo sin él y lo sabe. Sus más de 15 puntos y 8 rebotes por partido son fundamentales si Boston quiere optar al anillo.

Rasheed Wallace, que viene de promediar 12 puntos y 7 rebotes por partido la temporada pasada en Detroit se enfrenta al reto de no ser la estrella del equipo y de salir, seguramente, desde el banco en la mayoría de los encuentros. Un nuevo rol que deberá adoptar a la perfección para el bien del equipo.

Mirando al futuro:
A los Celtics sólo les vale ganar. Viendo como han ido las últimas temporadas y como funciona Boston fuera de casa en play-off, lo único que le vale a los Celtics es ser el mejor equipo de la temporada regular. Aunque Rasheed Wallace diga que este año van a ganar 72 partidos, se podrían dar por satisfechos si consiguen 65 y terminan primeros del este.

TORONTO RAPTORS
Este año Toronto juega con ventaja: cualquier cosa que haga será mejorar lo sucedido en la campaña anterior. Después de terminar la temporada 07/08 con 41 victorias y caer en primera ronda de play-off con los Magic, se presentaban al curso 08/09 con la meta de superar esas 41 victorias e intentar pasar una ronda en la post-temporada. Pero el equipo no funcionó; empezaron el primer mes de competición muy por debajo de su nivel y fue imposible realzar el vuelo. 33 victorias en temporada regular cuando tenían que conseguir más de 40 sólo puede considerarse de fracaso.

Hedo Turkoglu, que tenía un contrato verbal con Portland, se decidió a última hora y contra todo pronóstico por el proyecto deportivo de los Raptors y viene para proporcionar al equipo la experiencia en partidos importantes que le falta al resto de la plantilla.

Las claves:
Chris Bosh tiene que ser el referente claro del equipo. En la mente del jugador sólo puede haber una cosa: Bosh termina contrato esta temporada con los Raptors y no quiere seguir en el equipo canadiense. Con jugadores de la talla de Lebron James como futuribles agentes libres en el verano de 2010 (este será un tema que ya iremos tratando a lo largo de la temporada), Bosh tiene que demostrar que está al nivel de las grandes estrellas de la liga para ganarse un contrato a la altura de sus espectativas. Los 22 puntos y 10 rebotes de la campaña anterior son buenos números, pero también deberá encargarse de hacer jugar al equipo y de decidir en los momentos clave.

Con Jose Calderón ocurre lo mismo que comentábamos antes con Rajon Rondo en los Celtics. Calderón tiene que dejar de ser un secundario para ser una de las estrellas del conjunto. En un equipo donde sólo despunta una figura, la segunda arma ofensiva no puede hacer “sólo” 12 puntos por partido. Es evidente que Calderón es un jugador que ve el baloncesto como nadie y está considerado como uno de los mejores bases de la liga, pero tiene que tomar más decisiones en ataque: tiene que aprovechar las defensas contra Bosh en beneficio propio. Tiene que ser más egoista.

Andrea Bargnani, el “Nowitzki” italiano como algunos querían apodarle cuando fue nº 1 del draft, tiene que seguir evolucionando un poco más y asumiendo más responsabilidades. Sus 15 puntos por partido la temporada pasada son unos números más que aceptables pero, su forma de desaparecer de los partidos en ciertos momentos hacen que no pueda considerarse todavía a Bargnani como a uno de los grandes de la liga. Esta será su última temporada de aprendizaje ya que en la siguiente Bosh le dejará al mando del juego de los canadienses.

Hedo Turkoglu tiene que aportar serenidad, confianza y experiencia al juego de los Raptors. Con la baja de Jason Kapono (ahora en Philadelphia), Turkoglu tiene que ser el referente exterior en los canadienses y aprovechar las defensas agresivas que sufrirá Chris Bosh. Hedo tiene experiencia en ello, los espacios que conseguía en Orlando cuando era Howard al que le realizaban defensas dobles los supo aprovechar de forma magistral.

Mirando al futuro:
Toronto sigue pecando donde siempre: no tiene banquillo. El quinteto titular tiene potencial de play-off pero si no hay nadie capaz de revolucionar un partido saliendo desde el banco va a ser muy difícil ganar partidos cuando Bosh, Calderón o Turkoglu no tenga el día. Al finalizar la temporada regular podrían conseguir 40 victorias y entrar en play-off si las cosas van más o menos bien.

NEW YORK KNICKS
Los Knicks viven unos años de transición, un tiempo de espera donde van pasando las temporadas rezando para que llegue pronto el famoso verano de 2010. Después de conseguir la paupérrima cifra de 23 partidos ganados en la temporada 07/08, el ejercicio anterior lo cerraron con un saldo de 32 partidos a su favor, una diferencia bastante considerable pero que sigue lejos de las victorias necesarias para luchar por entrar en los play-off.

Mike d'Antoni tiene el reto de convertir a un equipo perdedor en un equipo que, por lo menos, de una imagen aceptable dentro de la cancha. No lo tendrá fácil ya que cuenta con casi los mismos efectivos que la campaña anterior añadiéndole los rookies Toney Douglas y Jordan Hill.

Las claves:
Entre Al Harrington y David Lee tienen que conducir a los Knicks por el buen camino. Harrington promedió la temporada pasada 20 puntos y 6 rebotes por los 16 puntos y 11 rebotes que acreditó David Lee la campaña anterior. Tienen que seguir siendo el eje del equipo si quieren hacer crecer a los de New York.

Chris Duhon es otro de los jugadores que tiene que llevar la voz cantante en el equipo neoyorkino. El base, que promedió 11 puntos y 7 asistencias la temporada anterior, deberá apretar un poco más en defensa e intentar perder algo menos de 2.8 balones por partido que hizo el ejercicio pasado.

Con la marcha de Quentin Richardson a los Heat, Danilo Gallinari tendrá que demostrar el talento que tiene. Tendrá más minutos que el año pasado (sólo 14,7 por partido) y deberá ser capaz de dar un salto de calidad al equipo.

Jugadores como Cuttino Mobley o Nate Robinson aportarán la experiencia que le falta al resto de la plantilla donde hasta un total de 7 jugadores llevan menos de 3 temporadas en la mejor liga del mundo.

Mirando al futuro:
Si yo fuera aficionado a los Knicks no me gustaría saber qué me depara el futuro. Esta debería ser otra temporada de transición a la espera de poder hacer algún fichaje estrella en el verano de 2010 y construir un nuevo equipo a su alrededor. La ventaja es que todo indica que el proyecto deportivo ya está creado, ya que será Mike d'Antoni el encargado de ello.

NEW JERSEY NETS
34 victorias en cada una de las dos últimas temporadas hacen preveer que es la hora para los Nets de, o bien dar un paso hacia delante y luchar por los puestos de play-off o bien reestructurar el proyecto deportivo y empezar de cero.

El nombre que más se ha escuchado este verano por New Jersey (y por New York) ha sido el de Mikhail Prokhorov, el nuevo propietario del equipo, uno de esos rusos millonarios que se dedican, en tiempos de crisis, a gastarse auténticas millonadas en un “capricho personal”.

Las claves:
No sabemos hasta que punto notarán los Nets la baja de Vince Carter (ahora en Orlando). Es evidente que un jugador como Carter puede hacer cambiar el signo de un partido con sólo dos jugadas aisladas, pero su ausencia provocará que jugadores como Douglas-Roberts tengan más minutos para demostrar todo su potencial.

Brook Lopez tiene que seguir siendo la estrella del equipo. El joven pívot deberá asumir que en estos Nets él es el mejor y tiene que sacar las castañas del fuego a sus compañeros. Sus números de la temporada pasada (13 puntos y 8 rebotes por encuentro) deberán quedarse muy cortos este año y dar un salto cualitativo que le sitúe en torno a los 16 puntos y 10 rebotes por partido.

Devin Harris (con la ayuda del recién incorporado Rafer Alston) deberá seguir dirigiendo al equipo como la temporada pasada. 21 puntos y 7 asistencias en un equipo donde mandaba Vince Carter son unos números más que aceptables y, si fuera capaz de seguir en la misma línea defensiva ayudará con creces a la evolución general del equipo.

Mirando al futuro:
No deberían los Nets notar la baja de Vince Carter ya que han sabido reforzarse bien en verano con las incorporaciones del mencionado Rafer Alston, Tony Battie, Courtney Lee y Terrence Williams. Si no hubiera ningún lesionado de importancia los Nets deberían estar en torno a las 35 victorias al finalizar la temporada regular.

Noticias relacionadas

El Real Madrid conquista su quinta Supercopa

Los de Laso empiezan como acabaron tras ganar a Baskonia con un gran Llull

El Real Madrid se cita con Baskonia tras aplastar al anfitrión

La final se juega hoy a las 19.15 horas

Baskonia, a la final tras ganar a un combativo Barça

Los blaugranas llegaron a perder por 20 y pudieron forzar la prórroga en una buena segunda parte

España salva el susto ante Letonia

Acaricia el billete para el Mundial

España vence a Australia (65-62) y llegará invicta a 'su' Mundial

Fin de semana de doble victoria
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris